.

jueves, 21 de diciembre de 2017

En las Nubes / Respetar a quien trabaja

Carlos Ravelo Galindo

Sobre el libre mercado se refiere el artículo de la escritora, doctora y colega Rosa Chávez Cárdenas. Nosotros lo llamaríamos respetar a quien trabaja.  Se explica con una anécdota, simpática y justa. La participamos con ánimo festivo.                                              

Y no tiene relación con los cambios fiscales del Werito del Norte.                    

“Luis miró con envidia la nueva camioneta de José, su vecino y le dijo: "¿Me pregunto cuántas personas podrían ser alimentadas con el dinero que te costó está lujosa camioneta? ¿Seguramente lavas dinero”.                                                                                               

José muy tranquilo  respondió – Voy a aclararte un poco tus dudas. Tengo muchos  años que  trabajo, y  pago impuestos, aguanté los sobornos que me pedían los inspectores en mi negocio. Los robos hormiga de los empleados.                                                                              

Pago servicio de protección porque varias veces nos asaltaron. 

Casi cerramos con el aumento del dólar.                                                   

Le echamos ganas, hasta que pude comprarme este auto.

Y te  diré, la compra de este vehículo alimenta a varias familias. 

La cadena productiva inicia en donde se arman,  de  América Latina.

Dio trabajo a las personas que hicieron los neumáticos, a los trabajadores que hicieron los accesorios. De comer a los trabajadores de la mina de cobre, que extraen el mineral para elaborar los cables eléctricos.

Esa  cadena productiva sigue:  Dio trabajo a los obreros,  a los ingenieros que laboran en la fábricación.

En la otra empresa, los que hicieron los camiones que transportan el cobre. Dio alimento a los choferes que llevaron la camioneta de la fábrica al distribuidor y a los vendedores. 

A los expertos en marketing, el gerente y sus asistentes, incluso a las encargadas de la limpieza del salón de ventas, a los guardias, en fin.

Hay que admitir que en realidad no sé sabe cuántas personas han sido alimentadas. Pero sí  que es una gran cadena alimenticia ¿no te parece?

Luis se quedó sorprendido, no supo ni que contestarle.

Esta es la diferencia Luis, de trabajar en el libre mercado lo que algunos le llaman capitalismo. Si trabajo y ahorro me puedo comprar una camioneta como ésta, además la puedo deducir de los impuestos que le pago al gobierno.

Yo también doy trabajo a muchas familias, tengo mi propia cadena alimenticia y me siento orgulloso de ello, los trato bien y ellos se ven contentos.

Me preocupan esos políticos que quieren regalar el dinero de nuestros impuestos en sus campañas paternalistas, esos populistas que ofrecen dinero para que voten por ellos.

La diferencia con ese socialismo que nos quieren vender, son campañas populistas, que les quitan la dignidad a las personas.

Lo que necesitan los pobres es empleo, capacitación para trabajar y ganar su dinero dignamente. Volverlos productivos, que tengan ambición por escalar a otros cargos.

Cuando les dan dinero en sectores como a los ninis, esos jóvenes que ni estudian, ni trabajan, a las madres solteras, les roban su dignidad y la autoestima. Ese dinero gratis no tiene valor.

Incluso el dinero a los adultos mayores debe estar regulado, muchos no lo necesitan, fueron productivos y guardaron para su vejez. 

No te dejes llevar Luis, por esos candidatos que toman el dinero de nuestros impuestos sin pedirnos permiso para dárselo gratis a los que no hacen nada para merecerlo.

Ya bastante tenemos con tolerar, el año de Hidalgo y Carranza, (para robar el de Hidalgo ya no alcanza) ya sabes a que me refiero: dejan pobres al pueblo, cada día más.

No queda de otra que trabajar con optimismo con amor por México.  Si en verdad combatimos la corrupción y la impunidad, nuestro país sería otro,  si el gobierno utilizara tantos recursos.

Lo que necesitamos son valores: honestidad, tolerancia, respeto y amor por nuestras raíces.

Yo, le dice José a Luis su vecino,  hago lo que tú no puedes, y tú haces lo que yo no puedo, eso hace la diferencia, juntos podemos hacer grandes cosas”
 
Con el debido respeto doña Rosa. Gracias.

craveloygalindo@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas