.

lunes, 16 de octubre de 2017

Enfoque Global / Cataluña: Sumisión o Artículo 155

José Luis Ortiz Santillán

El Kurdistán iraquí y Cataluña han asumido que la democracia es para todos y que un referéndum podría darles la independencia anhelada; sin embargo, hoy ambos territorios y poblaciones están bajo el asedio de sus viejos colonizadores. El Kurdistán iraquí y Cataluña viven hoy bajo la amenaza, el primero de un ejército que salió corriendo de varias ciudades cuando en 2014 apareció el Estado Islámico (ISIS), que sólo han podido vencer gracias al arrojo de los kurdos; el segundo pueblo en conflicto, bajo la amenaza de intervención de Madrid.

Bajo la amenaza de poner punto final a la autonomía de Cataluña y tomar el control de todas las instituciones del gobierno catalán, con la aplicación del Articulo 155 de la Constitución, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, exige a Carles Puigdemont que aclare sus intenciones independentistas antes de colgar su cabeza en la plaza mayor de Barcelona, como en los viejos tiempos cuando se opuso a la independencia de sus colonias en América, Asia y África.

La amenaza de suspensión de la autonomía de Cataluña, parece ser un hueso en la garganta para los líderes catalanes, quienes han optado por las urnas para lograr su independencia, enterrando la vía armada que utilizó el pueblo vasco y llevó a la muerte o a la cárcel a muchos vascos sin lograrla.

No son los bombarderos estadounidenses que surcan los cielos del Corea del Norte, amenazando con lanzar bombas nucleares sobre su territorio, es mucho más que eso; se trata de la amenaza de ocupar Cataluña en un plaza de cinco días, a partir del miércoles pasado. El reloj sigue su marcha, sin que los independentistas afilen sus armas, mientras que Madrid las exhibe de manera disuasoria en el día de su fiesta nacional.

Mariano Rajoy ha pedido al presidente catalán a aclarar si se había declarado la independencia o no el martes pasado, antes de usar la fuerza del Estado español: La suspensión de la autonomía y la ocupación de Cataluña. La timidez y la vacilación no ayudad a un pueblo cuando está decidido a luchar por su independencia, declarar la independencia de Cataluña y suspender su puesta en práctica a favor de un dialogo que Madrid rechaza, no hace otra cosa que propiciar la humillación de los catalanes por el uso de la violencia del Estado español en su contra.

El SÍ a la independencia ganó el 1 de octubre en referéndum violentado por el uso de la fuerza del estado español, quien lo había ilegal, aunque sólo haya acudido el 48% de los electores registrados. Recordemos que el México sólo el 38% de los electores eligió al presidente actual y hemos respectado ese hecho todos; por lo cual, no se debería poner en duda su validez.

En todo caso, es a los catalanes y a los españoles a los que les compete discutir sus diferencias y llegar a un acuerdo sobre el futuro de la adhesión de Cataluña a España o su separación definitiva. Sin embargo, nadie puede exigirnos neutralidad frente a los hechos, ni ante el uso de la violencia histórica del Estado español contra sus súbditos, la misma que ejerció durante  años contra sus colonias en América.

Hoy 12 de octubre es la fiesta nacional de España, el día de la hispanidad ¿Pero cuanta sangre costo a los pueblos originarios de nuestra América defender su soberanía mancillada y luego luchar por su independencia?. Cataluña  ha sido invadida, más del 40% de los 7.5 millones de habitantes de esa región nacieron en otras regiones, el resto son catalanes que durante siglos han alimentado su anhelo de independencia; sin un acuerdo entre independentistas y el gobierno de España, la semilla de la independencia continuará viva, aunque la cabeza de los actuales líderes catalanes ruede por las calles de Barcelona el lunes próximo.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas