.

lunes, 25 de junio de 2018

Cañazos / La CNTE sigue viva y fortalecida

Arturo Bárcena Bazán

La existencia y fortalecimiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, en especial la que integran los maestros de la sección 22 del SNTE, en Oaxaca, es otro de los seguros pendientes que dejará el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, quien envió al Congreso de la Unión una iniciativa presidencial de Reforma Educativa, la que fue aprobada por un mínimo de 17 Congresos Locales, en un tiempo record que no rebasó las 60 horas. Todo fue una maniobra fallida en cuanto a Educación, pues la Reforma aún no ha cuajado y existe el peligro de que si Andrés Manuel López Obrador gane las próximas elecciones presidenciales, todo quede en una buena intentona por ayudar en la superación de la Educación, pues la mentada Reforma se concretó más que  implicar a los maestros, a negociar con los líderes de la CNTE  y prueba de ello es que en la reciente huelga de maestros en Oaxaca las autoridades estatales y Federales gritaban a los cuatro vientos que más del 90 por ciento de los maestros acudían a clases.

Era otra maniobra de la CNTE, que no alcanzaron a distinguir las autoridades, pues si bien es cierto que los   maestros acudían a las aulas también lo es que era para informarles lo  que la CNTE quería que escucharan, sí había asistencia de maestros a las aulas, pero no había lecciones de aprendizaje, solo noticias informativas sobre el movimiento. De paso no se les consideraba faltistas y ganaban su salario. De ahí el atraso educativo en que se hallan los alumnos oaxaqueños.

 Ante ello, las autoridades han manifestado pasividad, pero eso sí han generado un sinfín de declaraciones mediáticas, que en nada ayudaron a solventar el problema del magisterio, un problema que surgió en 1982, cuando el gobernador de Oaxaca Heladio Ramírez López, en el último años de su gobierno, dio origen a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, creándoles un organismo especial, para que en el se concentrara todo lo referente a la economía, a los fondos de dinero de la CNTE. Me refiero al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEEPO), el cual fue  quitado a la CNTE  por la Secretaría de Educación Pública, bajo las órdenes de Aurelio Nuño, institución que se encarga desde entonces del pago de nómina del magisterio.

Se anuncia ahora que después de 17 días los miembros de la CNTE que  permanecían en los alrededores de la Secretaría de Gobernación, regresarán a sus lugares de origen. Sí, seguro regresarán, tan solo algunos, para reabastecerse de ropa y regresar a la Ciudad de México, lo cual podría ocurrir este fin de semana o una vez realizadas las elecciones el primero de julio. Esto porque ya le tienen tomada la medida al gobierno federal y si no veamos cuales son algunas de sus  demandas en su llamado pliego petitorio, que pide la creación de una Mesa Permanente de Diálogo entre loa CNTE, Educación, Gobernación y Gobierno Estatal.

Antes de sentarse a dialogar, los maestros pedirán que se les pague los sueldos caídos, que todos lo maestros que permanecen detenidos queden en libertad, ignoro si también piden la libertad para los manifestantes y huelguistas que no son maestros y que forman parte de grupos radicales que aprovechan a la CNTE para subsistir.

 Piden un diálogo permanente con la Secretaría de Gobernación, demandan que la PGR y la Secretaría de Hacienda descongelen las cuentas bancarias  que el gobierno le expropió el 20 de julio de 2015, así como que el gobierno de Alejandro Murat derogue el decreto que firmó ese mismo día,  mediante el cual descolonizó el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca. También pide la CNTE plazas de maestros en automático para los egresados de las 11 escuelas normales que operan en el estado de Oaxaca. Como se trata de pedir, la CNTE exige que el Gobierno Federal pague la prima de antigüedad de 14 mil 684 jubilados, algo así como 430 millones de pesos. No ha habido mes en que la CNTE no se haya mostrado activa con sus reclamos y manifestaciones.

Desde abril pasado, la CNTE organizó marchas y provocó caos en Michoacán, Guerrero, Chiapas y Oaxaca, las autopistas de esos estados fueron bloqueadas, interrumpiéndose el tránsito, en Michoacán la vía del ferrocarril que va de Lázaro Cárdenas a Morelia fue obstruido en sus vías por maestros o seudomaestros normalistas.  En marzo la sección XVIII exigía en Michoacán “la defensa de la seguridad social”, encabezados, según las mantas que portaban, por pensionados y jubilados.

Desde abril no ha habido paz en Michoacán, Guerrero, Chiapas, Oaxaca y  en la Ciudad de México en el último mes y periódicamente durante todo el sexenio de Peña Nieto. Incluso ahora en el grupo de AMLO figuran algunos líderes de la CNTE, de antes y actuales.

Pero no es la CNTE lo único que deja pendiente el Primer Mandatario con su reiterada Reforma Educativa, también está la construcción de escuelas, el que el sector educativo cuente con una eficaz infraestructura escolar.

Según datos del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) a causa de los sismos de septiembre de 2017 existen cuatro mil 657 escuelas sin reparar y, seguramente, algunas de estas escuelas o lo que queda de ellas serán utilizadas para instalar casillas para el próximo primero de julio.

Son 19,784 los planteles educativos que resultaron dañados por los sismos de esa fecha y  ¿cuántos ha reconstruido el Gobierno Federal?.  Es la contestación que dejará pendiente el Presidente Peña Nieto, dentro de alrededor del 5  al 10 por ciento de sus promesas de gobierno que hizo durante su campaña electoral  y que no cumplió durante su sexenio, según lo reconocí hace unos días en La Paz., Baja California.

Son pocas, pero muy significativas, para la niñez, para los empresarios, para la sociedad en general a causa de la inseguridad que priva en el país.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas