.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Cañazos / El pago de impuestos es para dilapidarse

Arturo Bárcena Bazán

En México, al igual que en todos los países, se aprueba el presupuesto a ejercer en el año siguiente, presupuesto que tiene como base los impuestos que pagamos todos los mexicanos, presupuesto que al final de los doce meses tiene cuantiosos subejercicios, presupuesto que es dilapidado en varias formas y si no, veamos el presupuesto que solicita el Instituto Nacional Electoral, el dinero que se destina a los  nueve partidos oficiales,  a los candidatos independientes a puestos de elección popular, la forma como el Congreso de la Unión malgasta su ejercicio presupuestal - de 2006 a 2016, la Cámara de Diputados dobleteó el presupuesto asignado en el primero de esos diez años-, así también vemos cómo los presupuestos que se presentan para obras suntuosas o necesarias, por lo regular  se duplican respecto al aprobado al inicio de las mismas y si no lo creen, veamos  cuánto costó  la famosa Estela de Luz, cómo casi se duplicó al costo del Paso Exprés  Tlahuica en Cuernavaca,  Morelos,  cuánto costó finalmente la Ruta 12 del Metro de la Ciudad de México, cuánto costará a su término el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Ni qué decir de lo que se han robado de nuestros impuestos los gobernadores que están ahora en prisión o que deambulan amparados por las calles de nuestro territorio o del extranjero, así como los dos que permanecen detenidos en Italia y Panamá.

El derroche de dinero es enorme por eso es de aplaudirse la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ratificó la decisión del Congreso de Jalisco que aprobó la iniciativa presentada por el diputado independiente Pedro Kumamoto, de reducir dinero a los partidos políticos … lástima que la medida sea sólo para los diputados locales jaliscienses. La SCJN  indica en su resolución que cada entidad es libre de decidir la partida para cada uno de los partidos locales, lo que también abarca a los diputados de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México. Esto en cuanto al ámbito local, pero que no afectará a los diputados federales ni a los senadores, que en esta Legislatura decidieron no aprobar el recorte presupuestal a los partidos políticos, por lo que estos recibirán en 2018, nada más la  suma récord de seis mil 788 millones de pesos. Y ello porque no pueden sostenerse con las cuotas de sus militantes, que son los que realmente están obligados a financiar la existencia de su partido.

Otro efecto negativo que produce la enorme cantidad que reciben y recibirán los partidos políticos es que no les preocupe el que sus candidatos rebasen los topes de campaña electoral o realicen actos preelectorales. Se harán acreedores a una multa por parte del INE, multa que, sí acertó usted, será pagada con nuestros impuestos vía prerrogativas que les concede el INE., organismo que también los apoyará con una cantidad extra, millonaria, para gastos de campaña en el próximo año electoral
El presupuesto  de alrededor de 25 mil millones que solicita el INE para el próximo año, de los cuales serán 18 mil  226 de pesos para sus gastos propios  -el resto, entre seis mil y siete mil millones de pesos serán para los nueve partidos políticos - , se destinarán para viáticos, personal eventual, registro de candidatos, publicidad en medios de comunicación, para gastos de voto de mexicanos en el exterior, pero también para lavandería, pasajes nacionales e internacionales, jardinería, comidas, etc. etc. Todo ello gracias a los impuestos, que  por cierto el secretario de Hacienda José Antonio Meade, anunció no se aumentarán en el próximo año electoral.

Hay gobernadores que lejos de impulsar una iniciativa de ley para que sus Congreso Local reduzca las partidas para los diputados locales, se esmeran en hacer hasta lo imposible por crear caos dentro de su entidad. Es el caso del perredista morelense Graco Ramírez Garrido Abreu, quien en los últimos días se ha enfrentado a la SCT y su secretario Gerardo Ruiz Esparza, al presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco; al obispo Ramón Castro, al rector de la Universidad de Morelos, Alejandro Vera, a varias organizaciones sociales, todo ello porque cuenta con el apoyo de la mayoría de los 33 diputados locales, quienes en forma directa o indirecta reciben  o recibieron el apoyo del gobierno a través de las prerrogativas aprobadas para su campaña electoral o ya como miembros del Congreso Local morelense. Graco no malgasta el presupuesto aprobado para la Universidad, por ejemplo, solamente no lo libera, causando un caos administrativo ante la falta de pago al personal de la Máxima Casad e Estudios de Morelos.

Por todo lo anterior hay que reconocer la valentía,  cumplimiento a su promesa de campaña electoral, la preocupación que muestra por evitar el gasto indiscriminado para partidos locales, del diputado independiente del estado de Jalisco,  Pedro Kumamoto, denominada #Sin voto no hay dinero, haciéndose una reducción mayor en los años no electorales, dejando así al 60 por ciento menos de lo que actualmente reciben los partidos. Esta decisión, indica la Suprema Corte de Justicia de la Nación entrará en vigor a partir de 2019.

Kumamoto, afirma que esta aprobación en Jalisco se dio por la presión y activismo que la ciudadanía hizo en redes sociales. ¿Qué esperan los habitantes de las otras 31 entidades del país para promover la misma reducción en sus partidos locales? Con la propuesta -cuya base es que los partidos reciban un presupuesto de acuerdo con los votos obtenidos en la última votación- Jalisco se ahorrará 550 millones de pesos en tres años.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas