.

lunes, 23 de octubre de 2017

Comentario a Tiempo / Bajo fuego imperial III

Teodoro Rentería Arróyave

TERCERA PARTE Y ÚLTIMA

Nuestra querida y respetada colega argentina, Stella Calloni, así termina su artículo analítico que tituló “BAJO FUEGO IMPERIAL,VENEZUELA RESPONDE CON VICTORIA DE LA DIGNIDAD”, en el que exhibe la catadura del secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, para quien las agresiones del poder de los halcones contra nuestra América Latina, le pasan de noche en concupiscencia con la potestad del dinero:

“¿Y que? hizo Almagro ante los crímenes cometidos en Honduras, uno de cuyos símbolos trágicos es el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, donde la dictadura que derroca al presidente Manuel Zelaya en junio de 2009 perdura hasta estos días bajo el disfraz de ‘democracia de seguridad’, es decir dictadura encubierta que es sinónimo de lo que Washington considera democracias para la región.

Y lo mismo sucede en Paraguay, cuyo pueblo es víctima de la continuidad dictatorial desde el golpe mediático, congresional y judicial contra el presidente electo democráticamente, Fernando Lugo, en junio de 2012.

Y podemos seguir el largo historial de una América Latina, golpeada, violentada  bajo una guerra contrainsurgente planeada y documentada, como  bien sabe Almagro  por el Pentágono, el Departamento de Estado y los servicios de inteligencia estadounidenses en un proyecto de recolonización de nuestro continente en pleno siglo XXI.

Almagro no ignora nada de esto, pero verlo hoy mismo convalidando la infamia de no reconocer las elecciones venezolanas, que significan un paso hacia la pacificación, en la que participaron varios partidos opositores que ganaron gobernaciones y a los que el Secretario de la OEA tampoco les reconoce su triunfo, es más que indignante.

Esto significa dar libre acción a los asesinos y violentos que usaron para sembrar la muerte en Venezuela, para quemar vivos a inocentes, durante los últimos tres años, para destruir todo lo que se ha construido en  favor de un pueblo que vivió en la exclusión y la pobreza en estos dos siglos, rescatado por los gobiernos de Hugo Chávez Frías y Maduro lo que fue reconocido por los propios organismos internacionales con los que convive Almagro en Estados Unidos.

Estados Unidos intenta derrocar a un presidente  democráticamente electo, en un país como Venezuela al que acosa, persigue, bloquea, desabastece y acusa sin causa alguna sí, porque es un ejemplo para los pueblos de América Latina, a los que se propone sojuzgar en este siglo.

Asimismo acosa a Bolivia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, mientras ampara dictaduras encubiertas y gobiernos que  aplastan a sus pueblos y cometen crímenes de lesa humanidad abiertamente, masacres como en Guatemala y Colombia, donde no ayudan precisamente a la paz que tanto ha costado acordar.

La red de medios del poder hegemónico que ya dejaron ser de información, para ser operativos en las nuevas guerras contra nuestros países, es decir partes de las aplicaciones de todas las ilegalidades que significan los planes contrainsurgentes, y las acciones terroristas que se aplican, tienen la orden de instalar el no reconocimiento del triunfo en Venezuela.

Los generales mediáticos, sus soldados de línea y sus agentes de siniestras operaciones, que aún se llaman así mismos periodistas, y que han dejado de serlo, ya comenzaron su acción depredadora en la noche misma  del domingo 15 de octubre cuando un  pueblo alegre, que por sobre sus falencias, fruto de esta misma guerra que se les aplica, han tenido el valor de enfrentar al imperio, festeja el triunfo como una verdadera hazaña histórica.

Por todo esto debemos demandar ante el mundo entero el apoyo irrestricto a Venezuela heroica, un país latinoamericano que ejerce su derecho a la autodeterminación, rodeado de  asaltantes externos y de planes geoestratégicos que de aplicarse significaran un nuevo genocidio en Nuestra América en pleno siglo XXI. Tenemos derecho a la independencia, la soberanía  y la libertad y lo vamos a ejercer”.
Totalmente de acuerdo, respetada Stella Calloni.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas