.

miércoles, 7 de junio de 2017

OCDE recorta pronóstico de crecimiento para México

La ralentización económica que vive México desde 2016, cuando su crecimiento se limitó al 2 %, se prolongará este ejercicio y el próximo, según la OCDE, que revisó a la baja sus expectativas de crecimiento.

En su informe semestral de perspectivas publicado hoy, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dejó la previsión de crecimiento para 2017 y 2018 en el 1,9 % y el 2 %, respectivamente, cuatro décimas menos en cada caso de lo que había anticipado en noviembre.

Señaló, además, que los riesgos que pesan sobre esas perspectivas son "considerables", en particular ante la incertidumbre por la voluntad de Washington de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los autores del informe hicieron notar que en una economía tan abierta como la mexicana, integrada en las cadenas de producción regionales, tanto la producción industrial como la inversión y las exportaciones han resistido a esa amenaza de renegociación o a otras eventuales medidas proteccionistas.

Pero, sin citar explícitamente ni a Estados Unidos ni a su presidente, Donald Trump, advirtieron de que si hubiera anuncios "desfavorables" sobre esa cuestión, podrían hacer descarrilar la inversión, la producción manufacturera y las exportaciones.

De acuerdo con el escenario de la OCDE, la inversión, que quedó prácticamente congelada en 2016 (el ascenso se limitó al 0,4 %), debería seguir en una tendencia muy similar este ejercicio (0,5 %) antes de recuperarse de forma moderada el próximo (1,2 %).

Por eso, el principal vector para una esperada recuperación es el restablecimiento gradual de la confianza, apoyado en la fortaleza del sector manufacturero y en la depreciación del peso, que ha favorecido la competitividad de cara al exterior.

Por su parte, los autores del estudio advirtieron de que el consumo privado estará limitado por el repunte "temporal" de la inflación por la devaluación del peso y la liberalización de los precios de los carburantes (del 2,8 % de media en 2016 se calcula que subirá al 5,3 % en 2017 antes de pasar al 3,8 % en 2018).

Eso es lo que ha conducido a un endurecimiento de las condiciones monetarias -y consecuentemente las de crédito-, con un tipo de interés que está en el 6,75 %, el nivel más elevado de los últimos ocho años.

La OCDE consideró que después del plan plurianual de consolidación fiscal puesto en marcha por el Gobierno en 2013 para reducir el déficit presupuestario, hay un amplio margen para hacer el sistema fiscal más redistributivo.

Además, estimó que la lucha contra la evasión fiscal y medidas para disminuir las exenciones deberían servir para reforzar el gasto social y eliminar la pobreza extrema.

En una línea similar, indicó que extender los servicios de guardería y de educación preescolar con una mejora de su calidad constituirían incentivos para aumentar la participación laboral de las mujeres, reducir las desigualdades y poder afrontar problemas de escasez de calificación en el futuro.

Fuente: Crónica.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas