.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Metrópoli Central / Elecciones en el Estado de México en 2018

Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Analista Político
@fdodiaznaranjo

En 2018 se llevarán a cabo elecciones federales para elegir a la Presidenta o Presidente de la República, a 128 senadores y a 500 diputados federales.  Además, habrá elecciones locales en 30 entidades federativas.  En 8 de ellas, se renovará al ejecutivo local (Gobernador) y habrá elecciones en la Ciudad de México para Jefe de Gobierno.  También estarán en marcha, en 27 Estados del país, elecciones para los Congresos locales; habrá elecciones en 24 Juntas Municipales y en la Ciudad de México en las 16 Alcaldías y se integrarán los 160 Consejales (96 de mayoría relativa y 64 de representación proporcional).

Los datos locales son impresionantes.  Estarán en juego, además, la renovación de 585 diputaciones locales por el principio de mayoría relativa y 387 corresponderán a la vía de la representación proporcional y se llevarán a cabo elecciones en 1,596 Ayuntamientos.

Esto hace que las elecciones en puerta sean de gran importancia al elegirse más de 3,400 cargos de elección popular entre el proceso electoral federal y los procesos locales, lo que de sí, será sumamente complejo en términos de planeación, organización, desarrollo y operación de dichos procesos electivos.

Para darnos un ejemplo de la complejidad de dichas elecciones, analicemos un caso: el Estado de México.  En 2017 dicha entidad federativa libró una elección muy compleja para elegir Gobernador para el periodo 2017-2023, resultando ganador Alfredo del Mazo con la Coalición conformada por los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México, Nueva Alianza y Encuentro Social, con una votación del 33.5%, seguido muy de cerca por la entonces candidata del partido Morena, Delfina Gómez que alcanzaría un 30.7%.

Con este reducido margen, el Estado de México volverá a tener elecciones en 2018 pero ahora para la renovación del Congreso local -conformada por 75 diputados, 45 de mayoría relativa y 30 de representación proporcional-, así como habrá elecciones en los 125 Ayuntamientos que integran el Estado.

El Estado de México es por demás una entidad federativa estratégica por muchas razones, entre las que destaca la de contar con el mayor número de electores en todo el país, ya que tan sólo para la elección de 2017 había inscritos en el listado nominal, poco más de 11 millones 300 mil ciudadanos, lo que representa alrededor del 13% de la fuerza electoral de la República Mexicana.

El resultado del proceso electoral de 2017 en el Estado de México, de acuerdo con Lector24 , implicó que el PAN ganara un municipio, el PRI con sus respectivos aliados 91, el PRD 7 y Morena 26 municipios, entre los que se encuentran Ecatepec, Naucalpan, Valle de Chalco Solidaridad, Texcoco, Tlalnepantla, Ixtapaluca, etc.

De dicha contienda electoral podemos señalar algunos aspectos importantes:

El PAN tuvo una actuación que estuvo alejada de sus objetivos.
Morena logró un posicionamiento sin precedentes en la entidad que lo ubicó muy de cerca al PRI y sus aliados políticos.
El PRD que empezó sin mucho rumbo tuvo una gran campaña electoral que despertó un interés no solo local, sino fue centro de atención de diversas regiones del país por integrar una campaña, entre otros elementos, cercana a la gente.
El PRI, pese a tener un porcentaje mucho menor en comparación con otros procesos electorales, logró conservar la gubernatura gracias a dos elementos fundamentales: su estrategia de campaña y las coaliciones logradas con otras instituciones políticas que, al final, son las que lo posicionaron con el triunfo electoral en dicha entidad federativa, aunque sea por un margen muy estrecho de diferencia.

Con este breve escenario electoral registrado en 2017, el Estado de México es foco de atención por llevar a cabo nuevamente, elecciones locales y en donde las precampañas se llevarán a cabo del 20 de enero al 11 de febrero de 2018, en tanto que las campañas electorales del 24 de mayo al 27 de junio, para que el primero de julio, de manera concurrente con todas las demás elecciones se lleve a cabo la jornada electoral respectiva.

Habrá que seguir de cerca este proceso electoral en el que seguramente el mapa electoral a nivel distrital y municipal podría cambiar lo que significaría, entre otros factores, lo siguiente:

Que el Congreso local pudiera resultar un importante contrapeso para el ejecutivo local y con ello, los debates para la distribución de recursos, la aplicación de programas sociales y en general, de diversas políticas públicas, serían motivo de análisis profundos, de consensos y contrapesos.
Que la geografía electoral municipal podría tener un balance distinto entre las distintas fuerzas políticas que, en su oportunidad, estarían inscritas en la contienda electoral.
Que una de las estrategias fundamentales de competencia electoral lo será, sin duda alguna, las alianzas que, a través de coaliciones, se registren entre las distintas fuerzas políticas.

Por ello, resultará de gran importancia observar, seguir y analizar este proceso electoral por demás significativo en la historia político electoral de nuestro país.  Pendientes.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas