.

domingo, 22 de octubre de 2017

Cañazos / El perredismo sin fuerza hacia el 2018

Arturo Bárcena Bazán

El Jefe de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, los gobernadores de Michoacán, Silvano Aureoles; de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu y el de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, han expresado públicamente sus aspiraciones por ser candidatos a la Presidencia de la República, en las elecciones junio de 2018.

Estas aspiraciones, dicen sus gobernados, principalmente en Michoacán y Morelos los ha distraído de cumplir con sus obligaciones al frente de sus gobiernos estatales, Miguel Ángel Mancera, por lo contrario ha hecho frente, con eficacia, a los desastres provocados por el sismo del 19 de septiembre pasado, no así en lo que se refiere a la seguridad en la Ciudad de México, mientras que Miguel Ángel Yunes Linares, alianza PAN-PRD, va saliendo poco a poco del pozo sin fondo que le heredó su antecesor Javier Duarte de Ochoa.

Poco a poco ha ido saldando los adeudos financieros con los pensionados veracruzanos, con los miembros de la Universidad Veracruzana, con los médicos, con los proveedores, con constructoras y esta semana anunció la construcción de unidades judiciales en varios municipios del estado, con el fin de dedicar más tiempo a la seguridad de los veracruzanos, la que había dejado en segundo lugar, pues primero era ver cómo resurgiría la economía de Veracruz, sin frenar las inversiones y los proyectos con la iniciativa privada.

Lo contrario ha pasado con Graco Ramírez, que ve cómo su estado no alcanza el progreso que le prometió al rendir su protesta como gobernador del estado. Se encuentra enfrentado con varias organizaciones sociales, con la iglesia, con la universidad y para colmo, a raíz del sismo de 19 de se septiembre, que destruyó varios municipios, no supo cómo enfrentar la contingencia. Espero la llegada del Presidente Peña Nieto para hacerse presente, al tiempo que giraba instrucciones para que la ayuda que se enviaba de estados de la República, e incluso del extranjero, fuera concentrada en las bodegas del DIF estatal, que dirige su esposa. Todo un caos y además es uno de los estados donde prevalece la inseguridad. Día a día nos enteramos de un homicidio más en la capital del estado, sin que los agresores sean detenidos. Eso sí, la Procuraduría estatal anuncia que se abre una nueva carpeta de investigación, lo que por lo común significa impunidad.

En Michoacán la ciudadanía coincide en que no se ha visto el progreso prometido por el perredista Silvano Aureoles, quien dicen los michoacanos se ha dedicado más a impulsar su candidatura hacia la Presidencia de la República que trabajar para el bien del estado.

Precisamente este martes estuvimos en Morelia, la capital del estado, que enfrentó un caos y la paralización de labores por las protestas de pensionados y miembros de los sindicatos de los ´Poderes Judicial, Ejecutivo y Legislativo, que  salieron a las calles en defensa de sus contratos de trabajo y del pago de sus pensiones. Incluso, miembros de la  Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se sumaron a las marchas que desquiciaron el tránsito no sólo en Morelia, sino también en las principales ciudades del estado.

Esta movilización fue un hecho sin precedentes Desde las nueve horas del martes, trabajadores de los sindicatos de trabajadores del estado bloquearon la Calle Camelinas a la altura de Ventura Puente, desde donde marcharon horas después hacia lo Casa de Gobierno. Una mañana sin funciones en las dependencias oficiales, una mañana con caos vial, donde los perjudicados fueron los habitantes y visitantes de la capital. Innumerables taxistas renegaban de la marcha, pero no culpaban a los manifestantes sino al gobierno de Silvano Aureoles a quien exigen el pago de pensiones y el respeto a las cláusulas de su contrato de trabajo.

El progreso prometido para Michoacán permanece en el limbo, no de ahora, sino desde el gobierno del perredista Leonel Godoy, que le heredó a su sucesor Fausto Vallejo un adeudo de más de 337 millones de pesos  en el Fideicomiso que administra Pensiones del estado.

De los cuatro perredistas con aspiraciones presidenciales sólo quedan por su labor que desempeñan: Miguel Ángel Mancera y el otro Miguel Ángel, este de apellidos Yunes Linares. Entre Migueles te veas.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas