.

martes, 24 de octubre de 2017

Enfoque Global / Xi Jinping afianza su poder en China al concluir el XIX Congreso del PCCH

José Luis Ortiz Santillán

La atención del mundo está puesta en China, no porque tengan interés ideológico en las resoluciones de su partido sino en el destino económico de del nuevo centro del mundo capitalista. El poderoso Comité Central del Partido Comunista de China (PCCH) parece resistirse a los cambios y este martes cuando concluyen los trabajos del Congreso del PCCH, 17 candidatos a ocupar puestos en él abandonarán el Congreso decepcionados, al ser eliminados en la elección, según los reportes.

La Agencia Xinhua, ha anunciado en una nota de prensa que “La mañana de hoy martes comenzó la sesión de cierre del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), en la que serán elegidos un nuevo Comité Central del PCCh y una nueva Comisión Central de Control Disciplinario (CCCD)”, señalando que “Durante esta última sesión, los delegados al congreso también aprobarán resoluciones sobre el informe del XVIII Comité Central del PCCh, un informe de labor de la CCCD y una enmienda a los Estatutos del PCCh.”, precisando que el “Congreso, que se celebra cada cinco años y en esta ocasión comenzó el 18 de octubre, tiene lugar durante una etapa decisiva para China”, señala.

Lo real, es que el número de escaños en el cuerpo colegiado de toma de decisiones de PCCH ha quedado sin cambios desde su renovación en 2012. Los 2 mil 300 delegados al Congreso emitieron su voto en una votación preliminar para designar a 205 miembros de una lista de 222 nombres. El proceso de elección concluirá este martes, cuando se celebre una segunda votación para decidir la clasificación final de los 205 candidatos, todos los cuales habrían sido aprobados por el presídium del Congreso, aunque en esa etapa cada uno tiene garantizado un puesto en el Comité Central del PCCH.

Al final, dentro del proceso de elección de los miembros del Comité Central 17 candidatos fueron eliminados, después que  la cifra fuera en aumento; mucho más que los 10 de 2002, luego que 208 candidatos compitieron por 198 puestos; mientras que en 2012, 224 candidatos compitieron por 205 escaños, eliminando 19 de ellos; lo cual muestra que el presidente Xi Jinping mantiene su equipo al frente de su país y de sus reformas.

El martes en el Congreso XIX del CCPCH los delegados del Congreso votarán para elegir a 200 miembros alternativos del Comité Central, así como a los miembros de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria. Pero lo fundamental es que decidirán si la contribución del presidente Xi Jinping a los estatutos del partido deberán llevar su nombre, lo cual pondría llevarlo a un estatus igual al de sus líderes máximos Mao Zedong y Deng Xiaoping.

Más tarde, el miércoles, el nuevo Comité Central del PCCH celebrará su primera reunión en la que se revelará la posición del Politburó y su comité permanente, los dos principales órganos de toma de decisiones de China. A lo largo de la historia del PCCH, ha sido en los congresos donde se han tomado importantes decisiones estratégicas, decisiones que han moldeado fundamentalmente la historia del partido y de China.

Sólo recordemos como en los años veinte y treinta, cunado surgía la Republica popular China apenas, Mao asumió el liderazgo en la década de 1940 y los tres congresos celebrados (1956, 1969 y 1973), marcaron el rumbo del Gran Salto Adelante en 1957, la Revolución Cultural en 1966 y la caída de Lin Biao en 1971. En 1978, marcó la continuidad de las estructuras y políticas del PCCH, presa del mercantilismo y habido de cambios sociales, que lo llevaron a hacer a un lado al socialismo científico y a emprender su propio camino, abrazando el desarrollo capitalista.

Así, en el congreso de 1982 se aprobó el socialismo con características chinas y se restablecieron las relaciones con los Estados Unidos. 1992 profundizó esto, con el último canto de los cisne de Deng Xiaoping. Mientras que, en 2002 se afirmó la teoría de los tres representantes de Jiang Zemin y la noción radical de los empresarios, a los que se les permitía entrar en las filas del PCCH; en 2007, Hu Jintao introdujo el desarrollo científico y en el último congreso, en 2012, surgió Xi Jinping con su visón modernizadora de China, ahora convertido en el defensor del libre comercio y en el nuevo reformador chino.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas