.

miércoles, 25 de julio de 2018

Demócratas presionan a Trump para reunificar a familias migrantes "inmediatamente"

Legisladores demócratas presionaron hoy al Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que reúna con sus padres a miles de niños inmigrantes separados en la frontera sur del país en las próximas 24 horas, cuando expira el plazo ordenado por un juez.

"Demandamos al presidente Trump que reunifique inmediatamente a los niños separados de sus padres en la frontera. (...) Esto es una vergüenza y va en contra de los valores estadounidenses", sentenció en una rueda de prensa en el Capitolio el senador demócrata Dick Durbin, el segundo de mayor rango dentro de su partido en el Senado.

Él y sus colegas advirtieron de que el Gobierno de Trump "no cumplirá" con la fecha límite, ya que, a día de hoy, "hay cerca de 2.000 niños" que permanecen separados de sus progenitores a causa de la política de "tolerancia cero", de acuerdo a sus cálculos.

EE.UU. inició en abril pasado las polémicas medidas de "tolerancia cero" contra la inmigración irregular, que llevaron al Ejecutivo de Trump a apartar de sus padres a cerca de 3.000 menores de edad, aunque esta política fue finalmente suspendida a mediados de junio por las enormes críticas recibidas.

El juez Dana Sabraw, con jurisdicción en San Diego, ordenó posteriormente la reunificación de la totalidad de esos menores que fueron alejados de sus familias tras cruzar la frontera con México.

El magistrado dio plazo hasta mañana jueves para que el Gobierno entregue a sus padres indocumentados a más de 2.500 menores de entre 5 y 18 años, aunque los abogados de la Administración Trump han dicho que solo 1.634 son elegibles para ello.

El Ejecutivo de Trump ya incumplió el plazo que el juez Sabraw dictaminó para los menores de 5 años, ya que de los 103 separados en el linde fronterizo, solo 58 han sido reunificados con su familia, según datos ofrecidos hoy por la legisladora demócrata Yvette Clarke en la misma conferencia.

Para tratar de acelerar este proceso, los miembros del Caucus Hispano de la Cámara de Representantes de EE.UU., que defiende los intereses de la comunidad latina, se reunió hoy con la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, con el objetivo de exigir que cumpla ahora con la fecha límite emitida por el tribunal federal.

Después del encuentro, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, Michelle Luján Grisham, se mostró decepcionada por no haber encontrado las respuestas de Nielsen que estaba buscando y dijo que tanto ella como su equipo continuarán trabajando para que los niños sean reunificados con sus progenitores.

Otro de los miembros del caucus que estuvo en la reunión, el representante demócrata Joaquín Castro, lamentó a través de Twitter que Nielsen no respondiera con claridad sobre si algún niño ha muerto o ha sido severamente lesionado estando en custodia del Gobierno.

Además de criticar la lentitud en el proceso de reunión de menores con sus padres, que desde la Administración Trump se defiende por "motivos de seguridad" de los niños, los demócratas censuraron algunas de las condiciones bajo las que padres e hijos están viviendo en los centros de detención.

En este sentido, el miembro de la Cámara de Representantes Luis Gutiérrez recordó a Efe que esos centros "no son de propiedad federal, sino que son privados".

"Eso significa que quieren maximizar sus beneficios a toda costa", añadió Gutiérrez, que denunció que los padres estén obligados a pagar ocho dólares por minuto para poder hablar con sus hijos por teléfono.

En total, cerca de 3.000 menores han sido separados de sus padres desde que el pasado mes de abril la Casa Blanca decidiera adoptar una política de "tolerancia cero" contra los inmigrantes que entraban al país irregularmente por la frontera con México, lo que llevaba al encarcelamiento de los adultos y la consiguiente separación de sus hijos.

Fuente: Crónica.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas