.

jueves, 8 de febrero de 2018

Cañazos / Urge un alto al magisterio disidente

Arturo Bárcena Bazán

El gobierno federal, el estatal y el municipal deben de entender, de una vez por todas, que ha llegado el momento de meter al orden a los maestros disidentes que continuamente están bloqueando las vías de comunicación, perjudicando no solamente a su estado sino que están llegando al grado de dañar a varios estados de la República, a trabajadores que no tienen ningún vínculo con ellos,  es decir, al país en general y a poner en peligro las inversiones y el futuro económico de México.

La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ha ido creciendo poco a poco, aumentando la peligrosidad de sus acciones, iniciadas desde que el gobernador de Oaxaca Heladio Ramírez López dio legalidad a la CNTE. La presencia y acciones del magisterio disidente han aumentado durante las presidencias de Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox, Felipe Calderón y actualmente con Enrique Peña Nieto, mientras que los gobernadores oaxaqueños en turno, Diódoro Carrasco Altamirano, José Murat, Ulises Ruiz, Gabino Cué y ahora con  Fernando Murat, han permitido que la CNTE continúe con sus desmanes, y sólo se han limitado a ceder a cada una de sus pretensiones, tanto económicas como laborales, en especial la reinstalación y pagos a aquellos a quienes se les había suspendido su salario por participar en manifestaciones y bloqueos de carreteras.

En Oaxaca la clase empresarial ha visto cómo periódicamente tienen que sufrir pérdidas en sus negocios, al tenerlos que cerrar ante las amenazas de maestros durante sus continuas manifestaciones y bloqueos. Podríamos considerar que en ese estado las pérdidas se circunscriben al ámbito local y al sector turístico, que ve cómo cada día menos visitantes tiene el estado.

Lo que ahora alarma es la postura de los maestros disidentes de Michoacán, que atentan no solo contra la economía y paz social en el estado sino que van más allá: son una amenaza para la economía nacional, para el sector laboral del estado y del país y amenazan con crear problemas internacionales.
Por qué decimos esto.

Porque los maestros de la CNTE han tomado como deporte el bloqueo de las líneas ferroviarias por las que transitan los ferrocarriles de las empresas Kansas City Southern y Ferromex que son utilizadas por empresas mexicanas y extranjeras para transportar maquinaria, productos, materias primas desde y hacia el puerto Lázaro Cárdenas  a los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Estado de México, San Luis Potosí y entidades del norte del país por donde pasan en su viaje a los Estados Unidos. Las exportaciones de vehículos también se ha visto frenada.

La Secretaría del Trabajo y su titular Roberto Campa Cifrián; el secretario de Gobernación, Afonso Navarrete Prida responsable de la seguridad nacional y quien tiene bajo su mando a la Policía Federal y a la Gendarmería; el de Economía, Ildefonso Guajardo; los gobernadores de los estados cuyas empresas instaladas en su territorio corren peligro, deben de tomar decisiones drásticas.

Roberto Campa, porque el que las fábricas automotrices instaladas en territorio mexicano tengan que parar sus  labores por varios días debido a que las herramientas y piezas vehiculares no llegan por los bloqueos a las líneas férreas en Michoacán, puede traer consigo la paralización de la industria, con el consiguiente daño económico en su producción y en su exportación, lo que podría traer consecuencias para la clase trabajadora que podría ver reducida su planta laboral y, por consiguiente, provocar problemas a futuro en el momento en que se llegue a la revisión del contrato colectivo de trabajadores de Ford, Toyota, General Motors y demás empresas automotrices.

Alfonso Navarrete Prida, porque de él depende la policía Federal y la Gendarmería, entes especializados en la prevención y freno del delito. No es posible que los policías federales solo se coloquen alrededor de los maestros revoltosos y peor aún que las autoridades judiciales, léase funcionario de los diferentes juzgados del Poder Judicial, sólo amonesten o pongan penas irrisorias a los maestros detenidos por la mañana y que por la tarde o noche ya se encuentran comiendo o cenando en su casa o preparándose para el bloqueo del día siguiente, porque sólo tuvieron que pagar una pequeña multa, en el peor de los casos, o tuvieron un apercibimiento de las autoridades judiciales.

Ambos funcionarios, Campa Cifrián y Navarrete Prida, conocen mucho de ello, pues han sido responsables en seguridad nacional y en procuradurías estatales.

El secretario de Economía Ildefonso Guajardo deberá también  intervenir, pues estos bloqueos ferroviarios provocan perjuicios a empresas extranjeras establecidas en México, en especial del sector automotriz, lo que podría traer como consecuencia reclamos internacionales. Además, las pérdidas económicas al país son altas.

Fernando Murat, Silvano Aureoles, Alfredo del Mazo, Juan Manuel Carreras, Miguel Márquez, son gobernadores de los estados más afectados porque en ellos se encuentras las  siete principales y secundarias empresas automotrices más importantes del país. Desde el día primero de este mes, los maestros disidentes de Michoacán mantienen bloqueos escalonados en las vías ferroviarias por donde transitan los trenes de la Kansas City Southern y Ferromex en los municipios de Zitácuaro, Maravatío, Guacamayas, Uruapan, Caltzontzin, Nueva Italia, Zamora, Yurécuaro y Pátzcuaro.

En la ciudad de Morelia es común ver patrullas de la Policía Federal y Estatal mantenerse a la expectativa de las  maniobras que realizan los maestros disidentes en el cruce de la red ferroviaria y bajo el puente de la Avenida Madero, la principal de la capital del estado. Sólo observan, pero no se deciden a terminar con los bloqueos.

Este es un caso de la máxima impunidad que existe en el país, pues si de detienen a maestros, se les libera horas después; si se les retienen sus salarios, en su pliego de peticiones para retirar el bloqueo, exigen de inmediato el pago de todas sus prestaciones a las que no tienen derecho pues no han trabajado en la enseñanza de los niños y jóvenes que están bajo su responsabilidad en lo que respecta al aprendizaje.

 Total, las autoridades ceden en sus pretensiones y días, semanas después el problema de bloqueo carretero y ferroviario vuelve a surgir.

 ¿Hasta cuándo las autoridades se decidirán a poner fin al monstruo que creo Heladio Ramírez López, allá en Oaxaca?

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas