.

lunes, 16 de abril de 2018

Cañazos / Ahora uno o dos candidatos de tribunal

Arturo Bárcena Bazán*

Cuatro de los siete magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación votaron a a favor de que el precandidato independiente Jaime Rodríguez, El Bronco,  gobernador con licencia del estado de Nuevo León, aparezca en las boletas para elegir Presidente de la República el próximo primero de julio. Y no solo eso sino  que se mantiene latente la posibilidad que que el otro candidato independiente, Armando Ríos Piter, también figure en las mencionadas boletas.

Con ello en estos momentos hay tres candidatos de partidos, Meade, Anaya y López; una candidata independiente, Margarita Zavala y uno o dos candidatos de Tribunal, avalados por el TEPJF, no obstante que el Instituto Nacional Electoral había rechazado su candidatura por tramposos, por presentar firmas ilegales, incluso se habla de firmas de ciudadanos ya fallecidos.

Es sin duda un golpe no sólo para el INE sino para las instituciones de Derecho Mexicano, que ven cómo un Tribunal puede apoyar la presentación fraudulenta de firmantes ilegales. Ya no más falta que, hecho que considero improbable, Jaime Rodríguez o Ríos Piter, obtuvieran el triunfo el primero de julio próximo y tuviéramos un Presidente cuyo origen fueron las trampas, las firmas fraudulentas. Porque si pierden pueden acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación o a la mismísima Suprema Corte de Justicia de la Nación, reclamando su triunfo en las urnas.

 La magistrada presidenta del TEPJF  Janine Otálora Malássis, quien votó en contra, señaló que “no todo se vale, el fin no  puede ni debe justificar los medios” , y en referencia a Ríos Piter a quien el INE dijo se le encontraron 811 mil 699 firmas con simulaciones, 88 mil 183 fotocopias y seis mil 265 no válidas, no aprobó se le diera un plazo de diez días para decidir si es o no candidato presidencial. Idéntica postura adoptaron los magistrados Reyes Rodríguez y Felipe de la Mata, quienes también votaron en contra de que se aceptara la candidatura de “El Bronco”, quien al conocer el dictamen del Tribunal señaló “es justicia de  Dios”, como si Dios fuera también juez en estas elecciones.

Quien se lanzó  a fondo en contra del magistrado Idalfer Infante, uno de los cuatro que votó a favor, fue el coordinador del PRD en el Senado, Luis Sánchez, quien al conocer el fallo del TEPJF expresó : ” el fallo implica  poner a un delincuente ¿o a dos? en la boleta”, al tiempo que se dijo engañado por el magistrado Infante a quien impulsó en octubre de 2016 para que ocupara el cargo.

Lo cierto es que esta decisión, en espera de lo que ocurra con Ríos Piter, trae consecuencias económicas tanto para e INE como para los candidatos, así como en su labor promocional, porque habrá que reducirles el número de spots a los cuatro candidatos originales. Por un lado, el INE tendrá que ajustar las prerrogativas para los candidatos Meade, López y Anaya, a quienes se les recortarán para proporcionarle al  y tal vez a Ríos Piter las cantidades que por ley les pertenecen como candidatos y por la otra el INE  tendrá que renovar las boletas electorales y esto no  podrá hacerlo de inmediato;  tendrá que esperar la resolución respecto a si Armando Ríos Piter deberá participar o no en las elecciones del primero de julio.

Lo cierto es que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le dio un fuerte golpe a la credibilidad del Instituto Nacional Electoral, lo que no es un buen presagio para lo que ocurra el primero de julio, en caso de que las elecciones sean impugnadas, lo que seguramente ocurrirá, por uno o más de los perdedores.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas