.

jueves, 19 de octubre de 2017

Cañazos / Vendrá el cuarto procurador general

Arturo Bárcena Bazán

Con más pena que gloria, frustrado por no ser el primer fiscal de la Nación, se va de la Procuraduría General de la República el distinguido abogado Raúl Cervantes Andrade, salvándose así de su anunciada comparecencia en el Senado de la República.

En este sexenio le antecedieron en el cargo Arely Gómez y Jesús Murillo Karam, de los tres procuradores generales a ninguno se le recordará por su eficiencia en cuanto a la investigación y detención de quienes asesinaron a alrededor de 130 periodistas en lo que va del siglo XXI. Tampoco los procuradores generales nombrados por Vicente Fox y Felipe Calderón dieron resultados en cuanto a los atentados a representantes de los medios de comunicación. Algunas procuradoras son ahora representantes diplomáticos de México en algunos consulados del extranjero.

La propia Procuraduría ha reconocido su ineficiencia al aceptar que casi el 90% de las agresiones a periodistas permanecen en la mayor impunidad. Las declaraciones oficiales de que se investigará y castigará a los responsables de esas muertes de periodistas se han quedado solo en eso... en palabras huecas.

No solo los atentados a periodistas se han quedado impunes - son 798 las denuncias por agresiones contra periodistas las que ha registrado la fiscalía- sino que cientos de carpetas abiertas a investigación no han podido ser cerradas por la misma razón que ya mencionamos, por la ineficiencia de la Procuraduría General de la República.

Tamaulipas, Guerrero, Veracruz, Estado de México son los estados en que han ocurrido el mayor número de delitos cuya investigación corresponde a la PGR. Puebla, son sus huachacoleros, Oaxaca, con los daños ocasionados por la CNTE y Morelia por el mismo caso, son otros estados que tienen abiertas un sinfín de carpetas de investigación, sin que las investigaciones, válgase al redundancia, prosperen y se aclaren los ilícitos federales.

Los  ex gobernadores presos por diversos delitos ven cómo transcurren los días sin que la PGR cierre las carpetas de investigación sobre los delitos de que se les acusa, provocando que los jueces no puedan sentenciarlos a ellos y a otros . presuntos responsables. Y los que son aprehendidos obtienen su libertad por fallas en la investigación-.

Viene el cuarto Procurador General, que podría ser el último del sexenio, pero dudamos que pueda resolver todos los casos pendientes, que integre las averiguaciones que duermen el sueño de los justos. Ahora ni oficinas propias tendrá, pues el sismo de septiembre pasado daño seriamente el edificio sede de la PGR.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas