.

miércoles, 31 de enero de 2018

Cañazos / Jetatura y chapulinazos

Arturo Bárcena Bazán

 Primera parte

Dos temas llaman la atención respecto al resultado de las próximas elecciones y de los aspirantes a cargos de elección popular. En el primer caso está la jetatura de que ningún Jefe de Departamento o Regente del Distrito Federal  o el ahora Jefe de Gobierno de la Ciudad de México ha visto cumplidas sus aspiraciones de llegar a la Presidencia de la República;  el segundo caso se refiere a las renuncias de congresistas y  funcionarios del gobierno federal para seguir gozando otros tres o seis años del presupuesto federal. No importa el cargo, el monto del salario, lo importante es seguir en el candelero, abandonando las funciones para las que fueron electos o designados por el Presidente de la República.

De antemano sabemos que la mayoría de los poco más de 20 mil aspirantes a ocupar alguno de los 3,406 cargos que estarán en disputa el primero de julio próximo no lo lograrán y no por ello deben frustrarse y provocar disturbios sociales en base a impugnaciones a los resultados y es que en  muchas ocasiones el último año de gobierno o de legislador ha significado el ostracismo de los perdedores.

Ningún Jefe del Departamento Central, Regente o Jefe de Gobierno del Distrito Federal o el actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México ha alcanzado la Presidencia de la República, algunos se refugiaron en la iniciativa privada, como fue el caso de Aarón Sáenz, empresario de la industria azucarera, posteriormente a dejar el cargo; otros, como secretarios de Estado o  cargos estatales, como Javier Rojo Gómez, Carlos Hank González, impedido constitucionalmente, Manuel Camacho Solís, Cuauhtémoc Cárdenas, actual coordinador general de Asuntos Internacionales de la Ciudad de México; Rosario Robles, Jefa de Gobierno interina y actual secretaria de Estado y el también interino Alejandro Encinas, hoy senador de la República.

Marcelo Ebrard Casaubón declinó sus aspiraciones presidenciales a favor de Andrés Manuel López Obrador, quien al dar a conocer su gabinete en caso de ganar la Presidencia de la República no  se acordó de él.

Otros se olvidaron de la política como fue el caso de Fernando Casas Alemán,  Ernesto P. Uruchurtu, quien renunció a la Regencia por el caso de los buldozers en lo que hoy es la Avenida del Imán; el general Alfonso Corona del Rosal, cuyo mayor acto político fue inaugurar el Metro de la Ciudad de México,  Octavio Sentíes Gómez y Oscar Espinosa Villareal, que fue sujeto a proceso.

Miguel Ángel Mancera, actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, se quedó en la orilla para ser designado candidato Presidencial por el  Frente por México.

Así  que sólo queda Andrés Manuel López Obrador para ser el primero de los que han tenido la responsabilidad de gobernar la capital del país y  que pueda llegar a la Presidencia de la República, cargo al que aspiró y fue derrotado en 2006 y 2012, y romper  la jetatura de que ningún gobernante de la capital del país haya llegado a ser el Primer Mandatario de la Nación y esto lo sabremos el primero de diciembre próximo, cuando Enrique Peña Nieto entregue la Banda Presidencial a su sucesor. No decimos que el primero de julio porque podría haber impugnaciones en cuanto al resultado electoral y entonces seria el Poder Judicial quien decidiera conforme a Derecho al triunfador.

De romper la jetatura, Andrés Manuel lo haría con uno de los partidos políticos de más reciente creación: Morena.

Y hablando de jetaturas recordemos que desde la fundación del PRI y del PAN, el único ex Presidente de la República en ser secretario de Estado lo fue el general Lázaro Cárdenas del Río, nombrado secretario de la Defensa Nacional por el Presidente Manuel Ávila Camacho. Otros ex Presidentes como Luis Echeverría, Gustavo Díaz Ordaz, han sido designados embajadores de México en Australia y España, respectivamente, estos después de que se fundaran los dos partidos más poderosos: PRI y PAN.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas