.

miércoles, 20 de junio de 2018

Cañazos / Seguridad, freno a la CNTE, otros pendientes

Arturo Bárcena Bazán

El combate al narcotráfico, al crimen organizado, la inseguridad que está latente en la mayor parte del país, así como la impunidad de que gozan los líderes de la CNTE y algunos de sus miembros o seudomiembros que dañan a la sociedad, al empresariado de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y la Ciudad de México, principalmente, con sus manifestaciones, plantones y destrozos materiales, son otros de los pendientes que seguramente dejará el Presidente Peña Nieto y que el reconoció existen dentro de sus 266 promesas hechas durante su campaña electoral de 2016.

Toquemos hoy los  temas del crimen organizado y la inseguridad.

Para combatir al narcotráfico, a los cárteles del crimen organizado, el Presidente Peña Nieto contó con el apoyo del Ejército y de la Marina Armada de México. Se logró detener a grandes capos, algunos fueron extraditados a Estados Unidos, el Ejército logró erradicar la siembra de mariguana en 26,722 hectáreas, principalmente en el estado de Sinaloa y 117, 702 hectáreas fueron también erradicadas en la siembra de amapola y se localizaron 632 laboratorios clandestinos para la elaboración de drogas sintéticas; sin embargo, no fue posible acabar con el flagelos del cultivo, comercialización y contrabando de drogas provenientes de países de Sudamérica, principalmente de Colombia y Perú. Se adelantó en la lucha en algunos estados, pero no se venció al narco, por lo contrario se extendió a otras entidades e incluso la Ciudad de México enfrenta al día de hoy  al crimen organizado, principalmente  en el suroriente y norte de la capital, lo que nunca aceptó el ex Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Darle seguridad a todos los habitantes del país fue otro de los compromisos que el Presidente Peña Nieto no pudo cumplir, esto fue muy notorio en este año electoral. Desde el inicio del proceso electoral el 8 de septiembre de 2017 y hasta el día de ayer, 19 de junio, se han registrado 419 agresiones globales en contra de políticos y candidatos, han sido asesinados 116 de candidatos o precandidatos a cargos de elección popular, entre ellos 100 hombres y 16 mujeres, contando el de la candidata  a regidora de Isla Mujeres, Quintana Roo, Rosely Danilú Magaña Martínez, al candidato a regidor de León, Jesús Nolasco, de la coalición Juntos Haremos Historia y Nicolás García Gómez, candidato del PRI en Campeche, ocurridos el martes 12 de este mes, el  pasado y ayer, respectivamente. Esto ha provocado que varios aspirantes, precandidatos y candidatos a cargos de elección popular, desistieran de continuar en la brega política.

Guerrero con 24 y Oaxaca con 19 han sido los dos estados donde mayor número de ejecuciones contra políticos ha habido, mientras que según datos oficiales, el número de políticos que viven amenazados por el crimen organizado asciende a 132 y en el periodo electoral que mencionamos son 417 el número de agresiones contra políticos y candidatos. Sólo Yucatán, que gobierna el priista Rolando Zapata, puede presumir que en su territorio no ha habido un solo atentado contra políticos. Sólo ha habido un homicidio en contra de  un candidato a diputado federal, el del  priista Fernando Purón, en Coahuila-
A estos crímenes electorales habrá que sumar los más de 26,00 asesinatos dolosos que ha habido en los últimos seis años y las innumerables fosas clandestinas descubiertas en varias entidades del país. Este es el México rojo que dejará la actual administración del Gobierno Federal. Todo ello enmarcado en la impunidad, pero eso sí, con miles de carpetas de investigación abiertas.

De ahí que exista un clima amenazante en el proceso electoral que terminará en las urnas el primero de julio próximo y en los tribunales, varias semanas después.

Los asaltos al transporte de carga en las carreteras del país, principalmente en el sur del país, Puebla, Estado de México, Tamaulipas ha provocado millonarias pérdidas entre los empresarios, que ascienden a 114,000 millones de pesos, según ha denunciado Francisco Cervantes Díaz, presiente de la Confederación de Cámaras Industriales.. Son 3,895 robos los que han sufrido los transportistas de enero a abril de este año, tan solo en enero hubo  942 asaltos a transportistas. En Guerrero, en la zona de Tierra Caliente, varios empresarios han abandonado la región y se han refugiado en Chilpancingo, huyen de la violencia en la zona y lo mismo ocurre en otros estados del país.

Y el número de  huachicoleros cada día va en aumento sin que las autoridades puedan frenarlos. Detienen a “charales” pero los peces gordos huachicoleros siguen en libertad, gozando de total impunidad.

Como vemos la inseguridad que priva en México echa por tierra las afirmaciones de un México seguro,  este es uno de los rubros pendientes de cumplir por el Presidente Peña Nieto, no hay forma de negarlo ante lo duro de las informaciones oficiales.

Para combatir esta inseguridad y darle al país la paz que tanto reclama, los candidatos a las Presidencia de la República prometen crear otra vez la Secretaría de Seguridad Pública, la misma que desapareció en este régimen a solicitud del entonces secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, quien la convirtió en una Comisión dependiente de la Secretaria a su mando y que tuvo como comisionados, entre otros, a Manuel Mondragón y Kalb, a Monte Alejandro Rubido, a Renato Sales y que ahora proponen ocupen el cargo de titular en la nueva Secretaria de Seguridad Pública alguien de esta tercia: Alfonso Durazo, Manelich Castilla y Marcelo Ebrard,  propuestos por Morena. Los demás partidos no han dado a conocer a quien ocuparía ese cargo.

Para tratar de frenar la inseguridad, al crimen organizado, Miguel Ángel Osorio Chong creó  grupos de autodefensa en Michoacán y Guerrero, según denunció recientemente el ex líder de autodefensas del primer estado, José Manuel Mireles, quien afirmó que el ex secretario de Gobernación le proporcionó dinero para comprar armas y después lo traicionó.

“Aún estamos a tiempo de salvar el país”, afirma  Alejandro Gertz Manero, el primer secretario de Seguridad Pública Federal, en el gobierno de Vicente Fox Quesada.

El próximo viernes tocaremos otro de los pendientes que dejará el Presidente Peña Nieto, me refiero al problema de la CNTE.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas