.

miércoles, 3 de enero de 2018

¡Que el frío no te detenga! Consejos para ejercitarte en invierno

Marlen Treviño

¡Que tus ganas de hacer ejercicio no se enfríen! Hacer ejercicio en invierno tiene muchísimos beneficios:

- Te da una inyección de energía para levantar el ánimo en los días grises.
- Activa tu sistema inmunológico para combatir resfriados.
- Ayuda a quemar esas calorías extra que traen consigo las fiestas navideñas.

Aquí te dejo algunos consejos para que sigas ejercitándote a pesar de la temporada invernal:

Vestirte en multicapas

Aunque no lo parezca, para mantenerte caliente no necesitas cubrirte con ropa gruesa y pesada. Es mucho más efectivo vestirte con 3 capas delgadas y pegadas al cuerpo. Aprovecha la tecnología de los nuevos textiles especiales para temperaturas extremas. Puedes empezar con una camiseta que absorba el sudor y te mantenga seco. Continuar con una térmica para aislar el frío y encima una chamarra impermeable para protegerte del viento, frío o lluvia.

Vigila tus manos y cabeza

Cuando el frío aumenta, tus manos y cabeza son las que más sufren pues la sangre se concentra en el centro de tu cuerpo, Además en estas zonas se disipa el calor del cuerpo. Usa guantes que sean impermeables por fuera y con relleno polar por dentro, no olvides cubrir tu cabeza.

Tenis

Revisa que tus tenis tengan suela con tracción para evitar que te resbales en el agua o sobre otras superficies resbalosas.

Hidrátate

Aunque parezca que no tienes la misma sed que en verano, aún en esta época de frío debes hidratarte cuando te ejercitas. Así que no olvides tomar suficientes líquidos antes, durante y al final de tu entrenamiento.

Corre de frente al viento

Empieza a correr de cara al viento y así evitar que te golpee de frente cuando estás regresando bañado en sudor y cansado. Es mejor enfrentarlo cuando estamos agarrando calor y aun no estamos tan húmedos.

En caso de síntomas de gripe o resfriado…

Siempre será mejor prevenir que lamentar, lo recomendable es que te quedes en casa y guardes reposo. Así evitas que esas molestias se compliquen y te recuperas más rápido.

Hay que reconocerlo, cumplir con la rutina diaria de entrenamiento en épocas de frío te exige más fuerza de voluntad y más compromiso con tus objetivos. Pero si no dejas de esforzarte y sigues estos consejos, pronto notarás que el ejercicio puede hacer que tu invierno sea más activo y divertido.

Demuestra que eres un deportista inquebrantable, capaz de ejercitarte aunque el día no ponga de su parte, ¡te sentirás orgulloso de ti mismo!

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas