.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Cañazos / Gerardo Ruiz Esparza y Miguel Riquelme

Arturo Bárcena Bazán

Me llama la atención el hecho de que en la última semana se dio información de pagos extraordinarios en la construcción del tren rápido Toluca-Ciudad de México, en el Paso Express de Cuernavaca y los grandes gastos que se están efectuando en la construcción de la obra cumbre del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, me refiero al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el mismo que Andrés Manuel López Obrador afirma que suspenderá en caso de llegar a la Presidencia de la República, una idea retrógrada pues ello significaría además de las pérdidas del dinero utilizado para su construcción, un freno para el desarrollo turístico, comercial de nuestro país, pues la actual terminal área ya es insuficiente para el alto número de vuelos  que requiere nuestro país y para construir uno en la Base Aérea de Santa Lucí en el Estado de México, como propone AMLO, habría que hacer grandes inversiones no solo en pistas e infraestructura administrativa, sino también en vialidades que comuniquen con ese aeropuerto.

Bien, desde el gobierno de Luis Echeverría Álvarez, todos los gobiernos priistas han encarcelado a alguno de los funcionarios del gobierno anterior. Recuerdo algunos de los casos: Eugenio Méndez Docurro, Jorge Díaz Serrano. Arturo Durazo Moreno, Joaquín Hernández Galicia, Raúl Salinas de Gortari, Dante Delgado Rannauro, Elba Esther Gordillo, Javier Duarte de Ochoa y demás ex gobernadores presos, Fox y Calderón no detuvieron a algún funcionario del gobierno anterior.

Digo lo anterior porque en el Paso Express de Cuernavaca se informó que hubo gastos extraordinarios, falta de revisión de la obra y por ello se destituyó al delegado de la SCT en Morelos. En esta obra, la Auditoría Superior de la Federación indicó que no se cumplieron con los espesores, los índices de perfil y de rugosidad, hubo una incorrecta integración de precios unitarios extraordinarios y quedan por aclarar el destino de 491millones 601 mil 200 pesos. También hay sobreprecios, trabajos sin comprobar, omisiones y deficiente supervisión.

La semana pasada medios informativos dieron a conocer que en la construcción del tren rápido Toluca-Ciudad de México, las obras han rebasado los costaos presentados durante su licitación. Hay gastos por modificaciones en el trazo original, por asesorías, por incremento en el precio del material, por contratación de supervisiones, estos gastos extras del proyecto original alcanzan varios cientos de millones de pesos. Como será el problema que se ve venir, que el Jefe de Gobierno de Distrito Federal, Miguel ángel Mancera, regresó a la Federación varios millones que se le habían asignado para la construcción de ese tren rápido.

La obra magna del gobierno federal, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México rebasará el costo original presentado para ganar su licitación. En efecto son varias las empresas contratadas para esa magna obra, pero todas ellas rebasan ya el presupuesto originalmente aprobado. Desde hace algunos meses los diarios han encabezado algunas notas diciendo: Bajo la lupa el Aeropuerto, Aumentan los presupuestos para la construcción el NAICM.

Estas tres obras, que ya rebasan el presupuesto aprobado en las licitaciones respectivas son responsabilidad de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes, cuyo titular es Gerardo Ruiz Esparza, un hombre integrado en el gobierno estatal del Alfredo del Mazo González. Lo conocí en el Comité Organizador del Campeonato Mundial de futbol 1986, en que fue el representantes del gobernador mexiquense. Lo considero un hombre trabajador, honesto. Por ello es que pienso que no debe de confiarse en sus subalternos, que debe de estar muy atento en cómo se gastan los dineros, pues es el secretario de Estado que mayor presupuesto tiene para invertir en obras, obras que muchas veces son adjudicadas mediante una comisión del contratante. Está a tiempo de supervisar, repito, todo en lo que se invierte, no vaya a ser que por confiado al final las cuentas no le cuadren, como parece sucedió en el Paso Express de Cuernavaca.

No se nos olvida el gasto excesivo que se hizo para la construcción de la Estela de Luz, un monumento que costó más de mil 500 millones de pesos, cuando el presupuesto original rondaba por los 700 millones-.

El otro caso que quería mencionar es el del próximo gobierno de Coahuila. Estamos a escasos 25 días de que Rubén Moreira entregue el poder y es el momento en que aún no hay gobernador electo, pues el triunfo del priista Miguel Riquelme sigue siendo cuestionado por las autoridades electorales.. Hoy, seis de noviembre se cumplen cinco meses de que tuvieron lugar las elecciones para gobernador de Coahuila, mismas que el panista Ricardo Anaya afirmó que había ganado el PAN y, con ello, después trató de negociar su silencio en el triunfo del PRI en el Estado de México, que actualmente gobierna legítimamente Alfredo del Mazo Maza.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas