.

jueves, 11 de octubre de 2018

Cañazos / Un reto las refinerías

Arturo Bárcena Bazán

La rehabilitación de las seis refinerías con que cuenta actualmente  México, más la construcción de dos nuevas, la construcción del Tren Maya en la península de Yucatán, la terminación del tren interurbano México-Toluca, la construcción o cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional d e la Ciudad de México o la construcción de dos pistas en  la base militar de Santa Lucía en el Estado de México - con la construcción de obras viales que ello implica -, la actualización de la infraestructura de los aeropuertos alternos de la ciudad de México ubicados en Toluca, Edomex, Puebla, Xochitepec, Morelos, el apoyo económico para miles de jóvenes, la cancelación de la Reforma Educativa y, sobre todo, acabar con la corrupción son algunos de los grandes problemas que habrá de resolver el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, tan pronto le pongan la Banda Presidencial el próximo primero de diciembre. Algunos, como el NAICM, deberá resolverlos cuanto antes. Y estos son sólo algunos, porque los compromisos contraídos son numerosos como el de la creación de la Secretaría de Seguridad Pública, el referente a las Fuerzas Amadas, sobre todo con la Defensa Nacional   el acuerdo comercial entre Estados unidos, Canadá y México (USMCA),, el de los delegados estatales son otros que también requieren atención inmediata.

Veamos hoy algo referente a las seis refinerías que no están produciendo ni siquiera al 50% de su capacidad y así lo han reconocido el Presidente Electo y su designada como próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle. La rehabilitación de las seis refinerías que hay actualmente en el país -- Salina Cruz, Minatitlán, Salamanca, Cadereyta, Ciudad Madero y Tula—se llevarían un mínimo de siete meses, es decir podrían estar funcionando a partir de junio o julio de 2019. Y para ello habrá que invertirles fuertes sumas de dinero, tan solo para Tula y Salamanca, AMLO ha hablado de una inversión superior a los 12 mil millones de pesos. La de Salina Cruz es la más averiada, por los paros que ha tenido, por los daños causados por el temblor del año pasado y Ciudad Madero y Cadereyta están es su producción más baja en los últimos  años aunque parece que tienden a superarse.

La construcción de las refinerías anunciadas para el sureste del país aún no se concreta su autorización. AMLO ha manifestado que buscará trabajar con el Instituto Mexicano del Petróleo para de manera “rapidísima”  sobre si es conveniente construir una gran refinería o dos más pequeñas. Lo mismo ha repetido en varias ocasiones la designada como próxima secretaria de Energía.

Además habrán de hacer frente al desacuerdo de algunos sectores pesqueros que ven un peligro en la construcción de la refinerías, pues ´podrían ´provocar el que a los pescadores se les reduzca su área de pesca con las consiguientes pérdidas económicas, Actualmente el puerto de Dos Bocas es sólo una sombra de lo que fue en la década de 1980 cuando desde ahí Ocean Garden exportaba camarón al puerto de Freeport en  el  estado de Texas, EU.

Lo que sí es seguro es que México seguirá exportando más del 70% del consumo de su gasolina ,al menos en los próximos siete meses, tiempo que tardarán en estar funcionando al ciento por ciento las seis refinerías actuales, según tienen esperanzas AMLO y Rocío Nahle y el precio de la gasolina tenga usted por seguro seguirá aumentando, aun después del primero de diciembre próximo, aumento que también tendrán las tomas clandestinas por parte de los huachicoleros.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas