.

martes, 12 de septiembre de 2017

Cañazos / Todos con el mismo objetivo: su ambición personal

Arturo Bárcena Bazán

Lo que estamos viendo ahora en el Congreso de la Unión  no es otra cosa que la lucha de grupos e individualidades con un solo objetivo o común denominador: la obtención del poder, la satisfacción de su ambición personal. Ahora vemos que no existen ya ideologías auténticas, ahora vemos que un panista al rato forma parte de otro partido, un priista al rato es panista, un perredista que salta a moreno, un ciudadano que busca alianzas, aún cuando hace unos meses declaraba que Movimiento Ciudadano siempre iría solo en las elecciones, soledad que le trajo el triunfo de Enrique Alfaro en la alcaldía de Guadalajara, Jalisco.

Ahora hay “políticos” que firman acuerdos con AMLO en el Monumento a la Revolución, pero continúan defendiendo su posición en el partido al que ahora desdeñan,  no renuncian a él.

Ahora vemos que se filtran en los medios de comunicación informaciones sobre tal o cual político, como es el reciente caso del procurador general de la República, Raúl Cervantes, a quien acusan de poseer un Ferrari último modelo, valuado en más de cuatro millones de pesos y haberlo registrado en Morelos “para evitar el pago de impuesto por tenencia vehicular”. Cómo se filtró esa información.

Pensando mal recordemos que Morelos, no obstante ser “gobernado” actualmente por un perredista que quería ser candidato presidencial, es un bastión panista desde la época en que Sergio Estrada Cajigal derrotó a  Ana Laura, la hija de don Lauro Ortega, y ganó la presidencia municipal de Cuernavaca, lo que le sirvió como trampolín para llevar al PAN, por primera vez, a la gubernatura del estado, cargo que le heredó en  las urnas a Marco Antonio Adame Castillo, hoy prominente panista, miembro del Comité Ejecutivo Nacional y muy apegado al líder nacional Ricardo Anaya. Además recientemente el presidente de la Cámara de Diputados fue también un distinguido panista y aspirante, con altas probabilidades de éxito, a suceder al perredista Graco Ramírez. Así que el obtener esa información y filtrarla no habrá costado mucho trabajo.

Lo que no pueden decir es que el procurador general de la República no haya tenido capacidad para amasar un buena fortuna, teniendo como base los litigios que se llevaban a cabo en su despacho y es que don Raúl forma parte de la pléyade de abogados penalistas que se cotizan sumamente alto, como es el caso de don Diego Fernández de Ceballos, Javier Coello Trejo, el ex procurador general Antonio Lozano Gracia y varios más, cuya lista no mencionamos por falta de espacio.

La sapiencia jurídica de que goza Raúl Cervantes lo avala como un buen prospecto para la fiscalía, el inconveniente es su cercanía con el Presidente Peña Nieto y con el PRI. Téngalo usted por seguro: Raúl Cervantes no será fiscal, el PRI antepondrá el interés nacional a la ambición política. De ello ya dio muestras el Presidente Peña Nieto cuando mandó hace meses la iniciativa de ley para que el procurador general de la Republica no pasara en automático a ser fiscal de la Nación. Solo que el PAN, el mismo que ha creado todo este alboroto, aceptó que la iniciativa presidencial “durmiera el sueño de los justos”. Cervantes seguirá incrementando su capacidad jurídica y ganando altos honorarios honestamente para comprarse incluso, otro Ferrari, que no será ni azul ni blanco.

Por ello llama la atención que el líder nacional de del PAN Ricardo Anaya, haya amasado una gran fortuna en sus pocos años de ejercicio profesional en el sector público. Lejos de aclarar cómo la obtuvo, el joven Anaya ha llevado su defensa al Congreso Nacional  contando con el apoyo de incondicionales que han visto en la figura del fiscal automático la cortina de humo para su riqueza inexplicable. Esto no es sino síntoma de la ambición que por el poder tiene el queretano, el mismo que en su momento traicionó a su mentor, a su impulsor político… el chihuahuense Gustavo Madero, a quien le prometió la coordinación de los diputados federales del PAN y finalmente no le cumplió, dándole el cargo a su “fiel escudero” el michoacano Marko Cortés, el mismo que perdió la candidatura al gobierno de Michoacán a manos de María Luisa “Cocoa” Calderón.

Recordemos que  la Procuraduría General de la República fue creada por iniciativa presentada por el general  Presidente Manuel González Cosío en 1896, en sustitución de la fiscalía, que ahora se busca implantar de nuevo - estuvo en vigor de 1824 a 1896- siendo el primer procurador general el licenciado Rafael Rebollar   - quien fue nombrado cuatro años después de la iniciativa presentada por el general González Cosió - , tomó posesión el 13 de octubre.

El nombramiento del nuevo fiscal ha creado controversias y  amnesia a los panistas que apoyaron meses atrás el pase automático de Raúl Cervantes a la nueva fiscalía. Pero era necesaria una cortina de humo, un distractor y eso es lo que ha estado haciendo Ricardo Anaya con el único objetivo de satisfacer sus ambiciones personales, pasando sobre los líderes d su partido, sobre senadores e incluso sobre precandidatos o precandidatas a la candidatura presidencial por parte del PAN. La ambición de Anaya ha provocado que sus propios militantes le pidan su renuncia para bien del partido que se fundó en l939 y que ahora ante la crisis por la que  atraviesa ha buscado y logrado la alianza con el PRD y con Movimiento Ciudadano…por el momento.

Bien ya está formalizada ante el INE la alianza para crear un Frente Amplio o Común, pero Democrático. Lo único que falta es decidir cómo van a designar al candidato de esa alianza para la Presidencia de la República. Lo que deben de hacer de aquí a enero próximo, aún cuando Margarita Zavala afirma una y otra vez que es el momento de designar candidato, que el tiempo que pasa va en perjuicio del PAN, ahora yo diría en perjuicio del Frente, un Frente que tendrá que escoger entre un ciudadano o ciudadana, entre los panistas Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle, Ernesto Ruffo; los perredista Miguel Ángel Mancera o Silvano Aurioles, Ramón de la Fuente, Dante Delgado, entre varios independientes o entre ciudadanos de prestigio.

¿El que sea designado será apoyado por los que se queden en el camino?¿ Habrá desbandada entre los aliancistas una vez que se conozca quién será su candidato o candidata? La ambición por el poder hará seguramente su aparición.

En su ambición y falta de conocimientos jurídicos algunos anayistas piden la intervención del Secretario de Gobernación para resolver el conflicto que ellos han creado en la Cámara de Diputados, olvidándose de la División y autonomía de los Tres Poderes de la Unión. La ambición es primero, después los conocimientos y el bien común.

El mismo senador panista y Presidente del Senado el ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero ha indicado textualmente : ”Senado no cederá ante chantajes de párvulos. Más claro ni el agua. Qué pensarán los  paanistas maestros y catedráticos de la política  de antaño.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas