.

miércoles, 2 de mayo de 2018

Cañazos / José Antonio Meade, candidato ciudadano

Arturo Bárcena Bazán

Ser candidato del PRI, uno de sus retos,
por  los actos de corrupción de varios de 
sus militantes. Su equipo de trabajo está 
integrado por jóvenes, mujeres y hombres 
de experiencia; ellos, junto con todos los 
candidatos del PRI a cargos de elección,
serán importantísimos si quieren que 
Meade gane la elección presidencial. 

Segunda Parte

“La candidatura de Mede es muy atractiva porque nunca ha sido candidato a ningún cargo popular y tiene la preparación e ideas democráticas que necesita nuestro país. Los acuerdos PRI-Panal serán transparentes. Ambos partidos defenderemos :1) el artículo tercero constitucional, la educación pública, laica y gratuita, obligatoria y de calidad y 2) se garantizarán los derechos de las mujeres3, afirmó el líder nacional de Partido Nueva Alianza, Panal, Luis Castro, al anunciar que Meade sería el candidato de su parido e irían en coalición con el PRI y el PVEM.

Pero el principal problema del candidato de Todos Por México es que uno de los paridos que lo postula, el PRI, atraviesa por la peor etapa de corrupción y credibilidad  en la historia de México, con  ex gobernadores en la cárcel acusados de corruptos y con acusaciones de que varios de sus principales funcionarios han recibido sendas compensaciones ilegales por el sólo hecho de otorgar contratos a varias empresas, especialmente en el ramo de la construcción. Esto es a lo que se enfrenta José Antonio Meade y es una de las causas por las que su campaña presidencial no levanta como él, los priistas y sus partidarios quisieran que fuera .El rechazo de  la sociedad a su partido es una loza muy pesada para el candidato ciudadano.

Además, en algunos sectores del PRI su postulación no fue  bien recibida y ello lo vemos con el poco apoyo que ha recibido de los priistas, incluyendo a su líder nacional Enrique Ochoa Reza, quien ha sido un buen acompañante en algunas de sus giras, pero con poca participación activa, si acaso ha criticado la corrupción habida dentro de su partido porque “el error del PRI es no haber actuado a tiempo en corruptelas”, dijo Ochoa el lunes 28 de noviembre del año pasado, después de que el 21 de ese mes el Consejo Político Nacional del PRI decidió  abrirse a la sociedad y aceptar candidatos sin militancia priista.

Lo contrario ha sucedido con destacados panistas. Ernesto Cordero, presidente del Senado expresó :”José Antonio Meade técnicamente es impecable, es honrado. Yo creo que el PRI mandó a su mejor carta”.  Javier Lozano, senador panista con licencia y hoy vocero de Meade expresó al conocerse la nominación de Meade :” es fácil que quienes conocemos a Meade nos parezca más atractivo que el candidato de Por México al Frente. El PRI apuesta por una persona sin ser priista pero que recoge  los atributos de un político muy respetable. Muchos panistas, que aunque no simpatizan con el PRI, votarán por Meade”, aseguró quien díass después sería nombrado vocero del candidato de Todos por México.

.Rurh Zavaleta, destacada perredista y actualmente catedrática considera que “la gran mayoría de la ciudadanía no va apoyar al PRI porque no apoya la gestión de Peña Nieto. Votará por AMLO para manifestar su rechazo a la administración peñista”, recalcó.

A este rechazo de la sociedad deberá enfrentarse, pero ya, de inmediato, el equipo de colaboradores del candidato Todos por México. Aurelio Nuño, su coordinador, deberá tener más participación activa, lo mismo que Enrique Ochoa, que Eruviel Ávila, que Jaime González Aguade, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, quien está encargado de la vinculación de Meade con e sector productivo del país. Ni qué decir de Ramón Martell, ex consejero nacional del PRI y asesor del ahora candidato en su paso por la Sedesol. Mayor actividad y presencia deberán tener sus asesores Enrique Jackson y Heriberto Galindo, Ni qué decir de Emilio Gamboa Patrón, actual líder del Senado y  su coordinadora de Turismo, la quintanarroense Sara Latife.

A partir de este mes arrancan todas las campañas electorales, se suman las de gobernadores, diputados locales, presidentes municipales en algunos estados, así como diputados federales y senadores. Todos, en forma coordinada desde el bunker de Meade, deberán hacer proselitismo, en forma  coherente  y con una línea bien trazada. Es la última oportunidad que tiene el PRI y José Antonio Meade de cerrar la distancia que lo separa de puntero Andrés Manuel López Obrador y de Ricardo Anaya. Si sigue el divisionismo interno o lo que es peor, la apatía de los priistas, adiós a la Presidencia de la Republica.

Por su honestidad, Meade ha retado a los dos punteros en la contienda presidencial a que presenten y debatan sobre lo que el considera “oscuro patrimonio” y para ello puso la muestra al entregar el    jueves 5 de abril pasado su #7 de 7, sus declaraciones patrimonial, fiscal, de intereses, de certificados y documentos notariados complementarios. Su honestidad no está en duda, la duda estriba en si podrá despertar el interés de la ciudadanía para el primero de julio, porque tiene a su favor el poder atraer a su causa al más del 50% de abstencionistas que ha caracterizado a las pasada elecciones municipales, estatales, federales y presidenciales.

Continuará…                                                                                                                                                  

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas