.

viernes, 18 de mayo de 2018

Se prevén este año 14 ciclones en el Atlántico; siete serían huracanes

La temporada de ciclones ha iniciado en el país y se prevé que en el Atlántico ocurran alrededor de 14, de los cuales la mitad alcanzaría la categoría de huracán y tres o cuatro la categoría mayor, comunicaron investigadoras del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.

En conferencia, agregaron que este número está un poco por arriba del promedio histórico, que es de 11, de acuerdo con información provista por universidades y centros de investigación de Estados Unidos, como el Centro Nacional de Huracanes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). El Servicio Meteorológico Nacional aún no hace oficiales estas proyecciones.

En el Pacífico, las dependencias no han emitido pronósticos, puesto que afectan menos sus costas; sin embargo, el promedio histórico es de 15 ciclones con nombre, de los cuales ocho han alcanzado la categoría de huracán y entre tres y cuatro categoría mayor.

La investigadora Rosario Romero señaló que México sigue dependiendo mucho del centro de investigación de la NOAA. “Tenemos modelos de pronóstico del tiempo que nos ayudan a dar seguimiento a esta posible formación, desarrollo, trayectoria e intensidades que podrían alcanzar los ciclones; sin embargo, todos los modelos tienen incertidumbres.

“Lo que necesitamos mucho son redes de monitoreo, mediante radares meteorológicos, así como mediciones locales para hacer estudios y alimentar los modelos de pronóstico y utilicen esa información para dar un mejor pronóstico en el futuro”.

De manera oficial el inicio y fin de la temporada de ciclones tropicales en el Pacifico Oriental arrancó el 15 de mayo y terminará el 30 de noviembre. Para la cuenca del Atlántico iniciará el 1 de junio y concluirá el 30 de noviembre. “Estos periodos se han establecido porque dentro estos lapsos ocurren la mayor cantidad de ciclones tropicales, pero no implica que no puedan ocurrir fuera de esas fechas”, refirió la especialista.

ALERTA LATENTE. Por su parte, Graciela Raga, enfatizó también que categoría e intensidad no son sinónimos de peligrosidad, puesto que tormentas como Ingrid y Manuel —que en 2013 afectaron simultáneamente ambas costas impactando a Guerrero de forma importante— causaron más muertes y daños que Patricia, que se preveía como el huracán categoría 5 más poderoso nunca antes registrado. Por lo tanto, recordaron, la alerta en ambos litorales debe permanecer de forma importante ante cualquier tipo de ciclón.

Explicó que la cercanía a la tierra en las condiciones orográficas tan complejas del Pacífico, genera que las sierras induzcan la circulación ciclónica hacia tierra. “Esto se suma a la convección normal del ciclón, por lo que produce muchísima más lluvia localizada que la del mismo ciclón, aunque esté lejos de las costas”.

La investigadora, también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, dijo que la población no debe confiarse de un ciclón categoría 1, a diferencia de que fuera uno de magnitud 5. El primero va más lento, añadió, por lo que pasa más tiempo afectando las zonas costeras y, aunque no entre a tierra, lleva consigo mucha precipitación que permanecerá por horas o días. “Un ciclón tipo 1 e incluso una tormenta tropical han causado devastación en el sur”.

TRUMP. Aunque la ciencia aún no tiene información histórica para asegurar cómo ha afectado el cambio climático la generación de los huracanes en el mundo, las científicas explicaron que la física planetaria con una temperatura más caliente si bien no generaría más ciclones se esperaría que provocara fenómenos de mayor intensidad.

No obstante, para vislumbrar este tipo de efectos se necesita llevar a cabo más investigación, la cual encabeza de forma importante Estados Unidos. “EU ha comenzado a monitorear más el Pacífico debido a una política y responsabilidad adquirida ante la Organización Meteorológica Mundial”, señaló Romero. “No obstante, si los recortes a la ciencia aplicados por el presidente Donald Trump continúan y afectan este tipo de investigación, México y otros países se verían afectados por esa falta de información”.

Fuente: Crónica.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas