.

martes, 25 de julio de 2017

Enfoque Global / Repunte del crecimiento mundial previsto continúa por buen camino: FMI

José Luis Ortiz Santillán

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dado a conocer este lunes sus nuevas proyecciones sobre el crecimiento para 2017, anunciando una recuperación del crecimiento global, tal como lo indicó en abril pasado. El FMI señala que “El repunte del crecimiento mundial previsto en la edición de abril de Perspectivas de la economía mundial (informe WEO) continúa por buen camino, y se proyecta que el producto mundial aumentará 3,5% en 2017 y 3,6% en 2018. Las proyecciones del crecimiento mundial no han cambiado y ocultan contribuciones ligeramente diferentes de las economías nacionales”, precisa el organismo multilateral.

En sus proyecciones el FMI ha sido generoso con México, modificó su pronóstico de 1.7% para situarlo ahora en 1.9%, dentro del rango previsto en su última modificación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de 1.5 a 2.5%, superior a la previa de 1.3 a 2.3%, pero aún en el rango previsto en los Criterios Generales de Política Económica 2017, de entre 2 a 3%.

Respecto a América Latina y el Caribe, el FMI considera que, “Tras contraerse en 2016, la actividad económica de América Latina irá recuperándose poco a poco en 2017–18, de acuerdo con las previsiones, a medida que países como Argentina y Brasil se recuperen de la recesión”, por lo que la región podría crecer en 1% en 2017 y 1.9% en 2018, reduciendo en 0.1 puntos sus proyecciones de abril.

Para los países de América Latina que están enfrentando inestabilidad social como Brasil y Venezuela, el FMI cree que, pese a los problemas que enfrenta el gobierno de Michel Temer en Brasil, este país podría salir de la recesión y crecer en 0.3% en este año y en 1.3% en 2018, 0.1 puntos más y -0.4 puntos menos que en sus proyecciones de abril pasado, respectivamente. Sin embargo, para Venezuela, que en abril pasado el FMI había previsto una reducción en el crecimiento de economía de 7.4% para este año y en 4.1% para 2018, ahora prevé un nuevo deterioro, al igual que para el resto de países de la región..

Pero la generosidad del FMI mostrada con México, amenazado por el presidente Trump con cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no ha sido la misma con los Estados Unidos y el Reino Unido, donde prevé una reducción en su actividad económica. Para los Estados Unidos se proyecta un crecimiento de 2.1% para este año y el próximo; menor al 2.3% y 2.5% anunciado previamente, por debajo del 3% previsto por el presidente Donald Trump, al considerar el Fondo que la política fiscal estadounidense será mucho menos expansiva que lo previsto por el gobierno.

En cambio, para el Reino Unido el FMI ha estimado un crecimiento de sólo 1.7% en 2017 y de 1.5% en 2018. El Fondo prevé que el crecimiento se desacelere, por lo que el 1.7% representaría una reducción de -0.3 puntos respecto a las proyecciones de abril pasado, producto de una menor actividad económica, aún cuando proyecta un 1.5% para el próximo año, considerando las consecuencias del Brexit y las negociaciones de su salida de la Unión Europea.

Pero sin duda alguna, las nuevas proyecciones del FMI sobre el crecimiento mundial han considerado las contradicciones surgidas entre los Estados Unidos, China, Rusia y la Unión Europea, las cuales inciden el comercio mundial, pero donde hoy China y Europa podrían tener ventaja sobre el resto de las potencias económicas.

Pese a los problemas que puedan surgir en lo que resta del año, el FMI estima que el crecimiento global avanza según lo planeado, por lo que espera que la economía del planeta crezca en 3.5% en 2017 y en 3.6% en 2018; tasas de crecimiento que son superiores al crecimiento logrado en 2016, de sólo 3.2%.

Para China, que ha sido el motor del crecimiento mundial durante las dos últimas décadas y acostumbró al mundo a ritmos de crecimiento superiores al 11, 9 y 7%, el FMI prevé un crecimiento mayor a lo esperado inicialmente. En ese sentido, China estaría cosechando beneficios de sus reformas en un crecimiento más fuerte que lo previsto a principios del año, pues el Fondo proyecta un crecimiento del 6.7% en 2017, 0.1 puntos más que en abril pasado, y de 6.4% en 2018.

Al margen de la desaceleración del crecimiento en el Reino Unido, el FMI considera que el viejo continente tendrá un crecimiento mucho más fuerte de lo esperado, con lo cual podría alcanzar una tasa de 1.9% en este año y de 1.7% en 2018, 0.2 y 0.1 puntos más que en su proyecciones de abril pasado.

Sin embargo, ese crecimiento global oculta enormes diferencias entre algunos de los países, en particular entre el Reino Unido que se presta a decir adiós a la Unión Europea y la Europa continental; pues las previsiones para 2017 se revisaron al alza para países como Alemania, España, Francia e Italia, donde el crecimiento en el primer trimestre 2017 superó las expectativas, gracias a un aumento en la demanda interna, según el Fondo.

Pero si bien países como España e Italia se ve una recuperación vertiginosa, lo que ha llevado al FMI a aumentar sus proyecciones hasta en 0.5 puntos, con lo cual España crecería en 3.1% en 2017 y 2.4% en 2018, Italia en 1.3% y 1%, respectivamente; en cambio, el crecimiento de la economía francesa cae en 0.1 puntos en 2017 y 2018, para crecer en sólo 1.5% y 1.7% respectivamente; en tanto que la economía alemana podría crecer en 1.8% en este año, 0.2 puntos más que lo previsto en abril pasado, y el 1.6% en 2018, 0.1 puntos más que las proyecciones previas.

En el caso de Rusia, que parece condenada al aislamiento de sus socios y empujada a los brazos de China, el FMI ha, mantenido sin cambios sus proyecciones de crecimiento, situándolas en 1.4% para 2017 y 2018, al igual que ha hecho con la India, para la cual prevé un crecimiento de 7.2% en 2017 y 7.7% en 2018, superior al crecimiento de la economía china de los últimos años.

Para Japón y Canadá, dos de los países del Grupo de las 7 naciones más ricos del planeta, el FMI prevé que la economía japonesa crezca en ligeramente 0.1 puntos más que lo proyectado en abril pasado, con lo que alcanzaría una tasa de 1.3% en este año y de 0.6% en 2018; mientras que para Canadá el Fondo estima que podría crecer en 2.5% en este año, 0.4 puntos más que lo previsto en abril, pero en 2018 podría sufrir una reducción de 0.1 puntos, para crecer sólo en 1.9%.

Al margen de las proyecciones del FMI y de otros organismos multilaterales como el Banco Mundial, es evidente que la economía del planeta sigue atrapada en la crisis iniciada en 2008 y el comercio se encuentra atrapado en ella. La caída de los precios de las materias primeas, la crisis de la deuda soberana en los países desarrollados, los conflictos armados en Europa, Medio Oriente, África y Asia, la crisis migratoria, así como la vuelta al proteccionismo comercial son, entre otras, las características de esta crisis, la cual exige la coordinación de las políticas nacionales para superarla, hecho que parece cada día más lejano.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas