.

miércoles, 17 de enero de 2018

Guía para empezar a correr si tienes sobrepeso

Marlen Treviño

Si quieres correr como una forma de adelgazar y quemar grasa, ¡lee esta guía que te ayudará a comenzar con el pie derecho!

Primero que nada muchas felicidades si tu intensión es correr para buscar mejorar tu estilo de vida, para muchas personas esto es algo muy natural y sin problema alguno se incorporan a la actividad como si tuvieran mucha experiencia. Pero no es así para todos y es muy importante cuidar tu seguridad y salud, así que hoy te voy a presentar algunos consejos para que tengas el mejor inicio posible.

Comenzamos:

No debes correr

Probablemente estarás pensando cómo es posible que el primer paso de la guía para correr, me indique que no deba hacerlo, pero este punto tiene una razón.

La mejor recomendación que se puede hacer para cualquier corredor inexperto es que primero visite a su médico y le pida consejos sobre las actividades que estaría calificado para efectuar.  El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo de diversas enfermedades, por lo que realizarte de un examen médico antes de comenzar cualquier actividad física es muy importante.

Por otra parte, es importante que vayas adaptando a tu cuerpo a esta nueva actividad, quizá tengas ganas de salir corriendo como si nada pero no es bueno exigirle a tu cuerpo que cambie de la noche a la mañana de un estado de sedentarismo, a la exigencia física que el correr genera. Ya que podría traerte lesiones y seguramente te hará abandonar por desmotivación, al creer que la actividad es más exigente de lo que pensabas, cuando solamente te faltó una buena introducción.

Planea tu entrenamiento

Al principio lo mejor es combinar caminatas con trote, y de manera paulatina, ir disminuyendo los lapsos de caminata y aumentando el tiempo de carrera continua.

Al principio planea tres sesiones de ejercicio, hasta llegar a 5 días por semana. Cuando vas comenzando es recomendable intercalar cada sesión por un día de descanso. Además el paso de trote debe ser moderado.

Al principio, tu plan de entrenamiento debe basarse en tiempo no en velocidad, es decir, lograr de 30 a 40 minutos de carrera continua y no en ser muy rápido. Ve apuntando los minutos o distancia que corres e intenta hacer un poco más cada semana.

Trabaja la fuerza

Si creías que correr solo implicaba trabajo cardiovascular no es así. Trabajar ejercicios de fuerza te ayudará a prevenir lesiones, a tener más resistencia, a ser más rápido y a recuperarte mejor después de un entrenamiento.

Si te gusta el gimnasio, los aparatos de pesas, son una excelente opción para una persona con sobrepeso, por lo que se sugiere que después de una o dos semanas de caminatas, asistas a uno y comiences un plan de fortalecimiento, enfocándote en tus piernas, ya que estas serán las que mas te apoyen mientras corras. Pero también en tu abdomen y brazos que te ayudan al impulso.

Pero si la idea de asistir a un gimnasio no te parece atractiva, no te preocupes! Los ejercicios de fuerza se pueden hacer en cualquier parte. Correr cuesta arriba por ejemplo, es un excelente ejercicio que fortalece todo tu cuerpo, ejercicios como lagartijas, sentadillas, abdominales en el suelo, dominadas en un parque, fondos en una banca o silla, son excelentes ejemplos de que puedes trabajar tu fuerza sin tener que suscribirte a un gimnasio. Además incluirlos en tu entrenamiento te ayudarán a perder esos kilitos extra de una manera mucho más rápida y efectiva.

Equípate

Busca ropa cómoda y transpirable, no tiene que ser lo último en la moda pero si debes evitar que sea incomoda con etiquetas o costuras que puedan lastimarte.

En el caso de los tenis, el tema del peso es una cuestión muy importante, muchas personas piensan que unos tenis ligeros los harán correr más rápido sin importar su peso, y eso no es verdad. Debes considerar que a mayor peso, necesitarás mayor amortiguación. En el caso del corredor con sobrepeso lo ideal es elegir unos tenis con mayor soporte y amortiguación para evitar lesiones.

¡Actitud!

Para comenzar cualquier actividad, no solo deportiva, sino laboral, de hobbie, familiar etc. la actitud es básica para lograr el éxito. En este caso no es la excepción, correr con sobrepeso tiene grandes recompensas pero deberás mantener la paciencia para estar libre de lesiones, deberás tener fuerza de voluntad para levantarte cuando la flojera te pida no hacerlo, así como escuchar a tu cuerpo para no exigirte cuando realmente sientas que estas superando tus límites.

La manera en la que enfrentes este reto marcará la diferencia! Piensa en que lo haces para sentirte mejor, más ligero y ágil, no salgas “a darlo todo” en cada entrenamiento, habrá días más sencillos y otros más complicados, pero todo es avance!

Sigue esta guía y verás qué bien te vas a sentir con tu nueva actividad. No lo olvides: Querer es poder, pero es importante saber cómo comenzar y continuar hasta lograrlo.

¡Mucho éxito corredor!

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas