.

martes, 15 de agosto de 2017

Comentando / ¿El TEPJF no debe avalar el “triunfo” de Del Mazo?

* Se supone que en el Tribunal existen Magistrados honestos, dignos, incorruptibles 

Luis Repper Jaramillo*
lrepperjaramillo@yahoo.com

“Consummatum est”. El fraude (hasta ahora parcial) de la elección de junio pasado para gobernador en el Estado de México parece confirmar la máxima de “crónica de un timo anunciad, impulsado por el Gobierno Federal, el PRI Nacional, el local, el INE, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), algunos medios de comunicación (especialmente la televisión), ciertos Diarios “nacionales” afines al Sistema. Es una burla, un engaño para los votantes mexiquenses que en su mayoría NO VOTÓ, por el PRImo, de Enrique Peña Nieto, sin embargo los personeros de Eruviel Ávila Villegas, actual (des) gobernador del Edomex, los asalariados del IEEM, cometieron la bajeza de otorgar la Constancia  de Mayoría.

Aunque esto parezca legal, Alfredo del Mazo Maza, cínicamente acudió a esa instancia electoral a recibir el documento, que “legaloidemente” le dieron, pero moral, política y social no le corresponde.

El IEEM, jugó su parte al “reconocer el triunfo” del atlacomulquense, porque era un procedimiento de tiempo y forma, pero tanto Morena,  PAN y PRD, adelantaron que desconocerán a Del Mazo Maza, como legítimo gobernador, por lo que recurrirán al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para impugnar la elección, y sobre todo desconoce el espurio reconocimiento como ejecutivo local al pariente de Peña.

Es verdaderamente inmoral que un tipo que no obtuvo (legalmente) los votos para ganar la elección haya recibido la Constancia, sin esperar a la resolución de la última instancia electoral, el Tribunal, que deberá sesionar esta semana para emitir una resolución que convenza a los mexiquenses que el priista ganó por las buenas… cosa que en realidad no sucedió, pero que el Sistema y especialmente el pariente trampearon a través de todo el aparato del Estado, utilizando las artimañas que por más de 70 años ha practicado el PRI,   considerado el más corrupto de los partidos políticos de América Latina.

Quedó ampliamente comprobado que las huestes oficiales del sexenio peñistas desbordaron a lo largo de la campaña electoral sus “programas sociales”, con recursos, infraestructura, logística, y la presencia en actos, simulados como oficiales, de funcionarios del gabinete legal como Rosario Robles (SEDATU), Gerardo Ruiz Esparza (SCT), José Narro Robles (SS), Miguel Ángel Osorio Chong (SEGOB), José Antonio Meade (SHCP), Luis Miranda Nava (/SEDESOL), José Calzada (Agricultura) Rafael Pacchiano (Medio Ambiente), entre otros, destacando las bondades del gobierno federal, presionando a los acarreados priistas,   la población a los mítines de que si no votaban por Alfredo del Mazo, esos programas sociales serían suspendidos y no habría más despensas, servicios médicos, apoyos económicos, tinacos, láminas de chapopote, ladrillos, cemento, varillas, etc. como castigo por no apoyar al PRI.

Pese a las denuncias ciudadanas, de los partidos de oposición, en las redes sociales, en los medios de comunicación decentes (no televisión), los Consejeros del IEEM, ignoraron, desoyeron, minimizaron, los reclamos populares y avalaron el fraude, violando su ética, su compromiso social, su moral y la imparcialidad que un funcionario de ese nivel debe poseer.

Más aún, el PRI, el Sistema, la SHCP, el SAT, la Procuraduría de Consumidor, avalaron que Alfredo del Mazo Maza, distribuyera durante su campaña la Tarjeta Salario Rosa, y la promesa de que si los “beneficiarios” les entregaban a cambio dos copias, amplificadas al 200, de su credencial del INE… y si ganaba el PRI, les depositarían dinero.

Tal fue el fraude, que las instancias oficiales mencionadas, jamás supervisaron si en efecto Del Mazo y el PRI, depositaron efectivo. Una vez realizada la elección miles de mexiquenses engañados protestaron pues al pagar con su flamante tarjeta en determinados establecimientos, ésta carecía de fondos, por lo que las mercancías no fueron entregadas.

Esto nos lleva a recordar, exactamente lo mismo, cuando el entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto, obsequió en 2012, a sus seguidores la Tarjeta Soriana y el Monedero Electrónico Monex, que carecían de fondos, situación que causo enfrentamientos y agresiones entre priistas engañados y encargados de las tiendas en donde habían adquirido productos no entregados por no estar fondeados los plásticos.

La historia se repite en 2017 en el Estado de México, con la Tarjeta Salario Rosa. Aun así y tras denuncias sociales el IEEM determina declarar triunfador al de Atlacomulco, ante el descontento y rechazo de la mayoría de mexiquenses, que han padecido 88 años (Dictadura Perfecta) sólo gobiernos priistas, advirtiendo que no soportarían 6 años más de familiares en el poder, sin que la entidad salga del retraso social, inseguridad, pobreza, pobreza extrema, desempleo, feminicidios, presencia de cárteles de las drogas y otras calamidades.

La siguiente instancia para echar abajo esta decisión del IEEM, es el TEPJF, en donde los partidos políticos, sus candidatos y la ciudadanía engañada apelarán a la dignidad, esperanza, ética, imparcialidad, honestidad, transparencia y profesionalismo de los 7 Magistrados de la Sala Superior, quienes de manera definitiva e inatacable, dictaminarán quien es el verdadero ganador de la elección, por lo que aun Alfredo del Mazo y el PRI no pueden cantar victoria.

Como presión para tratar de acallar las inconformidades, el Instituto Electoral del Estado de México, “chamaqueó” a Delfina, Josefina y a Juan, adelantando la entrega de la Constancia de Mayoría a Alfredo, para decir a los mexiquenses, “ya resolvimos a favor del priista”… los inconformes, es un hecho, apelarán a la instancia electoral superior… a ver que dicen los Magistrados.

En el remoto caso de que los togados del Tribunal se coludan con el Sistema, el PRI y Alfredo del Mazo, los inconformes tienen algunas instancias internacionales (que lamentablemente no pueden decidir, pero sí exhibir, el fraude, la corrupción, la ilegalidad, la antidemocracia de un gobierno fallido, cómplice y omiso) para demostrar la parcialidad de instancias gubernamentales mexicanas tramposas.
Deberán llevar sus pruebas, resultados, argumentos, dichos, testimonios, etc. a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de la OEA, con sede en San José Costa Rica, apelar al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, signados por el Gobierno Mexicano, para que tomen en cuenta los alegatos y la violación a las garantías individuales de los agraviados. No serán resolutivos (por la autonomía de nuestro país), pero sí exhibidos en el mundo.

Los priistas dirán que el triunfo de Del Mazo Maza es “legítimo”, pero no moral (aunque los del partido oficial sólo saben que este es un árbol que da moras), porque ante tanta evidencia de parcialidad, colusión, corrupción e impunidad (sólo refiero a este sexenio: Casa Blanca, Malinalco, Lomas de Chapultepec, Ixtapan de la Sal, viajes oficiales con toda la parentela, amigos, cuates y compromisos, etc.) no se puede llamar ganador porque no tiene el respaldo convencido de los mexiquenses de bien. El cargo es una herencia familiar por “derecho de sangre”, no por obtención de votos honestos y dignos.
En el escenario político y electoral del país se dice que la elección del Estado de México, es el laboratorio de lo que será la presidencial, es por ello que no sólo los mexiquenses sino los mexicanos debemos prepararnos para no repetir los de 2012 y ésta de 2017 en el Edomex, si no corregimos nuestra historia estamos condenados a repetirla… y no debemos darnos ese descalabro una vez más.

La solución lamentablemente la tienen los diputados federales, nuestros “representantes populares”, quienes jamás nos pelan. Tienen la obligación de hacer una nueva legislación electoral, en donde de entrada se obligue a la segunda vuelta para presidente de la república, gobernadores, legisladores, alcaldes. En donde en ambas Cámaras no haya mayoría y se prohíban las coaliciones partidistas; esto es, PAN, PRD, Morena y PRI que presumen gran militancia, adherencia y simpatías, deben por sí solos encarar comicios con lo que tienen, para demostrar ser institutos políticos de verdad.

Con ello eliminaríamos a tanto partido rémora, oportunistas, cachavotos (PVEM, PT, PANAL, MC) que sólo sangran el erario público y son negocios familiares.

Esta nueva ley que se propone debe desaparecer las candidaturas plurinominales, con lo que rebajaríamos a 300 los diputados y a 68 los senadores. Convertir al INE en  un organismo ciudadano, sin presencia partidista.

Tal vez estas propuestas devuelvan a la ciudadanía su credo por el concepto DEMOCRACIA, hoy prostituido por los partidos políticos, para volver a las urnas.

Quizá sea un sueño guajiro, pero si hoy el TEPJF desconoce, porque no ganó en las urnas, el “triunfo” que le regala el IEEM, a Alfredo del Mazo, los mexiquenses y los mexicanos creeremos que asoma una incipiente democracia a México. Por ahora no la hay, porque el voto del ciudadano siempre termina judicializado.

Ahora, que en verdad el Estado de México sea el laboratorio democrático del país, no avalando un mentiroso “triunfo” del PRImo de Peña Nieto, quien dejaría su sexenio con sólo un buen hecho: aceptar que se equivocaron, para creer –insisto- que 2018 será otro intento de democracia.

Pero… como son priistas, dudo que esto suceda. Del Mazo Maza, no ganó, el IEEM le regala la Constancia de Mayoría, ¿el TEPJF será capaz de ser digno, honesto, ético, moral, imparcial y respetable  no avalando el fraude? Ahí les dejo el reto.

* Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU).

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas