.

lunes, 6 de noviembre de 2017

La disputa por la Mesa Directiva del Congreso Local

Yamiri Rodríguez Madrid

Atrás quedó la alternancia en el Congreso veracruzano.  La imposición es la única vía. Este fin de semana se expuso la muestra más clara de que aún y cuando todas las voces, se supone, están expresadas a través de las curules, ahí impera la ley del más fuerte, o el más mañoso, según lo quiera usted ver.

Si bien en la LX Legislatura fue el propio Partido Acción Nacional (PAN), bajo la batuta de Enrique Cambranis Torres, como su coordinador, quien pugnó porque la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva se fueran rotando entre las fuerzas mayoritarias, pues ellos habían crecido de manera importante en el número de escaños y querían tener presencia en esas posiciones, ahora a los neopanistas esto se les olvidó.

Este sábado la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura de Veracruz, que supuestamente dicen ellos, guiará los trabajos del 5 de noviembre de 2017 al 4 de noviembre de 2018 quedó integrada de nueva cuenta por la panista María Elisa Manterola Sainz como presidenta; Dulce María García López (PRD), como vicepresidenta y en la posición priista entró Ángel Armando López Contreras, como secretario.  Lo anterior se aprobó con  30 votos a favor, 11 votos en contra y una abstención. A los demás parece que les dio flojera trabajar en fin de semana o una repentina amnesia de que tenían sesión los aquejó.
Ni la mínima oportunidad le dieron al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), fuerza que dicho sea de paso tiene 12 de la 50 curules.  El PAN se ha venido haciendo de 21; su compañero de coalición, el PRD tiene sólo 4 y el PRI  8 y, aun así, tienen ambos una posición en la Mesa Directiva, por lo que mínimo la vicepresidencia debería corresponder a los morenistas quienes tienen una mayor representación.

¿Miedo, precaución o simple gandallismo legislativo? Aunado a lo anterior si bien ya demostraron que disque cumplen con la equidad de género al tener dos mujeres en la Mesa, ¿no hay alguien más que la martinense Marieli Manterola o Dulce María García? Ni trabajo ni capacidad se les ha visto.  Lo más célebre que hizo en este primer año la panista fue repartir dinero en su desayuno a reporteros.  De la otra, nada, absolutamente nada. Hay muchas otras opciones como empecinarse en tener diputadas de ornato y no es por género, sino por capacidad.

Así, ha quedado demostrado que eso de la democracia y la apertura hacia una nueva sociedad, no va con ellos.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas