.

viernes, 31 de agosto de 2018

Cañazos / ¿Último informe por escrito?

Arturo Bárcena Bazán

Este sábado primero de septiembre el Presidente Enrique Peña Nieto rendirá su último  Informe de Gobierno, en  momentos en que por decisión propia ha permitido el lucimiento del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, quien a partir del próximo primero de diciembre despachará en Palacio Nacional, seguirá viviendo en su domicilio particular y convertirá la actual Residencia Oficial de Los Pinos –construida por el general Lázaro Cárdenas del Río y desde entonces Residencia de los Primeros Mandatarios que le sucedieron -  en un Centro Cultural abierto al pueblo mexicano.

Fue Agustín de Iturbide, en 1825 el primero en dirigirse a la Junta Gubernativa vigente (primer antecedente del actual Congreso de la Unión) y según el historiador Lucas Alamán en ese momento surgieron los dos primeros partidos políticos que hubo en México: el Liberal y el Conservador. En las últimas elecciones hubo nueve partidos políticos y varios partidos locales, pero para las elecciones para gobernadores del próximo año es posible que sólo sean siete, si se consuma la pérdida de registro de Panal y Encuentro Social.

Un dato curioso en la historia de México es que el Presidente sustituto de Antonio López de Santa Anna, don Valentín Canalizo, ha sido el último ¿tal vez el único? Presidente que  presentó cuatro Informes de Gobierno en un plazo de seis meses.

Benito Juárez pronuncio 19 Informes de Gobierno entre marzo de 1868 y mayo de 1972,sefún daros obtenidos del libro Evolución de la Historia de México, con el que estudié tercero de secundaria.
Esta tradici´n de rendir Informes de Gobierno ante el Congreso de la Uión se interrumpió en 2006, cuando la oposición impidió al Presidente panista Vicente Fox Quesada utilizar la máxima tribuna, viéndose obligado a entregarlo por escrito. Ironías de la vida, pues Fox en un Informe Presidencial de Carlos Salinas de Gortari, siendo él diputado federal protestó poniéndose orejas de burro.

Ya vigente la Constitución promulgada el 5 de febrero de 1917 en la ciudad de  Querétaro, se determinó que el primero de septiembre fuera la fecha en que el Presidente de la República rendiría cada año su Informe de Gobierno.

El entonces Presidente Venustiano Carranza fue el primero en hacerlo y fue el Presidente Lázaro Cárdenas del Río el primero en rendir seis Informes en el  primer periodo sexenal de un Presidente de México, de 1934 a 1940.

Uno de los Informes Presidenciales más esperados fue sin duda el IV de Gustavo Díaz Ordaz, con motivo de los hechos ocurridos el 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Díaz Ordaz dijo: “extiendo mi mano amiga a los estudiantes”, mano que fue rechazada por los estudiantes.

Recordemos que José López Portillo dejó huella en materia de Informes Presidenciales. En ellos anuncio la nacionalización de la Banca y lloró afirmando que “defendería el peso como un perro”. Recuerdo que por informar la nacionalización de la Banca, Presidencia de la República ordenó y así fue, “embargar” su Informe y darlo a la circulación a los medios de comunicación el mismo primero de septiembre de 1976 pero a partir de las 8.30 de la mañana. Los banqueros sobre todo, buscaban el informe, acostumbrados a que siempre lo tenían desde la noche anterior, lo que les permitía reunirse  a primera hora para analizarlo. En ese tiempo laboraba en Excélsior y fui testigo de esa decisión presidencial. La guardia de la Redacción y de Talleres esperó toda la noche la llegada el Informe, que se esperaba llegara de un momento a otro. No sucedió en toda la noche.

Fue a partir de la  Reforma Constitucional de 2008 en que se eliminó la obligación del Presidente de  acudir personalmente al Congreso de la Unión a rendir su Informe Anual y en su  lugar entregarlo por escrito, casi siempre a través del secretario de Gobernación.

Si AMLO quiere regresar al viejo esquema de rendir su Informe  personalmente ante el Congreso de la Unión, se tendrá que reformar la Constitución, lo cual no sería difícil si tomamos en cuenta que la mayoría en las Cámaras de Diputados y de Senadores estará en manos de Morena, el partido oficial, a partir del primero de diciembre.

Así que la pregunta obligada es  ¿si este VI Informe de Enrique Peña Nieto será el último de este siglo en que se entregue por escrito? El de este sábado es un Informe que traerá consigo que el Presidente Peña Nieto regrese al primer plano en los medios de comunicación, después  de que desde el primero de julio pasado ha dejado que la información más relevante fluya a través del Presidente  Electo Andrés Manuel López Obrador y de los probables miembros de su gabinete.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas