.

martes, 5 de septiembre de 2017

El proceso electoral que se avecina

Yamiri Rodríguez Madrid

El próximo 1 de noviembre, se instalará el Consejo General del Organismo Público Local Electoral (OPLE), a fin de comenzar la organización de lo que será la elección del 2018: la madre de todas las batallas.  Claro, a la autoridad local electoral únicamente le corresponderá lo concerniente a la elección del próximo gobernador y los 50 diputados locales.  Al Instituto Nacional Electoral (INE), le tocará la de Presidente de la República, senadores y diputados federales.

De hecho, las precampañas deberán finalizar el 11 de febrero.  El registro de candidaturas será a más tardar el 29 de marzo, para gubernatura y, para el Congreso  Local, el 20 de abril.

Iniciará también la capacitación de todo un ejército de hombres y mujeres que fungirán como funcionarios de casilla y, sobre todo, serán necesarios cientos de millones de  pesos.

Y es que cada año, y más en una elección como ésta, el voto se encarece.  Obviamente, dado el interés que puede despertar en los ciudadanos, también se espera un índice de abstencionismo mucho menor que el de una elección intermedia.

Lo cierto es que a partir de ya, comenzaremos a ser bombardeados por toda una serie de mensajes velados de aspirantes a cualquiera de estos cargos de elección popular. Seremos también testigos de los actos más arriesgados de trapecismo político, de diputados locales que quieren brincarle a la federal o de funcionarios públicos municipales o estatales que quieren asegurar la chamba  por los próximos tres años.

En la elección que viene, también,  podremos darles por primera vez la oportunidad a los congresistas locales de reelegirse en el cargo aunque son pocos, muy muy pocos, los que realmente han trabajado y hecho méritos para repetir.

Más le vale a quienes buscan representarnos, no saturar con su imagen desde ahora pues, lo único que harán, es provocar un mayor hartazgo entre los ciudadanos.  Muchos inician desde ahora en aras de incrementar su conocimiento entre la población y, con esto, asegurar la nominación en su partido.

Otros, quieren mostrar desde ahora el músculo para ir haciendo a un lado a los contendientes internos pero esto, a final de cuentas, poco le importa al ciudadano de a pie, que prácticamente no sabe que el próximo domingo 1 de junio tendrá que acudir a las urnas, que ya no entiende por qué, dos partidos tan diferentes como PAN y PRD deben ir juntos en coalición, o por qué un político que era de x instituto político, ahora va por el y, si ya antes pasó por el w y z.

Bien dice el dicho que no por mucho madrugar amanece más temprano aunque tal parece que comicio tras comicio a nuestros políticos, cada vez se les adelanta más la precampaña.  Vaya mentalizándose.

@YamiriRodriguez 

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas