.

miércoles, 28 de junio de 2017

¿Vida social y vida FIT? ¡Sí es posible!

Marlen Treviño

La mayoría de los días eres ejemplo de vida saludable, tu rutina de trabajo y casa ayuda a seguir un régimen saludable y sentirte bien.

Pero llega el fin de semana o las comidas de trabajo, la fiesta con amigos, la reuniones familiares y todo el esfuerzo se va por la borda! ¿Te suena conocido?

Muchas veces las actividades de nuestra vida social o laboral nos obliga a comer fuera de casa y la variedad de opciones que encontramos en la calle es enorme, desde la tienda de conveniencia, los tacos en la esquina, los restaurantes de moda, etc. En fin, la tentación está por todos lados.

En el caso de restaurante:

- Ordena del menú de entradas las porciones son más pequeñas y ligeras.
- Evita las pastas: Con el espagueti, lasaña, ravioles es facilísimo perder el control y las porciones de restaurante son enormes.
- Pide carne magra: Pescado, pollo o carne. A la parrilla, vapor, asados, rostizados, hervidos u horneados.
- Cambia los complementos: Solicita que cambien el puré o arroz por vegetales o ensalada.’
Aderezos, cremas y gravys: Si no quieres aumentar tres sesiones de spinning a la semana ahórrate las calorías. Pídelos aparte.
- Previsión: Si tienes una cena planeada come suficiente y sano durante el día. Te sentirás saciado cuando llegue la noche y soportarás mejor la tentación.
- ¿Postre? Si tomaste alcohol, evita el postre, o trata de cambiar la rebanada triple de pay de queso por una opción más ligera, como fruta horneada con helado. Y compártelo con alguien.
- No se trata de privarte, imagina unas verduras salteadas, un salmón a la parrilla, un sorbete de mango para terminar. ¿No suena tan mal, verdad?

En el caso de fiesta o reunión:

- Alcohol:
Si puedes evitarlo, bravo! Si no, por lo menos limita su consumo, vino tinto, mezclas con agua mineral o cerveza bajas en calorías y con moderación! Piñas coladas o licores con jugos azucarados son pésimos.

- ¡No avises!:
Ni se te ocurra comentar que cuidas tu alimentación, ¡te van a insistir que pruebes todo!

- Elige sabiamente lo que vas a comer:
Aumenta tu ración de ensalada y coloca menos arroz en tu plato, selecciona más proteínas y menos carbohidratos. Esta es una magnífica estrategia para mantener tu peso durante las fiestas.

- Come una fruta o ensalada antes de ir a cada fiesta.
Si quieres mantener peso, lo mejor es que jamás llegues hambriento a una fiesta porque comerás el doble. Es importante que te mantengas satisfecho teniendo a la mano alimentos saludables.

Disfruta con moderación y conserva tus avances. Combinar vida social y vida FIT sí es posible.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas