.

lunes, 3 de julio de 2017

Cañazos / Objetivo : Sacar al PRI de Los Pinos

Arturo Bárcena Bazán

Se termina el primer semestre de este año, la inseguridad sigue en todo su apogeo, la Ley de Seguridad Interior está en el limbo, no hay fiscal anticorrupción, la situación económica la siente en sus bolsillos cada uno de los mexicanos, las elecciones terminaron y sólo en uno de los tres estados el candidato triunfador señalado por autoridades locales tiene su constancia de mayoría, el es Antonio Echevarría, gobernador constitucional de Nayarit. El próximo mandatario o mandataria del Estado de México y de Coahuila todavía  está en veremos.

Termina junio con un solo objetivo de la oposición: sacar al PRI de Los Pinos y para ello se ha formado o tratan de formar un Frente, el Amplio Opositor como le llama el PAN o el  Amplio Democrático como desea el PRD se llame la alianza entre PRD-PAN, a la que podría sumarse el siempre aliado al PRI, el Partido Verde. Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y Panal, no se han manifestado al respecto... hasta ahora.

Esta propuesta de crear un Frente, ya sea Amplio o Democrático, ha causado divisiones serias dentro del PRD; en el PAN la posición mayoritaria es que exista ese Frente Amplio, que debería ser encabezado por el candidato panista, aunque podría aceptar a un candidato ciudadano, según lo ha señalado Gustavo Madero, encargado de concretar por parte del PAN esta alianza con el PRD y con los partidos que deseen sumarse al proyecto con el cual se pretende que el próximo Presidente no sea priista y para ello quieren aprovechar el bajo porcentaje de popularidad que en estos momentos tiene el Presidente Peña Nieto, derivado de su actuar político y de los gobernadores priistas detenidos por actividades ilegales en perjuicio del erario público  del estado que gobernaron.

Es la propuesta, como sucede siempre que uno de sus grupos propone una iniciativa, un pretexto o medio para dividir, aun más, al partido, división encabezada por René Bejerano y su esposa, la senadora Dolores Padierna, las misma que fue apoyada por la dirigente nacional Alejandra Barrales, para que llegara a  la coordinación de los senadores perredistas, en sustitución de Miguel Ángel Barbosa.
El eterno aliado del PRI, el Partido Verde, se muestra partidario de integrarse a este Frente creado por el PAN y el PRD, Frente que aún concretándose de inicio puede no fructificar, porque seguramente todos los precandidatos de los dos Partidos principales querrán ser el que compita por ser el próximo Presidente de la República..
La mayor división será en el PAN, ello porque el candidato del Frente a la Presidencia de la República sería panista, siempre y cuando el PAN acepte que el candidato para gobernar la Ciudad de México sea de extracción perredista. Si el pastel está dividido entre el PAN y el PRD, los otros partidos, incluyendo al PVEM, se sumarían y obtendrían solo seguridad para continuar con su registro oficial y con un número bajo de diputados federales y senadores.

Esta repartición, Presidencia para el candidato del PAN, Ciudad de México para el candidato del PRD, podría fortalecer a Salomón Chertorivski  Woldenberg, ex secretario de Salud con Felipe Calderón y responsable del Seguro Popular, que contaría con el apoyo del ingeniero Cuauhtémoc  Cárdenas  – Salomón  fue secretario de Desarrollo Económico de Michoacán durante el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel y fue Cuauhtémoc quien lo recomendó con Miguel Ángel Mancera-; también cuenta con el apoyo de Patricia Mercado, secretaria de Gobierno y con el de Edgar Amado,r secretario de Finanzas capitalino.

El Grupo Galileo, perredista, expresó su vocero Fernando Belaunzarán, considera que podría ser un candidato independiente el que encabezara al Frente rumbo a la Presidencia de la República.
Si el Frente finalmente no se concreta o si se concreta con gran divisionismo entre los partidos, el favorecido, sin lugar a dudas, sería el PRI. Es por ello que la cúpula del Institucional permanece a la expectativa
Además de la creación de este Frente también ha surgido la voz de tener en el 2018 un gobierno de coalición, varios investigadores del Instituto de Ciencias Jurídicas de la UNAM  consideran factible este tipo de gobierno que llevaría a la gobernabilidad.

Diego Valadés, ex subsecretario d Gobernación, ex procurador general de la República, miembro de una brillante generación de licenciados en Derecho (1962-1966)   - de la que formaron parte entre otros, Ignacio Ovalle, Juan José Bremer Martino, César Augusto Camacho Félix ( en el jurídico de Presidencia y en la Conasupo) notarios públicos (cuando menos siete), cónsules como Enrique Loeza Tovar, periodistas, diputados federales (recuerdo entre ellos a Francisco Salas Hernández, quien impulsó la  construcción de la carretera Alchichica a  Ciudad Serdán, allá por las faldas del Pico de Orizaba, así como de directores de la Facultad de Derecho de la UNAM -  encabeza el grupo conformado entre otros por los doctores en Derecho Héctor Fix, Daniel Barceló, José Gamas, Pedro Salazar, que entregaron un anteproyecto de Ley de Gobierno de Coalición que le fue encargado por el Centro de Estudios y Derechos e Investigaciones Parlamentarias de la Cámara de Diputados al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Democracia no es sólo un procedimiento electoral, también es una forma de gobernar y con un gobierno de coalición se acabarían los  riesgos de tener un Presidente de la República que llegue al cargo con muy poco apoyo popular. Se estima que el PRI,  Morena, Frente Opositor o Democrático, llegarían a la Presidencia con un promedio de entre 30 y 35 por ciento de los votos, contra el 65 por ciento de los mexicanos que lo rechazaron en las urnas.

PRI, Morena, Frente Opositor o Democrático, candidato independiente decidirán con qué candidato y forma de gobierno llegarán a julio de 2018, en las elecciones para la Presidencia de la República.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas