.

miércoles, 27 de junio de 2018

Cañazos / ¿Qué pasará en el Congreso de la Unión?

Arturo Bárcena Bazán

Hoy llega la tranquilidad a los hogares de todo el país. Adiós a spots publicitarios de campañas electorales, adiós a todos los espectaculares mandados poner por los aspirantes a cargos de elección popular, desde Presiente de la República hasta regidores de municipios locales. La paz llega a nuestros oídos y a nuestra vista.

El derroche estratosférico de las campañas electorales llega su fin, por el momento. Nos queda ahora esperar las elecciones, en cuyo proceso hubo más de 629 candidatos, precandidatos o aspirantes a  cargos de elección federal y 2777 a cargos de elecciones locales, que provocaron 45 asesinatos de candidatos o precandidatos. Nunca antes en México se dieron unas elecciones tan violentas como las que están a punto de terminar en las urnas el próximo domingo y digo en las urna porque la batalla continuará en los tribunales, incluso hasta el 15 de agosto en que se decidirá si alguno de los triunfadores rebasó el tope de gasto de campaña, en cuyo caso sería desconocido como ganador por los tribunales competente.

Durante las precampañas fueron lanzados once millones 184 mil spots  por nueve partidos políticos y por los candidatos independientes. Fue una real tormenta de publicidad preelectoral. Para elegir el próximo domingo al Presidente de la República, a ocho gobernadores, a titular del gobierno de la Ciudad de México, a 128 senadores, a 500 diputados federales, a 16 alcaldes de la Ciudad de México, a 1,596 integrantes de ayuntamientos, a 160 concejales en la Ciudad de México, 24 juntas municipales en Campeche, 585 diputados locales de mayoría relativa, a 387 diputados locales plurinominales
Agreguemos a  los más de once millones de spots de precampaña,  seis millones 735 mil que tuvo el Instituto Nacional Electoral en esos 60 días. La mayoría de  ese gasto salió de los impuestos que pagan los mexicanos, ni un solo peso salió de los bolsillos de presuntos militantes de los nueve partidos. Para ello contaron con alrededor de 27 mil millones de pesos, mientras que los damnificados por los sismo de septiembre pasado continúan esperando se reconstruyan o construyan sus viviendas.

El Partido Revolucionario Institucional utilizó según cálculos  conservadores dos millones 852 mil anuncios en radio y TV, mientras que el PAN usó dos millones 155 mil spots. No había una hora de la programación de radio o TV en que no apareciera o se escuchara un anuncio electoral, a lo que contribuyo el PRD con un millón 291 mil spots y Morena con un millón 79 mil spots.
El Partido Verde sumó a la causa electoral 958 mil spots, Movimiento Ciudadano 889 mil; Nueva Alianza 687 mil spots y Encuentro Social 645 mil y finalmente el Partido del Trabajo utilizó durante este tiempo 615 mil spots.

Ya en el periodo de campañas electorales comprendido del 14 de diciembre de 2017 al 29 de junio de 2018, es decir al día de mañana, el INE anunció el miércoles 13 de diciembre del año pasado que se utilizarían 59 millones 731 mil 200 spots, comprendidos los de la campaña preelectoral. (11 millones 184 mil anuncios o spots) en TV y radio.

A todo lo anterior debemos sumarle los cientos o  miles de páginas de anuncios e inserciones pagadas en periódicos y revistas.

Todo para renovar el 80 por ciento de la composición política del país y ayudar a la pérdida de fortaleza o interna y externa de varios partidos políticos, que terminan resquebrajados, principalmente el PRD y el PAN que deberán iniciar de inmediato su reconstrucción. Movimiento Ciudadano se mantiene a la expectativa y el PRI habrá de iniciar un nuevo camino estructural, gane o pierda en las próximas elecciones.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas