.

domingo, 29 de octubre de 2017

Cañazos / Veracruz, en lucha constante

Arturo Bárcena Bazán

Segunda parte

En efecto, a paso lento, los empresarios dirían lentísimo, Veracruz va adelantando en el aspecto económico, con un gobierno saldando deudas del sexenio anterior y con un futuro promisorio en el sur del estado, con la creación de la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos, que recibirá más de 500 millones de pesos en inversiones, con lo que se crearán nuevos empleos.

Pero el otro problema, el de la inseguridad, se mantiene latente con aumento en secuestros y homicidios dolosos, con los senadores José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, reclamando al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares el freno a esta ola de inseguridad que impera en el estado.

Recientemente José Yunes Zorrilla señaló, textualmente: “Tengo la percepción de que en materia de seguridad hay un serio problema, lo había antes pero se ha incrementado actualmente, por lo que creo se debe prorrogar el convenio de colaboración que permite que elementos de las Secretarias de la Defensa Nacional y Marina Armada de México apoyen a la Secretaría de Seguridad Pública para garantizar la seguridad de los ciudadanos”.

El buen don José expresa que “tiene la percepción”, cuando es una realidad. El, como senador de la República, como miembro del partido del secretario de Gobernación, debería no sólo hacer declaraciones mediáticas, sino ejercer el poder que tiene como senador para luchar por Veracruz, por su estado, independientemente de quien esté en el poder en estos momentos. Si realmente desea ser gobernador, debiera desde ahora comenzar la lucha frontal, real , no mediática, para junto con Yunes Linares, sentar los cimientos para la seguridad en el estado, para acabar con la delincuencia organizada, porque de lo contrario , en el caso de que triunfara en las elecciones del 2018, heredaría el mismo estado inseguro que han heredado los gobernadores priistas anteriores al actual panista-perredista, Yunes Linares.

Un dato: según un análisis del Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, la Federación destinó del 2006 al 2016, para el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de Veracruz, la suma de cuatro mil 293 millones de pesos y mil 524 más para subsidio para la seguridad de los municipios con mayor indicie delincuencial en la entidad. Estos millones serían para mejorar la seguridad pública, para capacitar a una policía que sería ejemplar, para capacitar a agentes del ministerio público, en fin, para crear un aparato de alta seguridad para la ciudadanía veracruzana. De estos objetivos y de los millones enviados nada se sabe,  la alta inseguridad se mantiene y el último secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez permanece en prisión.

Fueron gobiernos priistas los que recibieron ese dinero, del partido al que pertenecen los senadores Yunes Zorrilla y Yunes Landa, y qué hicieron esos gobernadores con esos cinco mil 817 millones de pesos, si como afirman los actuales senadores del tricolor la inseguridad es símbolo de Veracruz, del estado que ahora gobierna Yunes Linares y que recibió esa herencia de inseguridad estatal.

El informe “Incidencia delictiva del Fuero Común 2017”, realizado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación, indica que Veracruz ocupa el tristemente célebre primer lugar nacional en secuestros; en el periodo comprendido dd enero a septiembre de este año, son 133 las denuncias presentadas por privación ilegal de la libertad.

Para hacer frente a la delincuencia, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, anunció  el jueves 19 del presente la inversión de 700 millones de pesos para la instalación de un sistema de videovigilancia, el más moderno d el mundo, en la entidad. A esto hay que sumar la construcción, ya iniciada, de doce ciudades judiciales, que se espera cooperen en la capacitación de funcionarios del Poder Judicial.

Con toda razón señala el mandatario local que “la inseguridad no se resuelve con demagogia, se resuelve con acciones, se resuelve con firmeza, se resuelve con decisión. Mentira que el problema de inseguridad se pueda resolver tocando la guitarra, se resuelve con acciones a fondo como las que estamos emprendiendo, en clara referencia a lo expresado días antes por José Yunes Zorrilla.

Enfático afirmó en Coatzacoalcos que “ me he comprometido a resolver el problema de inseguridad en el estado y lo voy a cumplir” y reconoció que el problema del secuestro es una de sus principales preocupaciones.” Mi responsabilidad es proporcionar seguridad a todos los veracruzanos y estoy trabajando en eso”, recalcó.

Buen discurso, pero el pueblo veracruzano espera que ya se ponga fin a la ola de inseguridad y espera que las reuniones que ha tenido su gobernador con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que trajo consigo el envió de 1200 elementos de la gendarmería al estado, fructifique aún más, porque una cosa es declarar a los medios y otra muy diferente concretar sus afirmaciones, llegar a los hechos y los hechos en este caso son darle seguridad a Veracruz. Ese es el reto del actual gobernador.
Le quedan 14 meses para cumplirles a sus gobernados, de dejar un Veracruz seguro para su sucesor, sea del partido que sea, lo importante es Veracruz y ojalá así lo entiendan los diputados federales y senadores veracruzanos en el Congreso de la Unión.

Ya el lunes próximo les comentaremos de otro tema importante sobre Veracruz.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas