.

martes, 21 de noviembre de 2017

Enfoque Global / Xi Jinping cautiva con su poder a Donald Trump

José Luis Ortiz Santillán

Una nueva geopolítica se dibuja con un nuevo orden económico internacional, no por consenso sino porque el presidente Donald Trump así lo ha propiciado desde que hace un año asumió la presidencia en los Estados Unidos. La postura del presidente Trump respecto al libre comercio, sobre el calentamiento global cuya cumbre se realiza ahora en Bonn, Alemania, en el marco del la COP23, las sanciones impuestas a China, Rusia, Corea del Norte y Venezuela, las discrepancias con la Unión Europea, con Canadá y México en lo temas; todo ello, parece estar dirigido a poner al mundo en su contra, incluso a su propio país.

 China, con quien los Estados Unidos mantienen relaciones diplomáticas desde 1982, es una potencia económica y el segundo exportador del planeta, una potencia militar y el principal acreedor de los Estados Unidos. Sus inversiones se disputan alrededor del planeta, pues aún con los problemas económicos, sus reservas en divisas siguen siendo las más grande del mundo, cifradas en más de 3 billones de dólares.

 Después de las tensiones entre China y los Estados Unidos, que despertaron las sanciones contra empresas y bancos chinos por el Departamento del Tesoro y los ensayos nucleares de Corea del Norte, ahora el presidente de Estados Unidos llegó a Beijing este miércoles para limara asperezas con su homologo chino, el presidente XI Jinping, quien le ha dado una gran recepción con todos los honores de un jefe de Estado, pese a que las conversaciones previstas para el jueves resulten difíciles para ambos mandatarios.

 No sólo ha sido una recepción calurosa la que recibió al presidente Trump en el aeropuerto  de Pekín, con niños hondeando banderas y el propio presidente con su esposa recibiéndolo al bajar de las escalerillas del avión presidencial, sino la recepción en el salón de los tesoros de la ciudad prohibida, donde el presidente Xi Jinping y Donald Trump tomaron el té y conversaran de nuevo, luego de la visita a los Estados Unidos del presidente chino de principios de año.

 Dentro de su gira asiática, llegada a Seúl, el presidente Donald Trump ha querido dejar claro que visita a un amigo. Después que el presidente Xi Jinping lo visitara hace siete meses en Florida, ahora el líder de la República Popular China recientemente consagrado por el XIX Congreso del Partido Comunista de China (PCCH), se convirtió en el guía en la antigua residencia de la corte imperial, horas antes de invitar al presidente Trump y su comitiva a la ópera y a una cena privada. Más agasajos no podría esperar ni imaginar el presidente Trump, cuyo ego ha sido completamente halagado por el poderoso presidente chino.

 Es evidente que el presidente chino quiere tener el presidente Trump un aliado y buscar una solución provechosa para su país en los temas de Corea del Norte y el comercio; lo cual se verá el jueves con las conversaciones formales. Donald Trump hizo ya un llamado en Seúl a todas las naciones responsables, según sus palabras, a unir esfuerzos para aislar a Kim Jong-un, buscando con ello el apoyo de Beijing para poner fin a la crisis con Corea del Norte, dejando a un lado los temas comerciales, caracterizados por un déficit comercial de los Estados Unidos con China demás de 347 mil millones de dólares anuales, que abarcan la mitad del déficit comercial estadounidense.

 El presidente Donald Trump se ha hecho acompañar por casi cuarenta líderes empresariales estadounidense que bien podrían robar las inversiones deseadas por Europa. Si bien el presidente Trump ha convertido la reducción del déficit comercial de su economía en uno de los temas centrales de su trabajo desde que llegó a Washington, bien podría sorprender al mundo este jueves con la firma de acuerdos comerciales y pactando nuevas inversiones chinas en los Estados Unidos para impulsar el crecimiento y el empleo, pero sobre todo, para reducir ese déficit comercial; lo que implicaría que China hiciera concesiones y diera signos de avances en su proyecto de apertura de sus mercados.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas