.

viernes, 7 de julio de 2017

BID respalda a Chiapas en acciones para mejorar la cobertura médica materno-infantil

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Chiapas, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), registró una reducción del 32.4 por ciento en mortalidad materna, durante los últimos 10 años.

En lo que va de la administración de Manuel Velasco Coello, es decir, en los cuatro años recientes, se registró una disminución del cinco por ciento, siendo el 2016 el año en el que se presentaron menos muertes por complicaciones en el embarazo y el alumbramiento.

De acuerdo con la plataforma de notificación inmediata de la Secretaría de Salud federal, durante el primer semestre del 2016 Chiapas reportó 49 defunciones maternas; en el mismo periodo del 2017, se registraron 34 decesos, es decir siguen a la baja.

El gobierno estatal reconoce que la mortandad materna es un reto histórico, provocado por una serie de factores, como la geografía propia de la entidad y la dispersión poblacional, que complica que las mujeres, sobre todo indígenas, accedan a los servicios médicos oportunos que les permita vigilar el embarazo desde su inicio.

La Secretaría de Salud, en este sentido, intensificó las acciones para atender el binomio madre-hijo mediante el mejoramiento de la infraestructura física hospitalaria de primer y segundo nivel; el suministro en tiempo y forma de insumos y medicamentos; y aumentó la profesionalización y capacitación del personal médico y parteras tradicionales. Cabe detallar que se han capacitado cuatro mil 428 parteras tradicionales.

La dependencia mantiene protocolos activos de control prenatal, detección de infecciones, e intensificó el trabajo interinstitucional a nivel federal y estatal para garantizar la política del cero rechazo a las mujeres que requieren de atención médica.

Otra medida implementada por la Secretaría de Salud que ha resultado efectiva para que más mujeres prevengan a tiempo complicaciones del embarazo, ha sido la búsqueda intencionada de embarazadas. Tan solo durante 2016 otorgó 243 mil 591 consultas prenatales para la detección de problemas que condicionan prematurez o alteraciones genéticas en el neonato.
Chiapas cuenta con 16 Casas Maternas, las cuales brindan atención médica prenatal y promueven el parto más humanizado de manera integral y con base en los usos y costumbres de cada región, donde participa personal comunitario e institucional.

Las instalaciones cuentan con habitaciones adecuadas para brindar alojamiento a la mujer y a un acompañante, durante el embarazo, el parto y el puerperio, es decir durante 40 días luego del parto. Además, están equipadas con cocina, comedor, estancia, área de lavado, baños y patio o jardín; tienen un espacio con equipo apropiado para la atención de partos eventuales, de acuerdo a los usos y costumbres de cada región.

Las 16 casas maternas están ubicadas en los municipios de Acala, Cintalapa, Comitán, Huixtla, Las Margaritas, Ocosingo, Salto de Agua, San Andrés Larráinzar, San Cristóbal de Las Casas, San Juan Chamula, Sitalá, Tila y Zinacantán, así como en las localidades Revolución Mexicana del municipio de Villa Corzo, y Nuevo Huixtán y Amparo Agua Tinta de Las Margaritas.

Otro factor fundamental para la disminución de muertes maternas en Chiapas ha sido la sinergia del gobierno de Manuel Velasco con organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID); de hecho, la entidad sureña es la única del país que recibe asesoría técnica de este organismo a través de la Iniciativa Salud Mesoamérica, en 30 municipios con menor índice de desarrollo humano.

La Iniciativa Salud Mesoamérica se aplica en tres etapas para aumentar el acceso y la calidad de los servicios básicos para menores de cinco años y mujeres en edad fértil, mediante las Jurisdicciones Sanitarias de San Cristóbal de Las Casas, Pichucalco, Palenque y Ocosingo.

La primera etapa de la Iniciativa se llevó a cabo del 17 de septiembre de 2012 al 17 de marzo de 2014; y de acuerdo con la secretaria ejecutiva del programa, Emma Iriarte, Chiapas mejoró los niveles globales de disponibilidad de equipos, medicamentos e insumos en las unidades de salud, lo que permitió iniciar con la siguiente fase.

La segunda etapa de la Iniciativa Salud Mesoamérica, que inició el 5 de mayo del 2016 y concluirá el 4 de mayo del 2018, está enfocada en mejorar la atención y proteger integralmente la salud materna e infantil, y una vez que se conozcan sus resultados se podrá en marcha la tercera y última etapa.

A la par, se desarrollan las competencias de mil 300 trabajadores de salud y 800 parteras, y se trabaja en la creación de 800 plataformas comunitarias en salud; además de que se han mejorado los procesos hospitalarios, adecuando la interculturalidad en los servicios de parto y se brindan apoyos de transporte para los habitantes de comunidades alejadas.

En la ejecución de la Iniciativa Salud Mesoamérica se invierten alrededor de 6.3 millones de dólares, el gobierno chiapaneco participa con 3.8 millones de dólares y la Iniciativa Salud Mesoamérica aporta 2.5 millones de dólares, además de que existe un incentivo complementario al programa, si se logra el 100 por ciento de las metas basadas en indicadores.

Evitar la muerte materna es una de las prioridades del gobierno chiapaneco, por ello ha puesto especial énfasis en los cuatro momentos críticos del proceso de gestación, que van de la planificación familiar, el embarazo, el parto y el puerperio, es decir, 40 días después del alumbramiento, de tal forma que más mujeres y niños ejerzan su derecho a la salud.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas