.

jueves, 27 de julio de 2017

En las Nubes / Por una buena causa

Carlos Ravelo Galindo

Aristóteles, según sus críticos, era misógino. Lo calificaron así por la siguiente expresión, dicen, que tuvo sobre las  mujeres. Permítasenos repetirla, con el debido respeto, por supuesto:

“La mujer es un ser de cabellos largos y de ideas cortas". El siguiente diálogo pone en entredicho la anterior frase. Veamos. Mejor leamos, el por qué de nuestra aseveración. Por supuesto que es una broma.
       
Ah, hoy come con nosotros el ingeniero Cuahutémoc Cárdenas Solórzano. En el Club Primera Plana. A ver qué dice.

Al buen entendedor, pocas palabras. Díganos si no.

Un  hombre mayor le dice a su esposa: "Marta, pronto cumpliremos 60 años de casados y me gustaría preguntarte algo: ¿alguna vez me fuiste infiel durante todo este tiempo?".

Marta responde: "Bueno, quiero ser honesta contigo. Lo cierto es que sí; te fui infiel tres veces durante estos  años, pero siempre por una buena causa".

Él obviamente triste por la confesión de su esposa, aduce: "Nunca tuve la más mínima sospecha. ¿Me puedes explicar a qué te refieres con "buenas razones"?

Marta le cuenta:

"La primera vez fue poco después de que nos casáramos. Estábamos a punto de perder nuestra casa porque no podíamos pagar la hipoteca.

¿Te acuerdas que una tarde fui a ver al banquero y al día siguiente se nos comunicó que nos extendían el préstamo?".

Henry, que tal es el nombre del marido, recuerda la visita al banquero y le dice:

"Puedo perdonarte esa vez, pues salvaste nuestra casa pero, ¿qué ocurrió la segunda vez?".

Marta le dice:

"¿Te acuerdas cuando estabas enfermo y no teníamos dinero para pagar la operación de corazón que necesitabas? 

Una noche fui a ver al médico y al día siguiente pasaste por el quirófano sin costo alguno".

"Sí, también lo recuerdo," dice Henry.

"Lo hiciste para salvar mi vida, así que por supuesto que puedo perdonarte.

Ahora cuéntame, qué pasó la tercera vez".

"Muy bien", contesta ella.

"¿Te acuerdas  cuando te presentaste para presidente en las elecciones del Club de Golf y necesitabas 73 votos más?".

Y Henry, conmovido perdió el sentido.

craveloygalindo@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas