.

jueves, 5 de octubre de 2017

¿Cómo saber si estoy sobreentrenando?

Marlen Treviño

El sobreentrenamiento es una situación que se puede dar en los deportistas y resulta peligroso si no se detecta a tiempo, a veces llega sin que nos demos cuenta y si seguimos entrenando a pesar de eso, después es muy difícil recuperarnos.

¿Qué es sobreentrenar?

Es realizar más trabajo físico del que nuestro cuerpo puede aguantar, tener una pobre recuperación y acumular cansancio hasta llegar a lesiones o detener el entrenamiento por no tener la energía o la capacidad de hacerlo.

Conoce las señales de que estás sobreentrenando:

- Sentirte fatigado antes de lo común.
- Dificultad para dormir.
- Presión arterial alta.
- Estancamiento en los avances.
- Prueba de las pulsaciones

Aprende a realizar la prueba de las pulsaciones y vuélvelo un hábito por las mañanas. Todos los días en reposo y en cuanto te despiertes toma tus pulsaciones por minuto y anótalas para que lleves un registro. Si se mantienen constantes tu entrenamiento tiene la intensidad y frecuencia adecuada. Pero si un día se elevan por ejemplo: de 50 pulsaciones a 65, quiere decir que no estas totalmente recuperado y requieres disminuir el ritmo de la actividad física.

¿Cómo evito el sobreentrenamiento?

- Regula tu entrenamiento: La intensidad y la frecuencia debe ser de acuerdo a tu nivel, ya sea principiante, intermedio o avanzado.
- Descanso: Cumple con las horas de sueño que tu cuerpo necesita, para que puedas regenerar tu cuerpo tanto física como mentalmente.
- Aliméntate bien: Es fundamental que lleves una dieta acorde a tu plan de entrenamiento, los carbohidratos serán tu principal fuente de energía. El trabajo de un coach en Nutrición Deportiva es elaborarte un plan personalizado que cumpla con estos requerimientos.
- Consiéntete: Toma tu día de recuperación total y aprovecha para realizarte un masaje descontracturante o relajante.
- Evita la deshidratación: Toma agua constantemente para que puedas reponer los fluidos perdidos durante el entrenamiento y ayudarte a recuperar la energía.
- Visita al doctor: Realízate un chequeo general, es importante saber cómo es tu condición física y si es posible realiza un test de esfuerzo y un electrocardiograma para que tengas más conocimiento y control de tus propias posibilidades.
Entrenar mucho no siempre significa mejorar: necesitas aumento gradual de esfuerzo y descansar.

Si aprendemos a tratar bien a nuestro cuerpo siempre nos va a recompensar con más energía y enfoque para lograr nuestros objetivos.

Espero que esta información te haya sido útil y si es así ¡No olvides compartirla! ¡Nos leemos pronto!

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas