.

lunes, 16 de julio de 2018

Concatenaciones / El coqueteo

Fernando Irala

Luego de que sucesivos y groseros condicionamientos hicieron imposible durante año y medio que el Presidente Peña Nieto visitara a su homólogo estadounidense Donald Trump, el arrasador triunfo de Andrés Manuel López Obrador ha hecho variar radicalmente las tácticas norteamericanas.

No habían transcurrido dos semanas de la victoria del tabasqueño, quien aún no es presidente electo, y ya se apersonó una delegación de muy alto nivel del gobierno vecino, encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo.

López Obrador correspondió a tan señalada deferencia y al decir oficial de los asistentes a la reunión, ésta se desarrolló en un excelente ambiente en que sólo se habló de diálogo fructífero, mejora de la relación entre nuestros países, cooperación y entendimiento.

Para que nada enturbiase esta súbita luna de miel, en la visita de Pompeo se evitó tocar el tema del muro fronterizo, o el proyecto de que México reciba mayores apoyos de Estados Unidos, a cambio de que el gobierno mexicano contenga aquí a los migrantes que buscan llegar a territorio norteamericano.

Por lo pronto, los visitantes se llevaron un documento en el que se plantean bases de entendimiento entre la administración de Trump y la que encabezará López Obrador.

El texto no se dio a conocer, aunque seguramente estará elaborado en unos tonos distintos a los que contiene el libro que AMLO publicó el año pasado, de título "Oye, Trump", con el cual acudió al país norteño para denunciar la estrategia del magnate vuelto presidente como neofascista, racista y desmesurada.

Sin importar el tono, será difícil que el repentino amor por México y el notable interés por su próximo mandatario, hagan cambiar a Trump el proyecto que le dio el poder, sobre todo ahora que a fin de año habrá elecciones legislativas, y en un momento en que su equipo está trabajando ya para buscar su reelección.

Habrá que ver qué ocurre a la hora de las definiciones reales en la compleja relación con los estadunidenses, y simplemente con las agresiones y provocaciones que Trump acostumbra cada que le ponen un micrófono o manda mensajes por su twitter.



Porque esta película acaba de empezar y se va a ir poniendo interesante.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas