.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

En las Nubes / Algo de dulzura

Carlos Ravelo Galindo

Hoy, a nuestros 88 años, sí, algo de dulzura, para doña Hilda Luisa Valdemar Lima, por la pena que la agobia.

Y a manera de introducción podríamos repetir que  el mundo de la poesía ha evolucionado durante siglos.

Los poetas con sus palabras tienen la capacidad de llenarnos de alegría, de esperanza o incluso de desesperación.

Muchos poemas  también tienen la extraña habilidad de hacernos pensar sobre cuestiones de la vida.                                          
Temas como el amor, el desamor, la soledad o la tristeza han sido tratados por los mejores vates  de la literatura en lengua española.                                                                                               

Hemos querido recopilar algunos de los  más destacados, junto a un breve análisis del mismo.                                                               
Por supuesto que  esperamos que esta recopilación de poemas sea de tu agrado.

Mario Benedetti (Uruguay 1920-2009)

"Te espero"

Te espero cuando la noche se haga día, suspiros de esperanzas ya perdidas. No creo que vengas, lo sé, sé que no vendrás.                      

Sé que la distancia te hiere, sé que las noches son más frías, sé que ya no estás.                                                                                          
Creo saber todo de ti. Sé que el día de pronto se te hace noche: sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices, sé que soy un idiota al esperarte, pues sé que no vendrás.                                                             Te espero cuando miremos al cielo de noche: tú allá, yo aquí,
añorando aquellos días en los que un beso marcó la despedida, quizás por el resto de nuestras vidas.                                                                    
Es triste hablar así.

Cuando el día se me hace de noche, y la Luna oculta ese Sol  tan radiante, me siento sólo, lo sé; nunca supe de nada tanto en mi vida, sólo sé que me encuentro muy solo, y que no estoy allí.                     Mis disculpas por sentir así, nunca mi intención ha sido ofenderte.

Nunca soñé con quererte, ni con sentirme así. Mi aire se acaba como agua en el desierto, mi vida se acorta pues no te llevo dentro.

Mi esperanza de vivir eres tú, y no estoy allí.                                                   

¿Por qué no estoy allí?, te preguntarás...                                                       

¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?                           

Porque el mundo que llevo aquí no me permite estar allí, porque todas las noches me torturo pensando en ti.                                            

¿Por qué no sólo me olvido de ti? ¿Por qué no vivo sólo así? ¿Por qué no sólo...?

Un hermoso poema con la temática del desamor como protagonista, una  temática que ha producido grandes temas  en las historias de la poesía latinoamericana donde el uruguayo Mario Benedetti es un gran representante.                                                               

Palabras llenas de dolor y desamparo.                                                            

El autor busca refugio mediante la escritura y la creación de palabras y de ahí surge este bello poema.                                                     
Quizás alguno pueda sentirse identificado con las palabras escogidas de este bardo. Como nosotros.

craveloygalindo@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas