.

lunes, 29 de enero de 2018

Cañazos / Quintana Roo, luz y sombra

Arturo Bárcena Bazán

Tercera y última

No todo es sol, inversiones, desarrollos turísticos en Quintana Roo, ese auge choca con la pobreza existente en algunos municipios, con las promesas incumplidas de alcaldes y funcionarios locales y federales y, sobre todo, con la inseguridad que cada día avanza más ante la crisis policial que ha enfrentado el estado por culpa de funcionarios que no aceptaban pagar a los diferentes cuerpos policiacos los sueldos y bonificaciones a que tenían derecho por su trabajo, quedando al descubierto que sí había dinero sólo que esos funcionarios, de alcaldes hacia abajo, querían “administrarlo” a su conveniencia en este año electoral. Por esta causa los policías abandonaron el trabajo y la delincuencia se aprovechó de ello, en el  mes de diciembre pasado.

El campo quintanarroense es de los sectores más castigados, en el último año 500 proyectos productivos no pudieron realizarse por falta de presupuesto, el cual será 150 millones de pesos menor en este 2018 en relación con el de 2017, que fue de 356 millones 207 mil 70 pesos. No solo  eso  sino que a la Secretaria de Desarrollo Agropecuario y Rural de Quintana Roo  se le suma el sector Pesca
Los sectores federal y estatal han incumplido con los campesinos del estado. El Programa de Sagarpa federal no llegó a cientos de campesinos en el 2017. La comunidad indígena de Trapich, en el municipio de Carillo Puerto al sur del estado ha denunciado públicamente la falta de cumplimiento por parte de Sagarpa, que encabeza José Calzada Rovirosa; los recursos prometidos brillan por su ausencia.
En José María Morelos los pequeños ganaderos no han visto llegar los apoyos prometidos por el sector agropecuario del gobierno federal, nos dice Marcelino Pech Barco, vecino del poblado Othón Pompeyo Blanco., en lo que se refiere a insumos para el ganado.

Los ejidos de Puerto Arturo, Othón Pompeyo Blanco, Kancabchén, la Candelaria y Noh Cruz, entre otros, continúan suspirando porque las autoridades federales y municipales les cumplan las varias promesas que les han hecho de construirles caminos de saca por donde puedan enviar sus productos a mercados estatales.

La zafra se ha suspendido en el estado por fallas técnicas en la molienda, según constatamos en el ingenio San Rafael de Pucté, en Ohón Blanco.

En el tema educativo, estudiantes del poblado de San Silverio, en la zona maya de Carrillo Puerto, han visto como les han sido retiradas sus becas municipales por indicaciones de las presidentas municipales. Este es el éxito de la Reforma Educativa en Quintana Roo.

La policía no está mejor que la ciudadanía, pues varios presidentes municipales trataron de no pagarles sus prestaciones de ley. Jenny González Pérez, encargada del manejo de los recursos otorgados por la Federación ha sido señalada como una de las presuntas responsables   de no pagar en tiempo y forma a los policías y de no saber elaborar un eficaz proyecto de presupuesto policíaco para 2018 para su Secretaría, que no tendrá ni para arreglar, menos comprar, las nuevas patrullas que requieren todos los municipios del estado. Menos tendrá para pagar un sueldo digno  a los policías municipales y estatales. El Programa de Fortalecimiento a la Seguridad (Fortseg) brilla por su ausencia en Quintana Roo
Todo esto ha contribuido a que a lo largo y ancho de la entidad la delincuencia común se haya  desatado. Solo en diciembre pasado la delincuencia obtuvo grandes botines con asaltos a Banamex, donde obtuvieron tres millones de pesos; asaltos a tiendas de convivencia principalmente a los Oxxo, a la Bodega Aurrerá de Playa del Carmen, donde obtuvieron millonaria suma. Pocos asaltantes son detenidos pero con el actual Sistema Penal obtiienen su libertad de inmediato.

A todo  lo anterior sumemos las ejecuciones que ocurren entre miembros de varios cárteles y nos daremos cuenta en que no hay día en que no se abra una nueva carpeta de investigación, cuyo resultado se conoce con anticipación: el hecho referido en ella queda impune.

Esta es la luz y sombra que se vive en Quintana Roo y a ello se dedica el actual gobernador, esperanzados los quintanarroenses en que el auge turístico continúe, que los programas federales y estatales lleguen al campesino y que la delincuencia disminuya. Carlos Joaquín González tiene la capacidad para lograrlo, ojalá lo haga-

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas