.

viernes, 25 de mayo de 2018

Cañazos / Cinco mujeres aspiran a la Ciudad de México

Arturo Bárcena Bazán

Con Héctor Serrano, nombrado coordinador 
del Gobierno de Coalición en la Ciudad de
México, y Emilio Álvarez Icaza, responsable
de la Creación de Nuevos Derechos para la
ciudad y Xóchitl Gálvez, candidata al Senado,                                                                                                                 Alejandra Barrales ha delineado sus
proyectos y programas de trabajo, si sale con
éxito  en las elecciones del primero de julio.

Tercera Parte

Alejandra Barrales Madaleno, candidata de la coalición Por la CDMX al Frente, es sin duda la de mayor experiencia política entre los siete aspirantes al Gobierno de la Ciudad de México.  Junto con Claudia Sheinbaum se perfila como una posible ganadora, las encuestas la colocan por ahora, arriba del priista Mikel Arriola y en un empate técnico con la morenita.

Desde el miércoles 17 de enero de este año, en que  fue elegida como candidata del PRD al Gobierno de la Ciudad, se ha dedicado a intensificar su campaña y a presentar sus propuestas y programas de trabajo para en caso de ser la triunfadora llevarlos a cabo de inmediato, a partir del primero de diciembre próximo, en que tomaría posesión. Mencionemos algunos.

Lo primero que afecta a los capitalinos, además de la inseguridad, la vialidad, es el bolsillo. Barrales ha dicho: “Hay un rezago de más de 75 por ciento en el ´poder adquisitivo de los trabajadores. Esto se puede revertir; con un diálogo permanente con las empresas se puede garantizar que esta ciudad sea un referente en respeto y avance de los trabajadores”- Sabe de  lo que habla pues desde hace 25 años ha estado muy ligada a la clase trabajadora.

Impulsar las estancias infantiles y apoyar económicamente a las jefas de familia es otra de las promesas de la ex líder sindical. Aquí tendrá que afrontar de dónde saldrá el dinero para cumplir la promesa a las ”jefas”, sin aumentar impuestos como ha prometido que no sucederá en su gobierno. El pasado primero de mayo prometió que repartirá un millón de tarjetas a jefas de familia y depositarían 2 mil 500 pesos en ellas., pero no se depositará dinero durante la campaña sino será ”hasta que lleguemos al gobierno”, indicó, o sea que las jefas ya tienen su tarjeta sólo les falta el dinero.

Se propone Barrales reindustrializar la ciudad sin llenarla de chimeneas, acompañada esta industrialización de inversiones, con empresas que ofrezcan mejores sueldos, creando al mismo tiempo un corredor empresarial y tecnológico, que “sería el más grande de América Latina”. No especificó en qué alcaldías se establecería este corredor económico-industrial, si contará con vías de comunicación adecuadas, con viviendas para los futuros trabajadores y si en verdad existen aún terrenos donde se puedan establecer estas industrias, sin dañar el medio ambiente capitalino. En este programa se incluye la capacitación para el empleo a mujeres. Combatiendo el desempleo, “se combatirá el comercio informal que tanto afecta a la Ciudad, pero hay que tomar en cuenta que están las dos caras de la moneda, la gente que dice le molesta, pero está otra gente que pide oportunidad de empleo. Hay que reordenarlos”, dice Alejandra Barrales.

 Tiene un plan ambicioso respecto a qué se hará con el ahora aeropuerto de la Ciudad de México. Considera que ahí se debe construir una segunda Ciudad Universitaria y un Segundo Bosque de Chapultepec, con extensas  áreas deportivas, habitacionales y todo lo que se necesitaría para su desarrollo, como bancos, centros comerciales.

Ha prometido construir 15.3 kilómetros más de transporte colectivo, incluyendo una línea del Metrobús, además de ampliar las líneas 8, B, 12, 7 y 9 del Metro. Lo cual es factible, si se cuenta con los recursos económicos.

 En materia de seguridad propone “una policía de barrio, adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública pero entrenada para relacionarse con los vecinos, dueños de negocios y esté al tanto de los ´problemas que enfrenta la colonia que resguarda”. En este rubro afirma que “colocaré cámaras en cada patrulla para evitar actos de corrupción”. Estas cámaras ya existen y la corrupción se mantiene. Durante su gobierno se castigará con cárcel a quien porte un arma, lo que ya está estipulado en el Código Penal de la Ciudad de México…sólo falta aplicarlo estrictamente.

Combatir el narcotráfico, en especial en las que serán alcaldías de Tláhuac, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Gustavo A. Madero e Iztacalco, contando para ello con policías de élite, que recibirán un aumento gradual en su sueldo hasta llegar al doble de lo que ahora ganan, es otra de sus promesas. “Tláhuac dejará de tener inseguridad, apoyada en todas las delegaciones por miembros de Morena”, ha señalado.

En el tema inmobiliario se declara libre de cualquier compromiso con constructoras, como es el caso de la ex delgada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum “responsable de la muerte de 26 niños y dos maestras del colegio Rebsamen- “Haremos justicia a los padres del Rebsamen”, es mi compromiso ha dicho Barrales. Se le dará prioridad al Plan de Desarrollo Urbano de la ciudad y no habrá cuotas para permitir el crecimiento urbano. Además se compromete a atender a todos los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017.

Es un plan de gobierno coherente, si acaso  muy ambicioso en algunos aspectos en relación con la situación económica de la Ciudad de México y del país en general, pero Alejandra Barrales, confiada en el triunfo, espera hacer realidad todas las promesas de campaña. Si cumple, si lo logra, esta ciudad será otra, sobre todo en la planta laboral, asl como en movilidad y sobre todo en seguridad y desarrollo.

Continuará.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas