.

lunes, 20 de agosto de 2018

Concatenaciones / Los últimos 100 días

Fernando Irala

En la cuenta regresiva del régimen de Enrique Peña Nieto se inicia, por estas fechas, el periodo de sus últimos cien días de gobierno.

Muy lejos parece ahora su campaña triunfante, el espectacular regreso al poder del PRI luego de dos derrotas en elecciones presidenciales consecutivas y los primeros momentos en el poder.

Se produjo entonces la conjunción de la mayor parte del espectro político de aquellos tiempos para la firma del Pacto por México, que le dio marco legal y el primer impulso a un grupo de reformas estructurales que hoy están en entredicho.

Pero si los primeros cien días fueron fulgurantes, la centena final luce muy distinta.

Por supuesto se advierte ya el sprint de inauguraciones de obras, carreteras y el recuento de lo prometido y lo cumplido que seguramente dará lugar a la última campaña de publicidad, alrededor del VI Informe.

Sin embargo, ni las cuentas alegres alcanzan a matizar el ambiente de derrota que priva en el ánimo presidencial desde el 1 de julio.

Los signos eran muy claros, desde la creciente desaprobación ciudadana al gobierno, reflejada en innumerables encuestas a lo largo de los años recientes, hasta la imposibilidad de ofrecer al electorado una candidatura oficial a la Presidencia con visos de triunfo, todo ello mientras la figura de Andrés Manuel López Obrador crecía más que nunca hasta tornarse incontenible.

No obstante, la contundencia de las urnas fue tan severa que tomó a todos por sorpresa y transformó de golpe el panorama político nacional.

Comenzó entonces una silenciosa retirada de los que aún están, lenta porque quienes llegan tardan muchos meses en hacerse de los bártulos, en un calendario obsoleto que por fortuna ya ha sido acortado para las futuras sucesiones.

Pero por lo pronto, ese calendario correrá completo. Y aún faltan más de cien días.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas