.

martes, 4 de julio de 2017

Cañazos / Efervescencia política a partir de este mes

Arturo Bárcena Bazán

Terminó el primer semestre con la propuesta de crear tres frentes políticos, dos en alianza PAN-PRD y otro de candidatos independientes, mientras el PRI se mantiene sereno.

Julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre cuando se presume se lanzará la convocatoria para los aspirantes a la Presidencia de La Republica serán meses eminentemente políticos, con declaraciones de distinguidos miembros de los nueve partidos oficiales, a los que se podía sumar la candidata independiente del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, la jalisciense María de Jesús Patricio Martínez, postulada el mes pasado por el Congreso Nacional del EZLN, así como Armando Ruiz Piter y otros independientes.

Son alrededor de 30 los aspirantes a la candidatura presidencial por parte de los  nueve partidos oficiales, de esos treinta sólo quedarán dos o tres de los que buscan alianza a los que se sumarían, en lo personal, a Andrés Manuel López Obrador que irá, hasta ahora,  solo por Morena y  su aliado el Partido del Trabajo y  la representante del EZLN, organización que ha afirmado que no irá en alianza con ningún partido. EL PRI está en busca de renovar las alianzas que ha tenido en los últimos años, aunque el PVEM parece ser que quiere salirse del huacal priista.

En el PAN y el PRD, la división está al rojo vivo, ya en la última semana se dieron las primeras reuniones entre candidatos y líderes de cada uno de esos partidos y lejos de llegar a acuerdos, la división se ahonda.

En el PAN se dio inicio a las reuniones entre los seis aspirantes a ser el candidato del Partido, Margarita Zavala, Ricardo Anaya,  Ernesto  Ruffo  Appel, Carlos Romero Hicks, Luis Ernesto Derbez, tras tres horas de “diálogo” no llegaron a ningún acuerdo, sobre todo en lo referente al método de selección del candidato. Del primer cónclave panista todos salieron disgustados, cónclave en el que las propuestas de Margarita Zavala no fueron aceptadas, se esfumaron.

Fueron cinco puntos los acordados en esta reunión de precandidatos:1) Trabajar todos en la plataforma electoral 2018-2014, 2) cuidar la unidad y la fortaleza del partido, 3) continuar el diálogo entre militantes y con otros partidos y sociedad, 4) respetar los calendarios electorales y 5) garantizar el piso parejo, lo que3 se ve imposible mientras Ricardo Anaya siga siendo presidente nacional y aspirante panista a la candidatura presidencial.

Algunos panistas que aspiran a la postulación no asistieron, sobresaliendo entre ellos Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla; Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz y  en segundo término, con pocas probabilidades de figurar en el elenco presidencial panista, el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez.

Gustavo Madero encargado de llevar a cabo la creación del Frente Amplio Opositor, como lo llama el PAN, indica que “el PAN se encuentra atrapado porque sus liderazgos prominentes están preocupados más en sus agendas personales que en el partido”. Tiene razón, Madero no ha  contado con la aportación de ideas por parte de los candidatos blanquiazules para conformar una propuesta política,  económica, de seguridad, educativa, que sea plasmada en el Frente que se pretende crear. Ya lo dijo el calderonista, ex secretario de Hacienda y actual senador panista: Una alianza con el PRD sería artificial y propone que sea Margarita Zavala quien sea la abanderada del PAN, en solitario. Claro, Cordero es de extracción calderonista, como ya mencionamos.

Lo cierto es que de estas reuniones pro Frente, el PAN terminará sumamente dividido y será muy difícil para Madero y para quien sea el próximo Presidente Nacional, si finalmente Ricardo Anaya decide postularse como precandidato a la Presidencia de la República, lograr reestructurar al partido, que actualmente cuenta con 13 gubernaturas, número de buena o mala suerte, como usted quiera tomarlo.

Pero si el PAN está dividido, el PRD también lo está, aunque en la reciente reunión nacional que hubo en Oaxtepec, Morelos, todo parece indicar que las aguas se mantienen aparentemente tranquilas, al aprobarse la alianza con el PAN. Esta tranquilidad, téngalo usted  por seguro, es solo aparente.

Igual que lo hizo el PRD en Oaxtepec, hubo otra reunión en la Ciudad de México. En un restaurante de la colonia Polanco comieron gobernadores del PAN y del PRD, en lo que podría calificarse de “conclave de  gobernadores<”. Por el PRD estuvieron el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu; el de Michoacán, Silvano Aureoles Acosta: el de Tabasco, Arturo Núñez. Por el PAN estuvieron en la mesa Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas: José Rosas Aispuru, de Durango, José Antonio Gali, de Puebla. El tema principal fue la próxima sucesión de dirigentes de Alejandra Barrales, del PRD, y Ricardo Anaya, del PAN, “que deben dejar sus cargos”. Los gobernadores ausentes fueron Miguel Ángel Mancera, de la Ciudad de México, Miguel Ángel Yunes Linares, de Veracruz; Carlos Joaquín González, de Quintana Roo y Jesús Domínguez, de Querétaro, los dos últimos sin ninguna aspiración presidencial. Graco aspira si no es el candidato a suceder a Peña Nieto a ser el presidente del PRD, teniendo en Beatriz Mojica, actual secretaria general, a una contrincante de fuerza interna, entre la militancia.

Cifras conservadoras consideran que el 80 por ciento de los liderazgos perredistas del 2012, se estarán perdiendo o ya están perdido por el PRD. Tan solo tres ejemplos: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Ifigenia Navarrete y Porfirio Muñoz Ledo, que está en pro de una alianza de las izquierdas, en las que incluyen a AMLO. No a una alianza con el PAN.

En la reunión del PRD en Oaxtepec se dio una cifra que puso los pelos de punta a los perredistas. Los “Chuchos”, encabezados por Jesús Ortega y Jesús Zambrano, consideran que serán derrotados si van solos en la elección del 2018. Obtendrían tan solo el 8 por ciento de los votos. Aliados con el PAN, PVEM, Panal, Movimiento Ciudadano y Partido Encuentro Social  podrán alcanzar el 44 por ciento. Solo que MC afirma que ira solo en las elecciones presidenciales.

El PRI navega con incertidumbre en su interior hacia la Asamblea Nacional que se efectuará el próximo 12 de agosto, tiene a alrededor de diez aspirantes a la candidatura presidencial: Miguel Á Ángel Osorio Chong, José Nuño Mayer, Luis Videgaray, José Antonio Meade (AMLO lo considera el bueno), Ivonne Ortega, Eruviel Ávila Villegas, Enrique de la Madrid, e incluso Manlio Fabio Beltrones Rivera y uno o dos candidatos ciudadanos.

Lo mejor sería que el Instituto Nacional Electoral regule lo spots propagandísticos de los paridos y aspirantes, que los medios de comunicación impresos y electrónicos no se excedan en información sobre el tema. Hay diarios que dedican de tres a cuatro páginas a este proceso, con la mayor parte de sus columnas políticas dedicadas al tema, cuando el editor podría indicar que los columnistas se fueran rotando por días y no todos el mismo día hablar de lo mismo.. Esto debe de ser regulado por el INE y por los propios responsables, editores o dueños de esos medios de comunicación, Hay temas culturales, sociales, tecnológicos que podrían ocupar esos espacios políticos. La ciudadanía lo agradecerá. En estos meses sólo será el bla,bla,bla, sobre el mismo tema de parte de esos treinta aspirantes y nueve pardos oficiales, más los independientes.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas