.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Sin discusión, diputados avalan ley de seguridad; pasa al Ejecutivo

Ciudad de México. Los partidos Acción Nacional (PAN) y Encuentro Social(PES) le dieron esta mañana al Revolucionario Institucional (PRI) los votos necesarios para aprobar, sin discusión y en menos de una hora, la ley de seguridad interior, que regulará la intervención de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública en el país, que fue enviada de inmediato al Presidente de la República, con objeto de que ésta entre en vigor cuando sea publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Al igual que ayer, cuando se avaló la consulta popular para preguntar si es factible desaparecer las policías municipales, el coordinador del PES, Alejandro González Murillo, dio su voto en favor de esta ley, y del otro lado del salón los votos panistas fueron controlados por Eukid Castañón, cercano colaborador de Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla. Una vez que en el tablero electrónico de votación se lograron 262 votos por la ley, la mayoría priísta inició el grito que es habitual desde 1995 cuando la 56 Legislatura aprobó el aumento de 10 a 15% en la tasa del IVA: “¡México, México, México!”.

Ante la ausencia del PRD, los únicos 25 votos en contra de la minuta -que esta misma mañana envió el Senado- fueron de algunos diputados de Morena y de Movimiento Ciudadano, bancadas que argumentaron en contra de militarizar al país, durante las posturas en lo general.

Desde la tribuna, la diputada Ernestina Godoy (Morena) preguntó: “¿Cuántos muertos más? Militarizar la seguridad pública y asumir esta tarea como guerra, no es solución a la crisis de nación. Así como Salinas, en el Congreso ni ven ni oyen. No, no, no y reiteradamente no es la respuesta del Congreso a todas las voces que pidieron suspender la aprobación de esta ley que sujeta a los poderes civiles, al poder las Fuerzas Armadas. Que otorga poder ilimitado al Presidente para llamar al Ejército y a la Marina y someter a las autoridades electas al mando militar”, expresó.

Del lado del PRI, la presidenta la Comisión de Gobernación, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, sostuvo que la ley cumple todos los requisitos constitucionales. “De frente a la nación y de familia afirmo que esta ley no viola ningún derecho y no militariza al país, México la necesita. La necesita Tamaulipas y mi pueblo”, abundó.

En respuesta, Jorge Álvarez (MC) sostuvo que la defensa de la ley proviene “de quien fue secretaria de gobierno en Tamaulipas del narcotraficante Tomás Yarrington Rubalcava, al que cuando lo detuvieron en Italia tenia ocho policías federales como guardaespaldas. Esa es la esquizofrenia del PRI”.

Rodrigo Abdalá (Morena) consideró que la aprobación de esta ley será, además de un error histórico “del presidente Enrique Peña Nieto, el PRI y sus aliados, una traición al pueblo de México. Está claro que no persiguen el bien de la sociedad y la seguridad. ¿Porqué a unos meses de la elección? Entraremos a un peligrosísimo escenario de violaciones a los derechos humanos, en total opacidad de las operaciones militares en seguridad y se cubrirá de impunidad todo acto de las fuerzas armadas.

“Adiós a los avances en materia de derechos humanos en la reforma constitucional de 2011.

Terminarán de un plumazo con el Sistema Penal Acusatorio, con la ley general para prevenir, investigar y sancionar la tortura y otros crueles humanos y degradantes. Lo de hoy es una traición a la ciudadanía”.

Fuente: La Jornada.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas