.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Cañazos / El próximo viernes, definitivo para Coahuila

Arturo Bárcena Bazán

El próximo viernes primero de diciembre habrá de tomar posesión el nuevo gobernador de Coahuila, quien sustituirá a Rubén Moreira, dando fin, se especula que temporalmente, a la dinastía Moreira, que lleva doce años en el poder.

Hasta el momento de escribir esta columna no se tenía certeza de que Miguel Ángel Riquelme, de la Coalición Coahuila Segura, sea finalmente el próximo gobernador, pues las autoridades electorales no han decidido en definitiva la serie de impugnaciones que Alianza Ciudadana por Coahuila, encabezada por el panista Guillermo Anaya Llamas , secundado por Javier Guerrero García, Armando Guadiana Tijerina y Luis Horacio Salinas, han presentado ante diversas instancias electorales, acusando al priista de haber rebasado el tope de campaña. Al inicio, Ricardo Anaya, líder del PAN nacional afirmaba que Riquelme había rebasado sus gastos de campaña en cinco millones 118 mil p72 ésos suma que rebajó  posteriormente en 777 mil 166 pesos, misma que ha venido disminuyendo hasta decirse actualmente  que el rebase es de 1.8 millones de pesos, es decir un 9% de los gastos autorizados. Entre estos gastos que rebasaron el tope fijado, figuran renta de camionetas, spots, mismos que el líder de PRI Enrique  Ochoa Reza ha afirmado que ya  fueron comprobados desde julio pasado., así con remuneraciones a personal de casillas.

El líder priista asistió al último informe del actual gobernador Rubén Moreira y al término del mismo indicó categóricamente que “Miguel Riquelme cumplió y respetó los topes de gasto de campaña”. Prueba de ello, recalco, “ es que el Tribunal Electoral , respecto a la primera impugnación presentada,  ya dijo que no hay rebase de gastos y por ello en el PRI acudimos con ellos de nueva cuenta con la ley en la mano”.

El Tribunal Electoral de Coahuila, le dio el triunfo a Miguel Ángel Riquelme por una diferencia de 30 mil 860 votos, al obtener 482mil 891 votos, el 38.9% en contra de  452mil 031 votos ,el 36.4% que obtuvo su más cercano perseguidor, Guillermo Anaya, lo que hizo que momentos antes del cierre de casillas el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya declara que su parido había ganado Coahuila, lo  cual era falso en esos momentos y desde ahí se iniciaron las impugnaciones en contra de Riquelme, quien se muestra confiado en que podrá tomar posesión de gobierno el próximo viernes.

Todo este conflicto post electoral ha sido propiciado por los organismos institucionales de elecciones, desde el Comité Estatal, el Instituto Nacional Electoral, hasta el Tribunal Superior de la Federación, que han examinado el caso Coahuila en forma no lenta, sino lentísima, lo que ha provocado que a más de cinco meses y medio de las elecciones aún no tengan una decisión al respecto.

Lo que sí es cierto es que de ser Riquelme el próximo gobernador de Coahuila, como todo parece indicar,  deberá cumplir sus promesas de campaña entre las que sobresale su compromiso de no permitir impunidad y resolver los asuntos pendientes, entre ellos la transparencia de la deuda del estado, que supera los 30 mil millones de pesos, originada durante los gobiernos de  los hermanos Moreira, cuyo hermano menor Álvaro, actual secretario de Organización del PRI estatal, ya se prepara y perfila para ser el candidato del tricolor en 2024.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarceba

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas