.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Sismo daña 136 iglesias en el Estado de México

ESTADO DE MÉXICO. Los mexiquenses no sólo lamentan la pérdida de vidas, hogares y bienes materiales tras el sismo de 7.1 grados Richter, también el daño que, según el último censo, sufrieron 136 iglesias, entre ellas, la de San Pedro y San Pablo.

El párroco de Ecatzingo, Víctor Manuel Chávez Ayala, aseguró que están a la espera del dictamen del gobierno local y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para saber qué templos se remodelarán o son pérdida total.

Como son bienes de la nación necesitamos que nos determine (el INAH) qué va a proceder; es decir, si son pérdida total y si se les quita del catálogo de bienes de la nación; o bien, si hay que remodelar, aunque lo dudo mucho, remodelar no lo veo viable”, comentó.

Como si fuese algo divino, el pasado 19 de septiembre no hubo misa en el templo de San Pedro y San Pablo, que data de 1856, ya que con el sismo este recinto quedó casi en ruinas: gran parte de la fachada se desplomó; en donde había vitrales ahora había grandes huecos; el techo cayó y el cielo quedó a la vista de todos.

Las cúpulas de la iglesia se derrumbaron y aplastaron los lugares de madera en los que las personas solían rezar; en las cúpulas sumamente dañadas que quedaron, las imágenes de San Mateo y otros santos dibujados en ellas se aprecian con grandes grietas, mismas que parecieran aguardan al mínimo movimiento para derrumbarse.

La falta de una misa en ese día de la semana salvó la vida de decenas de mexiquenses, hecho que agradeció el Chávez Ayala.

La gran ventaja es que los días martes el templo parroquial está cerrado. Como tenemos el mercado de Ozumba, mucha gente baja ese día hacer sus ventas y por eso ese día cerramos el templo para descanso del personal”, explicó el párroco.

Pese a que el templo está a punto de derrumbarse, el mayordomo de la iglesia, Jorge Luis Vázquez, detalló que se trató de rescatar todo lo que quedó en pie, como algunas imágenes religiosas y una que otra banca que no fueron destruidas.

“Se hizo resguardo de las imágenes, ésas y las pocas bancas que quedaron buenas las guardamos. Ya está todo vacío y ya las otras bancas ya las pasaron al lado de lo que es nuestro claustro”, aseguró.

De las 136 iglesias dañadas, 68 se ubican en la zona oriente del estado de México y según la diócesis de Valle de Chalco, 10 por ciento son pérdida total y el resto presentan daños estructurales, por lo que para apoyar a la feligresía se oficiarán misas en sedes alternas o incluso en los atrios de los mismos templos.

Fuente: Excelsior.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas