.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Alcades y Gobernadores / Cuauhtémoc, igual que Yunes y Corral

Gustavo Rentería*

Mientras los presidentes Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador (contra todos los pronósticos) nos ofrecen -hasta ahora- una transición tersa y pacífica, en Morelos las cosas son completamente distintas.

A unas cuantas horas de que asumiera el poder, Cuauhtémoc Blanco tuiteó: “Lamento profundamente el mensaje transmitido por el señor Graco Ramírez, que se caracteriza por estar lleno de mentiras y que, con un tono cínico habla de transparencia en el estado que guarda su administración manejando cifras positivas en las diferentes áreas a su cargo. (sic)”.

Después siguió el futbolista en la red social: “Se le pidió a él y a su equipo de trabajo que realizaran la entrega públicamente si no existía nada que ocultar, pero escudándose en leyes que creó a modo salió huyendo de sus obligaciones. El señor no deja de hablar de logros federales como si fueran propios, ta es el caso del programa Beca Salario y la construcción del Auditorio Teopanzolco, pero no menciona todas las deudas que dejará sin pagar ni el estado de abandono y miseria en el que deja todo Morelos.”

Y fue más allá el americanista, sin cuidar los signos de puntuación, redacción  y sintaxis,  a través del “pajarito azul”: “Es evidente la molestia que dejó su actuación como mandatario reflejado en las elecciones del 1 de julio donde los ciudadanos dejaron al PRD en las ultimas posiciones. No es para menos con todas las denuncias de desvíos y abusos cometidos por él y sus colaboradores. Su sexenio, escribió también, se recordará por obras de mala calidad a precios muy elevados, por dejar a la UAEM con una de sus peores crisis, por la retención de recursos federales, por la inseguridad y por la crisis que atraviesa el estado en materia de desarrollo económico.”

Y remató el goleador águila: “Iniciaremos auditorias buscando conocer la realidad de las finanzas del estado y con base en hechos traeremos justicia a los morelenses, porque ese es mi compromiso con ellos y lo voy a cumplir.”

Así, con la promesa de meter a la cárcel a Graco Ramírez, llegó el famoso por las patadas al congreso en Cuernavaca, y lo reafirmó en su discurso: “Nos dejan una administración saqueada y un estado abandonado.”

Mientras en todo el país pronostica que un deportista exitoso, pero sin experiencia política alguna, manejado por intereses extraños, y con una problemática de dimensiones insospechadas, no podrá con el paquete; allá en Morelos se juegan en volados si irá a la cárcel Graco Ramírez o no.

Muchos también le piden a López Obrador que lleve tras las rejas a los asesinos, delincuentes de cuello blanco, ex gobernadores, ex presidentes de la República, ex alcaldes, defraudadores que los últimos sexenios ordeñaron las finanzas nacionales y ex legisladores, pero su explicación es sencilla; no ocupará seis años en crear carpetas de investigación y comprobarle esos supuestos hechos al poder judicial, sino dedicará el tiempo para administrar con austeridad, y pondrá un dique a la corrupción, desde Palacio Nacional.

En Morelos, para Blanco, lo primero es la venganza, o la justicia (como lo quiera ver). Seguirá la carretera que tomó Miguel Ángel Yunes Linares en Veracruz y Javier Corral en Chihuahua.

Mientras se pelea Blanco con Graco corren el riesgo los morelenses de ser testigos pasivos de la descomposición de la entidad, y que el grupo que maneja al futbolista, hagan negocios millonarios. Así, les habría salido más caro el caldo que las albóndigas.

Pero el delantero, extremo y volante puede sorprender. El tepiteño no sabes de formas y protocolos, tampoco se caracteriza por sus dotes de orador y redactor.

El que nació en la muy popular colonia Tlatilco llegó a ser un líder deportivo, porque jugó en la Selección Nacional. Millones lo ven como un héroe y un ejemplo de superación. Por el bien de Morelos, ¡ojalá nos sorprenda a todos y nos tape la boca!

* Periodista, editor y radiodifusor.

@GustavoRentería
www.GustavoRenteria.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas