.

miércoles, 1 de agosto de 2018

Alcaldes y Gobernadores / El estilo Moreira

Gustavo Rentería*

Cuando se habla de Coahuila, es inevitable pensar en el dispendio, deuda, corrupción y los hermanos Moreira.

Humberto es profesor normalista y claro, muy cercano a a la maestra Elba Esther Gordillo. Desde que se convirtió en alcalde de Saltillo primero y después en gobernador en 2005, era cómplice de la dueña del SNTE.

No pasó la sencilla, pero muy dura  prueba de la honestidad y por eso solamente pudo ocupar la presidencia nacional del PRI diez meses; pero claro, la PGR tricolor investigó a fondo y no encontró absolutamente nada.

Y la absolución del ministerio público federal fue un cascada de agua helada para los mexicanos, porque Humberto Moreira estaba acusado de adquirir una deuda de 33 mil millones de pesos para el estado que gobernó, que eran en ese momento casi 2 mil millones de dólares.

Al enojo nacional se sumó el señalamiento internacional: una corte del estado de Texas involucró a Moreira en operaciones de lavado de dinero, a través de su operador y prestanombres, Rolando González Treviño, quien para reducir sus penas en cárceles estadounidenses, aceptó que era el jefe de una maquinaria financiera, que encabezaba su amigo Humberto.

La ruta del dinero era sencilla: ordeñaban las arcas estatales, le transferían a Gónzalez Treviño y éste invertía en estaciones de radio. Claro, era un concesionario prospero e influyente, siempre echado para adelante, pero el dinero que usaba era robado. En México todos se hicieron los ciegos; lo tuvo que mirar un juez texano.

En enero de 2016, Humberto Moreira fue detenido por las autoridades españolas en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, bajo los cargos de lavado de dinero y malversación de fondos. A los siete días fue liberado, y millones del otro lado del Atlántico aseguran que operaron desde acá, para que se acabara la bronca.

En octubre de 2012 Humberto Moreira sufrió la pérdida de su hijo José Eduardo, cuyo cuerpo fue localizado en Ciudad Acuña. Dicen que todo se trató de una venganza del Z-40. El ex gobernador después de la tragedia se fue a Barcelona a concluir un doctorado, por cierto peleado con su hermano.

Tan grave es el rompimiento con su hermano (entonces gobernador de Coahuila), que el año pasado quiso regresar a la política activa, que fue incluido en la lista  de plurinominales, para una diputación local, por el Partido Joven. Y claro, Rubén logró que lo corrieran del PRI, pero otra vez se operó arriba, y le regresaron su militancia tricolor.

Ingratitud y traición son las características de Rubén Moreira. Cuando su hermano era gobernador, lo hizo subsecretario de Planeación Educativa para administrar recursos y para estar cerca de la maestra Gordillo y de las autoridades federales; después subsecretario de asuntos políticos, para aterrizar en la dirigencia del PRI.

Después fue diputado federal y de ahí saltó a la gubernatura, en un proceso de estado, que no dejó satisfecho a nadie. El estilo Moreira continuó: desvíos, abuso de autoridad, simulación de compras, señalamientos de relación de negocios entre la autoridad y cárteles de la droga.  Claro, todo organizado por su hermano, quien recibió varias puñaladas por la espalda.

Y en lugar de ser investigado, don Ruben fue protegido como secretario de Acción Electoral por Ochoa Reza en el PRI, y por qué no, ahora es Secretario General. El mensaje de las urnas aún no lo entienden en las oficinas de Insurgentes Norte, pero esa es otra historia.

Y como era de esperarse, ahora el nuevo gobierno (encabezado por  moreirista Miguel Riquelme Solís) busca reestructurar por tercera vez su mega deuda. No pueden con los intereses que generan los créditos de casi 40 mil millones de pesos. Obviamente la mayor parte del dinero se va a nómina y bancos, y se deja a un lado los programas sociales, el combate a la inseguridad y las obras.

 No saben lo que es la alternancia los coahuilenses, pero eso sí, conocen muy bien el estilo Moreira para sobrevivir en una tierra que una familia controló y controla aún.

* Periodista, editor y radiodifusor.

@GustavoRenteria
www.GustavoRenteria.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas