.

lunes, 9 de octubre de 2017

Cañazos / Margarita toma su decisión

Arturo Bárcena Bazán

El Frente Ciudadano quedará integrado por un PAN dividido, resquebrajado; con un PRD que mantiene aún su discusión sobre la decisión tomada por Alejandra Barrales de aliarse al blanquiazul y con un Movimiento Ciudadano, íntegro, sin divisionismo y con un primer objetivo: ganar su primera gubernatura con Enrique Alfaro, en Jalisco, así como diputaciones federales, algún senador y varios presientes municipales, todo ello, tal vez con candidatos del Partido, dirigido por Dante Delgado Rannauro.

Tras 33 años de panismo, casada con el hijo de uno de los fundadores del Partido, Margarita Zavala renuncia al PAN, porque “no hay vida democrática interna”. Tiene razón, Con su soberbia y despotismo Ricardo Anaya se ha convertido en una caricatura de Andrés Manuel López Obrador, sólo que éste tiene un Morena fuerte y Ricardito tiene un PAN acabado, algunos dirían que urge la renovación en la dirigencia del blanquiazul.. Tiene razón Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI al  afirmar que “S e le desmorona el partido a Anaya”, un hombre que no supo enfrentar de frente a Margarita Zavala, quien lo acusa en su renuncia de darle en dos años sólo evasivas. Seguramente en este concepto coincide el otro aspirante a la candidatura del PAN a la Presidencia de la República: Rafael Moreno Valle, quien también tiene su potencial político dentro del PAN.

La decisión de Margarita Zavala, de abandonar las filas del PAN provocará una debacle dentro del blanquiazul,. Quiérase o no reconocer, la esposa del ex presidente Felipe Calderón, cuenta con alto número de partidarios que la llevaron a ser la que tuviera  la delantera en la carrera por la candidatura presidencial panista. Margarita se dio a la tarea de recorrer el país, desde el  miércoles 4 de mayo de 2016, fecha en que durante una reunión en la casa familiar en la Ciudad de México, recibió el apoyo de un grupo de amigos, después de evaluar la posibilidad de que contendiera en las elecciones de 2018.
Recuerdo que el ex Presidente Vicente Fox Quezada, dijo en aquel momento: “La candidata panista en 2018, será Margarita Zavala. Prácticamente doy por hecho la candidatura de Margarita, va a ser difícil que alguien se la arrebate, ella tiene la altura y tiene la presentación y reconocimiento dentro del PAN”, lo que no fue tomado en cuenta por la cúpula panista, lo que ha provocado la debacle del PAN.. Josefina Vázquez Mota ex candidata a la Presidencia y candidata del PAN al gobierno del Estado de México en las elecciones pasadas, declaró por su parte :” La pretensión de Margarita Zavala, de ser abanderada de PAN en 2018, es legítima y válida”.

Desde ese momento Fernando Herrera, coordinador de los pocos senadores panistas afines a Ricardo Anaya y Marko Cortes, diputado michoacano, coordinador de la bancada panista, se mostraron reacios a aceptar a Margarita. Expresaron el miércoles 8 de junio de 2016: “No sólo la esposa del ex Presidente aspira a la candidatura, sino también Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle” . Fue el primer aviso de que el actual líder panista, hoy acusado de enriquecimiento inexplicable, de él en lo particular y de su familia política en lo general, de soberbio y traidor aspiraría a la Presidencia de la República, aprovechándose de su calidad de presidente del partido Y así lo ha hecho a través de cientos de spots en radio y televisión, ensalzando su figura, más que promocionar a su Partido.

Margarita Zavala siempre fue una mujer leal al PAN. Recuerdo que en una entrevista que le hice  para  El Sol de Cuernavaca, reproducida en los diarios de Organización Editorial Mexicana, en casa del entonces diputado federal  José  Sigona, en Cuernavaca Morelos, me dijo  “Felipe y yo estamos en el PAN, luchando por los principios y valores que manejamos en el PAN… he aprendido a querer más a México a través del PAN”. Estos conceptos, reales, fueron hechos añicos por la actitud soberbia del actual líder nacional del PAN, oriundo de Querétaro, cuyo gobernador  panista está en contra suya
Ernesto Ruffo Appel, primer gobernador panista en la historia de México, al referirse a la posición de Margarita Zavala y los senadores “rebeldes” al anayismo, se expresó en forma diferente a como se le ha conocido: ”con su salida de ella y los senadores traidores se acabará una infección que nos llenó de pus”. Declaración desafortunada y prueba de ello es la contestación que le dio el destacado panista Max Cortázar, recordando a Voltaire:” La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás”.

Lo cierto es que esta fractura panista es la más grave desde la fundación del PAN en 1939 y hay la seguridad de que Margarita se llevará con ella cientos de miles de votos del PAN, lo que dejará un Frente Ciudadano sumamente debilitado.

De verdad que da tristeza ver cómo se va desmoronando el PAN, urge que los panistas de prestigio, de experiencia política, asuman las riendas, porque el PAN se merece mejor suerte. Ya atuvo dos Presidentes de la República, que en su momento se sublevaron al mismo Ejecutivo panista, como fue el caso de Felipe Calderón, que en un acto de honestidad política renunció a  ser secretario y se convirtió en el hijo desobediente, primero, y posteriormente en el último Presidente panista. Hoy el PAN  necesita de alianzas para pensar en recuperar Los Pinos “al alimón” con PRD y MC.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas