.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Cañazos / Ayotzinapa, ayer y hoy; resultado: Impunidad

Arturo Bárcena Bazán

 Tercera y última

No sólo en México se han alzado voces pidiendo el esclarecimiento de la desaparición de los 43 jóvenes normalistas ocurrida en Iguala, Guerrero, la noche del 26-27 de septiembre de 2014, sino también en el extranjero han pedido se aclare esa desaparición.

El Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador como señalamos en el artículo anterior, sobre este tema ha manifestado que se creará la Comisión de la Verdad para esclarecer el caso. Sólo que preguntamos. Se crea esta Comisión para saber qué paso con esos estudiantes, en momentos en que se da a conocer que en Guadalajara, Jalisco, existían dos trailers con 305 cadáveres, de personas desaparecidas, que no habían sido identificados por sus familiares. En Arbolillo, municipio de Alvarado Veracruz, de descubren fosas clandestinas con 174 cráneos, al tiempo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos señala que en los últimos 11 años se han localizado 1,306 fosas clandestinas, tan solo entre 2017 y agosto de este año fueron halladas cuando menos 163 fosas con 530 cuerpos. El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas da a conocer que al 30 de abril de este año eran 37mil 435 personas las registradas como desaparecidas o no localizadas.

A estos datos habrá que sumarle los miles de personas víctimas de asesinatos dolosos. Entonces la pregunta,¿ qué se hará para poner en claro qué ha sucedido con los miles de desaparecidos y quiénes son los culpables de esos miles de asesinatos dolosos, de los que solo sabemos que  se han abierto carpetas de investigación?, declaración oficial de rutina, de machote. Pero hasta ahí, la impunidad sigue en ascenso. Qué tiene pensado AMLO para esclarecer todos estos casos, porque no sólo hay que ver el dolor de 43 padres de familia que ignoran qué fue de sus hijos, sino también el dolor de padres, madres, hermanos, tíos, parientes y amigos de los miles de desaparecidos y asesinados.

Volviendo al caso Ayotzinapa, cada años se reconoce que las investigaciones no han avanzado y por consiguiente las protestas y manifestaciones de los padres, parientes y grupos sociales se mantienen vivas, al tiempo que los presuntos delincuentes van obteniendo su libertad poco a poco, por fallas de la PGR o por torturas a que fueron sometidos para obtener sus declaraciones primarias, según determinación de los jueces que seguían su proceso.  Hoy Morena pide a Enrique Peña Nieto que desconozca la “verdad histórica” enunciada  por el entonces procurador general Jesús Murillo Karam, quien vive plácidamente en la actualidad .

En su momento Amnistía Internacional señalaba que “las familias de los desaparecidos merecen más que palabras y demostraciones superficiales de buena voluntad e indicó que era insuficiente la creación de una fiscalía especial como la que ordenó Peña Nieto .¿será suficiente la creación de una Comisión de la Verdad como la anunciada por AMLO para saber qué paso con los normalistas?

Ya el 26 de septiembre de 2015 doce senadores estadunidenses, demócratas y republicanos, encabezados por Robert Menéndez y Mark Kirk  pidieron al entones secretario de Estado John Kerry que pidiera al gobierno de México  la importancia de avanzar en sus investigación de los normalistas desaparecidos. El gobierno mexicano, sostenían los estadunidenses, “debe poner en práctica las recomendaciones formuladas en el Informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”. Nada se hizo al respecto, si acaso declaraciones medíáticas de ambas partes.

El reportero de The Washington Post, Michael E. Miller, escribió desde el 25 de septiembre de 2015 que “ el presunto encubrimiento por parte del gobierno mexicano, probablemente surge de un cargamento secreto de droga oculto en el interior de un autobús con destino a los Estados Unidos” que fue secuestrado equivocadamente por los normalistas”. Si fue así, a quién pertenecía esa droga, ¿ a alguna autoridad municipal, federal, a grupos policiacos municipales, estatales o federales, a grupos del narcotráfico?

Ha habido marchas en varias ciudades del extranjero pidiendo el esclarecimiento de los hechos de Ayotzinapa. Mencionemos algunas de ellas: La Paz, Bolivia, encabezada por Evaliz Morales, hija del Presidente Evo Morales; en Rhode Island, EU, en la Universidad de Rhode Island; en Costa Rica, en la Universidad para la Paz; en Madrid, España, en París, Francia; en la  Universidad de Cambridge, en Inglaterra; en Londres, frente a la embajada de México; en Amsterdam, Holanda, en Austria, miembros del Colectivo Acción Solidaria con México (a este país, a Innsbruck fueron enviados los restos hallados en Iguala, en busca de su identificación. Solo dos estudiantes fueron identificados), en Melbourne, Australia, también hubo manifestaciones, en el Instituto Real de Tecnología, y así sucesivamente en varias ciudades del extranjero.

Todas estas protestas, recomendaciones han resultado estériles, a cuatro años de los hechos no sabemos qué pasó realmente.

“El caso de Ayotzinapa  ha eclipsado los demás casos de desapariciones que vive México en tantos lugares y la falta de respuesta adecuada por parte del Estado” señaló enfáticamente Jan Jarab, representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos .Lamentablemente a cuatro años de distancia, debemos reconocer que tiene razón. Hoy AMLO tiene la palabra.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas