.

jueves, 21 de septiembre de 2017

En Las Nubes / No claudico

Carlos Ravelo Galindo

Les decíamos el 13 de agosto último que cinco días antes fue un día aciago por la hemorragia cerebral que nos paralizó la mitad del cuerpo. De entonces a la fecha –que feo temblor nos sacudió, ¿verdad?—hemos recibido la solidaridad de muchas, muchas, muchas, amistades y en especial una, que se las comparto, de mi nieto el médico Jorge Alberto Ravelo Barba que se especializa en cirugía de tórax  y  neumología, en Barcelona, España.

Al hijo del abogado Jorge Alberto Ravelo Reyes y del arquitecto Marta Barba de Ravelo, y a los Teodoro, los Fernando, los José Antonio, las Norma, los Octavio, las Anita, los Raúl, los José Luis, los Abraham, las Teresa, los Pablo Rubén, las Mercedes.

A María Luisa, los Eduardo, los Jenaro, los Virgilio, los Arturo, las Rosa, las Silvia, los Héctor, las Beatriz, los Mario, los Enrique, los Servando, la Coca, las Yolanda, los Roberto, las Mariana, los Alfredo, las Laura, las Maricarmen, los  Joan y Paquita.

A mis hermanos, a mis cuatro hijos, a mis diez nietos y a mis ocho bisnietos, dos en camino aún.

Pero sobre todo a mis médicos, don Pedro Iturralde Torres, cardiólogo, y a don Pedro  Pablo Juanvelz, neurólogo, quienes nos tratan, como al teniente  doctor fisioterapeuta José Javier Heredia, a treinta y cinco días de mi pesadilla, de la que paulatinamente y con entereza enfrentamos, este aún reportero les ofrece con toda humildad:

¡NO CLAUDICO! Y seguiremos en nuestro trabajo de comunicarnos. No con la frecuencia diaria. Pero sí con el entusiasmo de costumbre.

Y a todos muchas gracias por su paciencia.

Dejo  a su atención la admonición del nieto, enviada  a su padre:

“Pá se la imprimes y se la pasas al Abo cuando lo veas Gracias.

Hola Abo

Cómo estás.

Cómo vas con esos ánimos y con esa recuperación.

Por ahí me contó un pajarito (como nos contabas cuando éramos más chicos) que andas baboseado!                                                            

¡¡¡NADA DE ESO!!!

Entiendo que tengas una limitación física pero nada es imposible, ANIMO mucho ANIMO!  Como te lo dije el otro día la cosa más importantes es tu estado de ánimo, que es normal sentirte apachurrado y desanimado, muy normal. Pero nadie escoge el camino que le toca, y por más que le pidamos a todos los santos que pase la historia de una manera. La historia solo se contara de una sola forma y no se podrá contar hasta que suceda!

De momento toca levantar la frente y buscar la mejoría, que en este momento está en ti.

¡Sonreír, dar gracias por lo que tienes y ponerle ganas de mejorar esa pierna!

Si se mejora poco o mucho, eso tampoco lo sabrás hasta que lo logres o de plano claudiques!  Y en mi experiencia, da igual si logras el éxito de la recuperación o si solo logras un avance pausado y gradual!  No solo veas a la terapia de recuperación como una obligación. Velo como un pasatiempo forzado!  Si no haces eso qué más puedes hacer.                                                                                                      

Lamentable que tengas una limitante pero hay dos sopas  enfocarte y ver la mejoría, o no hacer nada.  Tú  y menos mi familia me enseñaron a no hacer nada. Al final los resultados son lo que menos importan.  Penetra más en nosotros y en nuestros allegados el camino recorrido, el empeño puesto,  que la medalla!

Estoy seguro que apenas tengas más ánimos y empuje, la recuperación se dará poco a poco. No hay prisa! pero creo yo y así me lo dice mi profesión que entre más activo ( actitud mental y físicamente) mejor te ira!

Cuentas con el cariño de todos tus familiares, y amistades, cercanos o lejanos. En aprecio o en distancia, pero seguro que todos estamos deseosos de verte mejorar.

Sabemos que tu temple es más fuerte que las adversidades. Así lo has demostrado 87 años.

A sí que pilas a tope, a sacar ánimo y energía que es lo que te va a llevar a estar mejor.

Creemos en ti, confiamos en ti, estamos orgullosos de ti.  Queremos que estés bien, y eso ahorita solo depende de tu ánimo y esfuerzo.  porque lo demás lo tienes: médicos, medicinas, apoyo, cariño! Lo haz gano a lo largo de tu longeva profesión de comunicar y escribir.

Yo te cuento un poco de mí: ya el versan va de salida, los días se vuelven más cortos, y la rutina habitual de la ciudad regresa a la normalidad. Y con esto pues poco a poco va mejorando mi nota de los simulacros, ahí van mejor pero  tengo que apretar más.

En las mañanas salgo 2 o 3 veces por semana a dar una vuelta en bici a un parque natural que esta  a 15 minutos de mi casa, es como el desierto de los leones, mucho bosque, y buenos paisajes.

Eso me despierta y me mantiene activo para no quedarme con las nalgas cuadradas (jeje). y así con disciplina tanto en la bici como en el estudio vamos mejora. Deseo que tú también vayas a más cada día!

En verdad deseo que el ánimo te llegue, sabemos  que es duro, pero te va a llegar.  Más bien vas a encontrarle el gustito picante por el esfuerzo y ganas de mejoría!

¡Pronta recuperación Abo. Te mando un abrazote!

"Jorge Ravelo Barba”.

A quién, sino a Él, dar gracias.

craveloygalindo@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas