.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Persiste en 54% de la población el miedo por sismo del 19-S

CIUDAD DE MÉXICO. A un año de los sismos del 19 de septiembre, persiste el miedo intenso como la principal emoción de los habitantes de la ciudad de México. Así lo revela una evaluación de la condición emocional de los capitalinos, realizada por el Consejo Ciudadano a 2 mil 540 ciudadanos de 15 delegaciones.

Esta emoción sólo ha presentado una reducción del 11% a casi un año del terremoto, ya que en 2017 el miedo estaba presente en el 65% de las personas, de acuerdo al trabajo realizado por el Consejo en ese entonces. En este nuevo ejercicio, realizado en este mes, el 54% de los capitalinos reportan esta emoción como la más presente.

Al responder una serie de reactivos con la finalidad de conocer su condición emocional a un año del terremoto, los ciudadanos señalaron que el miedo se mantiene como la principal emoción, principalmente por la suposición de que se puede presentar un nuevo acontecimiento telúrico.

En segundo lugar, el 22% de la población manifestó estar tranquila; sin embargo, esta cifra prácticamente es la misma que en 2017, donde el 21% de las personas atendidas dijo tener esta misma sensación.

Al cuestionar el nivel de la emoción presentada, el 40% expresó tener un nivel intenso; un 32% intermedio; el 22% bajo y el 6% nulo.

Esto demuestra que el ciudadano sigue en proceso de duelo por la tragedia de hace un año y que no se han tomado el tiempo necesario para expresar lo que les hizo sentir el evento, sus emociones se acomodaron sin ser procesadas y por ello el miedo regresa casi con la misma intensidad cuando alguien experimenta un estímulo similar, como la alarma, un sismo, el simulacro, etcétera.

El Consejo Ciudadano preguntó además cómo podríamos actuar como sociedad para protegernos de los sismos.

El 36% consideró que mejorando las medidas de seguridad de sus espacios de interacción (casas y trabajo); un 31% con capacitación sobre protocolos de protección civil; y con un 10% la capacitación en intervención psicológica, y solo un 4% señaló mejorar las alarmas sísmicas.

Sobre el trabajo que podemos hacer como comunidad, en nuestras calles, colonias o trabajo, para apoyarnos en caso de sismo, el 52% consideró que mantenernos informados, organizados y escucharnos; el 20% tener una actitud colaborativa; el 18% no sabe; un 5% exigir a las autoridades ayuda y otro 5% siempre tener víveres para compartir.

De igual forma se preguntó qué le da seguridad/tranquilidad/calma al ciudadano en situaciones de riesgo, siendo la principal tener comunicación con la familia, con un 26%, y un 20% dijo encontrarse en un lugar seguro.

Esta respuesta puede responder al hecho de que en un sismo lo más complicado es la comunicación, porque se caen las líneas telefónicas o se saturan los servicios de redes sociales, así, si no se logra el contacto con la familia la emoción no baja y provoca más miedo.

Se realizaron diversas preguntas sobre el próximo simulacro del 19 de septiembre, donde un 32% dijo que no ha pensado en el mismo, pero 12% cree que será igual que siempre y otro 12% cree que habrá una mejor respuesta de la gente.

Sobre cómo les gustaría que fuera el simulacro, el 31% quieren uno más organizado y ordenado, el 20% que sea tranquilo, sólo el 10% solicita que se use otro tono de alarma y el 4% sugiere que no haya simulacro ese día.

Finalmente, al cuestionar a la ciudadanía sobre cómo se imagina el próximo 19 de septiembre, el 34% dijo que será un día normal, el 22% no saben, un 19% refirió que estarán alertas, un 13% que será un día triste y el 12% cree volverá a temblar.

El Consejo encuestó a una población heterogénea, desde los 6 años de edad y hasta más de 60, el 58% fueron mujeres y el resto hombres de 15 de las 16 delegaciones —a excepción de Magdalena Contreras—, para tener un pulso más general sobre el sentir de la ciudadanía ante este primer aniversario.

Ante la evidencia clara de que la población aún padece altos niveles de miedo y con la finalidad de apoyarla para reducir el estrés que provoca, sobre todo al acercarse la fecha, el Consejo Ciudadano invita a la ciudadanía a llamar a la Línea Ciudadana, el 5533 5533, donde psicólogos especializados les ayudarán a manejar sus emociones.

Incluso si la gente no puede dormir por la ansiedad, en estos casos también puede marcar al 5533 5533, ya que la línea opera las 24 horas y se tiene la capacidad para atender a las personas en las madrugadas.

Fuente: Excélsior.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas